Fecha actual 13 Dic 2019 8:37

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 139 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Ene 2009 3:18 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 20 Sep 2007 0:45
Mensajes: 518
Ubicación: Al oeste de Kazan
b escribió:
Ese primitivismo tímbrico, esa inconcrección (dentro de un límite, claro) para las manchas abstractas, ese salvajismo primario... que mejor representación pueden tener, que tocado por "orquestas especializadas" :lol:

:rolling:
¡Orquestas historicistas!

La verdad es que su teoría está muy bien. Sólo añadiría la salvedad de que siempre es algo más fácil que una orquesta buena toque inconcreta y salvaje que lo contrario, sobre todo si tienen un gran director que les muestre cómo tocar "mal".

_________________
Fue sin querer queriendo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Ene 2009 0:36 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
Mañana empezamos con la cuarta escena: el tremebundo encuentro madre-hija ;)

¡Ah! La risa que había pensado es la del Así habló Zarathustra:

http://www.box.net/shared/aqh6ol7zoh

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Ene 2009 11:06 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Sep 2006 20:33
Mensajes: 1976
Interesante teoría de b sobre el primitivismo orquestal. Pero yo me inclino por lo contrario: la visión "salvaje"que tenemos de esta ópera está marcada precisamente por las limitaciones de las interpretaciones de orquestas y directores "menos buenos". En una partitura tan compleja y con tantos matices, la opción facilona es tirar por la vía expresionista.
Ay, si Clemens Krauss hubiese grabado "Elektra"...

_________________
Las pequeñas cosas son las que hacen la vida.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Ene 2009 12:13 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
<center>ENFRENTAMIENTO CON KLYTEMNESTRA (I)

PISTA 6</center>

(Stürzt ab durch die Hoftür. An den
grell erleuchteten Fenstern klirrt
und schlürft ein hastiger Zug
vorüber: es ist ein Zerren, ein
Schleppen von Tieren, ein
gedämpftes Keifen, ein schnell
ersticktes Aufschreien, das
Niedersausen einer Peitsche, ein
Aufraffen, ein Weitertaumeln.
In dem breiten Fenster erscheint
Klytämnestra. Ihr fahles,
gedunsenes Gesicht, in dem grellen
Licht der Kackeln, erscheint noch
bleicher über dem scharlachroten
Gewand. Sie stützt sich auf eine
Vertraute, die dunkel violett
gekleidet ist, und auf einen
elfenbeinernen, mit Edesteinen
geschmückten Stab. Eine Gelbe
Gestalt, mit zurückgekämmtem
schwarzen Haar, einer Ägypterin
ähnlich, mit glattem Gesicht, einer
aufgerichteten Schlange gleichend,
trägt ihr die Schleppe. Die Königin
ist über bedeckt mit Edelsteinen
und Talismanen. Die Arme sind voll
von Reifen, ihre Finger starren von
Ringen. Die Lider ihrer Augen
scheinen übermäßig groß und es
scheint ihr eine furchtbare
Anstrengung zu kosten, sie offen zu
halten. Elektra richtet sich hoch
auf. Klytämnestra öffnet jäh die
Augen, zitternd vor Zorn tritt
sie ans Fenster und zeigt mit
dem Stock auf Elektra.)


    (Ella se precipita por la puerta que
    da al patio. Una procesión desfila
    apresuradamente a lo largo de los
    ventanales, arrastrando animales,
    con gritos reprimidos, alaridos de
    sofoco, caminando a tumbos: todos,
    bestias y hombres, bajo el
    chasquido de un látigo.
    Clitemnestra hace su aparición tras
    una amplia ventana. La palidez de
    su rostro, bajo el resplandor de las
    antorchas y el color púrpura de sus
    vestiduras, se presenta aún más
    mortecina. Ella se apoya sobre una
    dama de confianza, vestida con
    ropajes de un color violeta oscuro,
    y sobre un bastón de marfil
    rematado con piedras preciosas.
    La cola de sus vestiduras es llevada
    por una figura de color amarillo
    cuyo pelo negro aparece recogido
    hacia atrás, aparentemente egipcia,
    con un rostro blanquecino y
    semejando una serpiente erguida.
    La reina está enteramente cubierta
    de piedras preciosas y talismanes,
    sus brazos rodeados de brazaletes, y
    sus dedos, de anillos. Los párpados
    aparecen extraordinariamente
    grandes y ella parece tener que
    realizar un esfuerzo sobrehumano
    para mantenerlos abiertos. Electra
    se levanta. Clitemnestra abre sus
    ojos y, convulsionada por la ira, se
    acerca a la ventana, desde donde
    señala a Electra con su bastón).

Musicalmente, la entrada en escena de la reina, supone una de las transiciones orquestales más impresionantes de la literatura operística straussiana. Tomando como base el ostinato comentado anteriormente en cuerdas, trompas y maderas graves, asistimos a una percusión desbocada (látigo incluido), a los característicos sonidos de las tubas wagnerianas aullando como auténticas bestias en 00:13 y 00:15, a breves interrupciones, que introducen mayor tensión, en 00:22 y 00:28 del motivo de Klytemnestra ESPOSA en las trompetas y maderas altas contrastando con el ostinato en duración disminuida en las cuerdas:

<center>Imagen</center>

En 00:35 y 00:38 los trombones y la tuba contrabajo introducen rápidos tresillos ascendentes que acaban desembocando en el frenesí general de cuerdas desplegando escalas ascendentes sin cesar, vientos entregados al ostinato rítmico y, en un último golpe de efecto, la tuba contrabajo y todos los trombones (incluido el contrabajo) se lanzan a pregonar el motivo del LINAJE (00:46), presagiando un enfrentamiento madre-hija.

Cuando finalmente aparece Klytemnestra nos encontramos un personaje demacrado, torturado, carcomido por sus remordimientos y miedos. Musicalmente es un retrato impresionante: Strauss recurrió a una música altamente disonante que nos aleja de la claridad del mundo de Chrysothemis. Si bien
Fa sostenido Mayor es la tonalidad asociada a Klytemnestra, toda su inestabilidad psicológica y todos los sueños que la atormentan se retratan también con la dualidad Si menor-Fa menor que ya hemos mencionado anteriormente.

Estructuralmente dividiremos la larga escena, que constituye el verdadero eje y nudo de la ópera, con el enfrentamiento directo de estas dos personalidades femeninas tan destacadas y opuestas, en tres partes. Una primera parte introductoria en la que la reina se ve seducida por la envenenada dulzura de las palabras de Elektra y accede a revelarle sus temores, a solas, cara a cara. Una segunda parte en la que dichos temores son relatados y ante los que Elektra dice conocer el remedio. Una tercera parte, clímax de la escena, en la que Elektra revela cuál es la solución adecuada (el asesinato de la horrorizada Klytemnestra) al que sigue un inesperado final. Comenzamos por la introducción a la larga escena con una primera sección cantada por la reina (00:51 hasta el final de la pista 6):


KLYTÄMNESTRA
Was willst du? Seht doch, dort!
So seht doch das!.
Wie es sich aufbäumt mit geblähtem
Hals und nach mir züngelt!
Und das laß ich frei
in meinem Hause laufen!
Wenn sie mich mit
ihren Blicken töten könnte!
O Götter,
warum liegt ihr so auf mir?
Warum verwüstet ihr mich so?
Warum muß meine Kraft
in mir gelähmt sein?
Warum bin ich lebendigen Leibes
wie ein wüstes Gefild
und diese Nessel wächst
aus mir heraus, und ich hab'
nicht die Kraft zu jäten!
Warum geschieht mir das,
ihr ew'gen Götter?

    CLITEMNESTRA
    ¿Qué quieres tú?, ¡miradla!.
    ¡Mirad cómo se rebela contra mí,
    con su cuello hinchado
    y su lengua viperina!.
    ¡Y pensar que le permito andar
    libremente por mi casa!.
    ¡Ah, cómo le gustaría matarme
    tan sólo con su mirada!
    ¡Oh Dioses!
    ¿por qué he de seguir soportándola?,
    ¿por qué me atormentáis así?
    ¿por qué bloqueáis mis fuerzas?,
    ¿por qué me habéis convertido
    en un cuerpo viviente
    que habita en un desierto,
    con esta ortiga que me devora
    por dentro, sin que yo sea capaz
    de expulsarla?,
    ¿por qué, Dioses eternos,
    me sucede todo esto?.

Este primer fragmento nos describe de forma bastante precisa a la atormentada reina. Tras unos gemidos orquestales 00:51 y 00:54 cuando Klytemnestra se sorprende por el encuentro con su hija, comienza su breve lamento. Es un estilo lento, cansino, muy en línea con el peso del remordimiento que soporta, con una orquestación que da preferencia a los vientos graves y a las tubas wagnerianas. La inestabilidad armónica, en consonancia con el espíritu alterado de la reina, es constante. Los sufrimientos que le causa la visión de su hija (¿o son sus remordimientos? :roll:) encuentran su representacion orquestal en las maderas que entonan una especie de SUFRIMIENTO (02:13):

<center>Imagen</center>

Este motivo aparece varias veces a lo largo de esta escena pero con figuración alterada. Unas oscilantes figuras en las flautas y clarinetes 02:28 completan esta descripción de podredumbre interior.


<center>Imagen

PISTA 7</center>

ELEKTRA
Die Götter!
Bist doch selber eine Göttin,
bis, was sie sind!

    ELECTRA
    ¡Los Dioses!,
    ¡tú misma eres
    una diosa como ellos!.

KLYTÄMNESTRA
(Zu ihren Begleiterinnen.)
Habt ihr gehört?
Habt ihr verstanden, was sie redet?

    CLITEMNESTRA
    (Dirigiéndose a sus acompañantes).
    ¿Habéis oído?,
    ¿comprendéis lo que dice?.

DIE VERTRAUTE
Daß auch du von Stamm

der Götter bist.

    LA DAMA DE CONFIANZA
    Que tú eres de la misma estirpe
    que los dioses.

DIE SCHLEPPTRÄGERIN
(Zischend.)
Sie meint es tückisch.

    LA PORTADORA DEL MANTO DE LA REINA
    (Siseando).
    Lo ha dicho con insidia.

La enigmática reacción de Elektra ante los sufrimientos maternos, y que alcanza un expresivo Sol4 sostenido (pista 7, 00:12), deja descolocada a la reina. ¿Quién es esta Elektra y cuáles son sus intenciones? Sus acompañantes lo dejan bien claro, y la orquesta aún más: LINAJE y AGAMMENON en 00:30.

KLYTÄMNESTRA
(Indem ihre schweren Augenlider
zufallen.)

Das klingt mir so bekannt.
Und nur als hätt' ich's vergessen,
lang und lang. Sie kennt mich gut.
Doch weiß man nie,
was sie im Schilde führt.

    CLITEMNESTRA
    (Cerrando muy lentamente
    los ojos).

    Esto me resulta muy familiar.
    Hacía tiempo, mucho tiempo,
    que lo había olvidado.
    Me conoce bien. Pero nadie sabe,
    realmente, qué trama.

(Die Vertraute und die
Schleppträgerin flüstern
miteinander.)


    (La dama de confianza y la
    portadora del manto real
    cuchichean entre sí)

Pero para la sufridora Klytemnestra las palabras de Elektra suenan distintas, y por ello la orquesta entona en 00:39 el motivo de Klytemnestra MADRE, un canto en su tonalidad Fa sostenido Mayor, como recuerdo de los tiempos en los que las cosas eran distintas.

ELEKTRA
(Nähert sich langsam
Klytämnestra.)

Du bist nicht mehr du selber.
Das Gewürm hängt
immerfort um dich!
Was sie ins Ohr dir zischen,
trennt dein Denken fort
und fort entzwei,
so gehst du hin im Taumel,
immer bist du, als wie im Traum.

    ELECTRA
    (Aproximándose lentamente a
    Clitemnestra).

    Tú ya no eres la misma de antaño,
    ¡con esa repugnante serpiente
    colgada siempre de ti!.
    Lo que ella te susurra a la oreja
    no hace sino enloquecerte,
    hasta el punto de que vagas,
    tambaleándote, como si estuvieras
    en medio de un sueño.

Elektra también se acuerda de tiempos pasados, pero a su manera. Por su cabeza pasan los recuerdos del padre asesinado (AGAMMENON y RECUERDO en 01:31) y su objetivo es conquistar a la reina. Debe deshacerse de la compañía y, para ello, prosigue con su falsa cantinela, esta vez sobre un motivo de CONSUELO 01:38:

<center>Imagen</center>

La insidiosa compañía se representa a partir de 01:45 mediante un sólo de violín y las flautas, algo que nos puede recordar a la caricatura de los enemigos del héroe en Ein Heldenleben.


KLYTÄMNESTRA
Ich will hinunter.
Laßt,
laßt, ich will mit ihr reden.

    CLITEMNESTRA
    Quiero bajar.
    ¡Dejadme!,
    ¡dejadme que hable con ella!

(Sie geht vom Fenster weg und
erscheint mit ihren Begleiterinnen
in der Türe.)


    (Se aleja de la ventana y aparece
    en la puerta junto con sus
    acompañantes).

Sie ist heute nicht widerlich.
Sie redet wie ein Arzt.

    Hoy no se muestra repugnante,
    habla como si fuera un médico.

DIE VERTRAUTE
Die redet nicht, wie sie's meint.

    LA DAMA DE CONFIANZA
    Ella no habla con sinceridad.

DIE SCHLEPPTRÄGERIN
Ein jedes Wort ist Falschheit.

    LA PORTADORA DEL MANTO DE LA REINA
    Todo lo que dice es falso.

<center>PISTA 8</center>

KLYTÄMNESTRA
Ich will nichts hören!
Was aus euch herauskommt,
ist nur der Atem des Aegisth.

    CLITEMNESTRA
    ¡No quiero oíros más!.
    Cada palabra que sale de vuestra
    boca está inspirada por Egisto.

Cada vez más desconcertada por la actitud de su hija, Klytemnestra empieza a considerar las palabras que ésta le dice. ¿Será verdad que ya no es ella misma? El motivo de Klytemnestra REINA se desliza en la orquesta (pista 8, 00:00) en oposición al de su amante (00:12): todo un golpe de autoridad.

Und wenn ich nachts euch wecke,
redet ihr nicht jede etwas andres?
Schreist nicht du, daß meine
Augenlider angeschwollen
und meine Leber krank ist?
Und winselst nicht du ins andre Ohr
daß du Dämonen gesehen hast mit
langen spitzen Schnäbeln,
die mir das Blut aussaugen?
Zeigst du nicht die Spuren mir
an meinem Fleisch,
und folg' ich dir nicht
und schlachte, schlachte,
schlachte Opfer um Opfer?
Zerrt ihr mich mit euren Reden
und Gegenreden nicht zu Tod?

Ich will nicht mehr hören:
das ist wahr und das ist Lüge.
Was die Wahrheit ist,
das bringt kein Mensch heraus.

    ¿Acaso cuando os llamo en la noche,
    no me decís cosas distintas?.
    ¿Acaso no me dices tú
    que mis párpados están hinchados
    y que mi hígado está enfermo?.
    ¿Acaso no me susurras
    en la otra oreja que has visto
    demonios de afilados colmillos
    chupándome la sangre?.
    ¿Acaso no me has mostrado
    sus huellas en mi propia carne?.
    ¿Acaso no he seguido tu consejo,
    y no he hecho sino sacrificar,
    sacrificar y sacrificar,
    una víctima tras otra?.
    ¿Acaso no me arrastráis,
    con vuestros consejos y objeciones,
    hacia la muerte?.
    ¡No quiero oíros más!.
    Esto es verdad, esto es mentira...
    Ningún hombre puede saber
    qué es la verdad.

Klytemnestra ya no confía en sus acompañantes pues no le ofrecen soluciones a sus horrores, que son musicalmente descritos como una REINA podrida por dentro (solo de violín en 00:49) y atacada por bestias con colmillos (flautín y violines en 01:00). La linea vocal, por su parte, no deja un momento de descanso: es tensa, inestable, poco melódica. De entre las reflexiones de Klytemnestra es especialmente memorable el pasaje que comienza en 01:52, pues indica cuál es la naturaleza de sus preocupaciones. En un significativo Do menor (tonalidad de la muerte de Agammenon) suena en un clarinete el motivo de REINA y, tras éste, reminiscencias del ritmo victorioso de danza del monólogo de Elektra y el motivo del LINAJE en los trombones 02:14. Por encima suenan las palabras de la reina: Nadie puede saber cuál es la verdad. ¿Está tratando de disculparse ante sí misma por el asesinato?

Wenn sie zu mir redet,
was mich zu hören freut,
so will ich horchen,
auf was sie redet.
Wenn einer etwas Angenehmes sagt,
und wär' es meine Tochter,
wär' es die da,
will ich von meiner Seele alle
Hüllen abstreifen
und das Fächeln sanfter Luft,
von wo es kommen mag, einlassen,
wie die Kranken tun,
wenn sie der kühlen Luft,
am Teiche sitzend,
abends ihre Beulen
und all ihr Eiterndes der kühlen
Luft preisgeben abends...
und nichts andres denken,
als Lindrung zu schaffen.
Lass mich allein mit ihr!

    Si ella me dice lo que me agrada oír
    quiero escucharla.
    Si alguien me cuenta
    algo grato para mis oídos,
    aunque ese alguien
    sea mi propia hija,
    ésa misma que está ahí,
    quiero abrirle mi alma
    y dejar que el aire puro,
    venga de donde venga, me envuelva,
    como hacen los enfermos que,
    para curar sus yagas y heridas,
    las exponen al aire frío de la tarde
    junto a un lago,
    sin pensar en nada más
    que en conseguir consuelo.
    ¡Dejadme a solas con ella!.

Pero la reina necesita poner fin a sus tormentos. Tal vez Elektra pueda ayudarla: se muestra distinta a otras veces. Necesita ver a su hija a solas. Con un discurso construido sobre el motivo del CONSUELO 02:24 y el del SUFRIMIENTO 02:38, la reina retoma las riendas de la situación (su motivo como REINA suena el violines y clarinetes a partir de 02:42) y con una línea melódica cada vez más expansiva la reina cree hoy poder apaciguar sus horrores: luminoso Do Mayor en 03:53 (la tonalidad del triunfo). Ante tal perspectiva su determinación es clara: debe quedarse a solas con su hija.

(Ungeduldig weist sie mit dem Stock
die Vertraute und die
Schleppträgerin ins Haus. Diese
verschwinden zögernd in der Tür.
Auch die Fackeln verschwinden und
nur aus dem Innern des Hauses fällt
ein schwacher Schein durch den Flur
auf den Hof und streift hie und
da die Gestalten der beiden Frauen.
Klytämnestra kommt herab.)


    (En un gesto de impaciencia,
    ordena, ayudándose del bastón, a su
    dama de confianza y a la portadora
    del manto real que vuelvan al
    palacio. Ambas, reacias,
    desaparecen tras la puerta.
    Asimismo desaparecen las antorchas,
    y tan sólo una tenue luz ilumina el
    patio desde el palacio, dibujando
    la silueta de ambas mujeres)

Un breve pasaje orquestal que dibuja la salida de las confidentes nos lleva a la segunda parte del encuentro con Klytemnestra. La reina, confiada, tiene intención de revelarle a su hija el origen de sus horrores...

<center>PISTA 9</center>

Ich habe keine guten Nächte.
Weißt du kein Mittel
gegen Träume?

    Las noches son un tormento para mí.
    ¿Conoces algún remedio
    contra los sueños?.

ELEKTRA
(Näher rückend.)
Träumst du, Mutter?

    ELECTRA
    (Acercándose a ella).
    ¿Sueñas tú, madre?.

A partir de este momento comienza a activarse el complejo Si menor-Fa menor que describe los horrores de Klytemnestra, con su característica disonancia y su hálito descendente (00:26).

<center>Imagen</center>

Elektra pregunta retóricamente a su madre si ésta sueña (ya que ella bien lo sabe :twisted:) y, también, el qué: LINAJE, SOMBRA y OREST suenan en rápida sucesión en la orquesta (00:34).


KLYTÄMNESTRA
Wer älter wird, der träumt.
Allein, es läßt sich vertreiben.
Es gibt Bräuche. Es muß für
alles richt'ge Bräuche geben.
Darum bin ich so behängt
mit Steinen, denn es wohnt
in jedem ganz sicher eine Kraft.
Man muß nur wissen,
wie man sie nützen kann.
Wenn du nur wolltest,
du könntest etwas sagen,
was mir nützt.

    CLITEMNESTRA
    Quien, como yo, se hace vieja, sueña.
    Pero podemos ahuyentar los sueños.
    Hay ritos.
    De hecho, hay ritos
    para todas las cosas.
    Por esta razón no me separo
    de estas piedras preciosas.
    Todas ellas tienen poderes.
    Basta con saber cómo utilizarlas.
    Si en verdad quisieras hacerlo,
    tú podrías darme
    algún consejo útil.

ELEKTRA
Ich, Mutter, ich?

    ELECTRA
    ¿Yo, madre, yo?.

KLYTÄMNESTRA
Ja, du! Denn du bist klug.
In deinem Kopf ist alles stark.
Du könntest vieles sagen,
was mir nützt.
Wenn auch ein Wort
nichts weiter ist!
Was ist denn ein Hauch?

    CLITEMNESTRA
    ¡Sí, tú!. Tú eres sabia.
    Todo en tu cabeza es vigoroso.
    Puedes contarme muchas cosas
    que me ayuden.
    A pesar de que una palabra es,
    simplemente, una palabra.
    Al fin y al cabo...
    ¿qué es un simple aliento?.

Klytemnestra responde: sí, sueña (la orquesta nos dice el qué: RECUERDO en 00:57) y desea ahuyentar sus sueños mediante ritos y portando objetos mágicos que brillan en la orquesta (01:18 ). Pero no es suficiente: pide consejo a su hija rebelde... pero sabia, en quien ahora confía... y le revela sus horrores más íntimos...

Und doch kriecht zwischen
Tag und Nacht,
wenn ich mit offnen Augen lieg',
ein Etwas hin über mich.
Es ist kein Wort,
es ist kein Schmerz,
es drückt mich nicht,
es würgt mich nicht.
Nichts ist es,
nicht einmal ein Alp, und dennoch,
es ist so fürchterlich,
daß meine Seele sich wünscht,
erhängt zu sein,
und jedes Glied
in mir schreit nach dem Tod,
und dabei leb' ich
und bin nicht einmal krank:
du siehst mich doch:
seh' ich wie eine Kranke?
Kann man denn vergehn, lebend,
wie ein faules Aas?
Kann man zerfallen,
wenn man gar nicht krank ist?
Zerfallen wachen Sinnes,
wie ein Kleid,
zerfressen von den Motten?

    Día y noche, mientras estoy acostada
    con los ojos abiertos,
    noto algo que se arrastra sobre mí.
    No es una palabra.
    Tampoco es un dolor.
    No me oprime ni me ahoga.
    No es nada...
    ni siquiera una pesadilla,
    y, por eso, es tan terrorífico
    que mi alma anhela darse muerte,
    y cada uno de los miembros
    de mi cuerpo pide a gritos morir.
    Pese a ello, vivo sin estar enferma.
    ¡Tú que me contemplas!,
    ¿crees que estoy enferma?.
    ¿Crees que es posible que
    yo pueda seguir viva
    como si fuera una pútrida bestia?.
    ¿Es posible descomponerse en vida,
    sin ni siquiera estar enferma?.
    ¿Pudrirse conscientemente,
    como un simple harapo
    devorado por las polillas?.

Se trata del pasaje más comentado en la literatura de esta ópera, porque en él se aúnan la fuerza expresiva del texto de Hofmannsthal con la música más disonante que jamás compuso Strauss, para crear una pintura de la horrorosa pesadilla de remordimientos que carcome a la reina. Musicalmente supone una efectiva utilización del disonante acorde de Elektra (transportado) en los trombones, trompeta baja y tubas, que martillean el ritmo del RECUERDO y unas cuerdas que, en un perverso pianísimo, sostienen un acorde de tonos enteros que nada tiene que ver con el resto de la armonía (02:30).

<center>Imagen</center>

Este pasaje hay que saborearlo...

Cuando en 03:23 el trombón contrabajo enuncia completamente el RECUERDO, la orquesta (y con ella Klytemnestra) se descompone en una horrible descripción de podredumbre interior. Vocalmente es un pasaje muy exigente para la mezzosoprano porque la caracterización vocal debe ajustarse a los horrores que se describen. ¡Qué momento!
:shock:

Und dann schlaf' ich und träume,
träume, daß sich mir das Mark
in den Knochen löst,
und taumle wieder auf,
und nicht der zehnte Teil der
Wasserruhr ist abgelaufen,
und was unterm Vorhang hereingrinst
ist noch die Fackel vor der Tür,
die gräßlich zuckt, wie ein
Lebendiges und meinen
Schlaf belauert.
Diese Träume müssen
ein Ende haben.
Wer sie immer schickt,
ein jeder Dämon läßt von uns,
sobald das rechte Blut
geflossen ist.

    Y entonces yo duermo, y sueño...
    Sueño que la médula se
    deshace en mis huesos,
    y me despierto y veo horrorizada
    que ni siquiera ha transcurrido
    la décima parte del tiempo
    de la clepsidra y que la luz
    que asoma por debajo de la puerta
    no es, aún, la del amanecer,
    sino la de las antorchas
    que guardan la entrada,
    que tiembla horriblemente,
    como un ser que acechara mi sueño.
    Debe existir un final
    para esta pesadilla.
    Quienquiera que los envíe,
    sabe que todos los demonios

    nos abandonan una vez
    que la sangre ha corrido.

ELEKTRA
Ein jeder!

    ELECTRA
    ¡Todos los demonios!.

KLYTÄMNESTRA
Und müßt ich jedes Tier,
das kriecht
und fliegt,
zur Ader lassen und im Dampf
des Blutes aufsteh'n und schlafen
gehn wie die Völker des letzten
Thule im blutroten Nebel:
ich will nicht länger träumen.

    CLITEMNESTRA
    Si ordenara que a toda bestia
    que se arrastre o vuele,
    se le abrieran sus venas,
    y yo permaneciera en pie
    sobre la sangre humeante,
    y después marchara a dormir,
    como hacían los pueblos de Thule
    ¿volvería a soñar?


Entonces, en 04:20, con variaciones del disonante complejo Si menor-Fa menor, la reina confiesa que ya no puede más y que todos sus horrores deben acabarse cuando sea capaz de hacer el ritual de sacrificio adecuado. Todo ello sobre una impresionante trama orquestal que me siento incapaz de describir. Sólo apuntar que, como suele ser habitual, la orquesta nos cuenta más de lo que se dice: a la mención de los demonios que acechan a la reina, resuena el RECUERDO (05:27), mientras que los demonios a los que se refiere Elektra son otros, ya que está acompañada por el ritmo de su DANZA (05:40). Distintos demonios, distintas soluciones, como veremos...


Incluimos, para apreciar mejor algunos detalles orquestales, otra procesión de entrada de la reina. En este caso en la versión de Richard Kraus de 1953:


<center>Imagen

Grabación de Elektra en dos actos, R. Kraus 1953</center>

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Última edición por EM el 11 Ene 2009 11:58, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Ene 2009 12:23 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Dic 2007 10:03
Mensajes: 2053
Ubicación: Madrid
Hombre, Mister Scorpio, la versión más "salvaje" que conozco es la de Mitropoulos, y no creo precísamente que se le pueda considerar un director con limitaciones.

Y de verdad no creo el expresionismo séa algo "facilon" sino una corriente estética tan respetable como cualquiera y tan REAL, si se observan las técnicas compositivas que empleó Strauss en su Elektra.


En cuanto a lo de las orquestas, por supuesto que las "buenas" pueden interpretar maravillósamente Elektra, pero las menos "buenas", por lo antes comentado, en esta obra creo que pueden tener su buen "chance". :wink:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Ene 2009 16:27 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Sep 2006 20:33
Mensajes: 1976
Claro, hombre, pero yo me referíamás bien a los cientos de representaciones que habrá habido en pequeños teatros con elencos ajustados a lo largo de estos 100 años. Lo de facilón viene porque es más dificil plasmar en toda su riqueza los entresijos de la orquesta Straussiana en una obra tipo Salomé o Etektra. Como hace precisamente Clemens Krauss en las dos salomés que se conservan.

_________________
Las pequeñas cosas son las que hacen la vida.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 11 Ene 2009 3:23 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Dic 2007 10:03
Mensajes: 2053
Ubicación: Madrid
Salomé no es Elektra, señor Scorpio, Salomé, tímbricamente, requiere de un refinamiento general, de una iridiscencia, que la Elektra, en su conjunto, no demanda.

Lo que observo es que usted daría su pulgar por una Elektra de Krauss, eh. :lol:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 11 Ene 2009 10:42 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Sep 2006 20:33
Mensajes: 1976
Claro: el ejemplo de salomé es la única referencia Kraussiana válida que tenemos. Porque las otras que grabó de Strauss sí que son otra cosa.

_________________
Las pequeñas cosas son las que hacen la vida.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 11 Ene 2009 13:24 
Desconectado
Zampabollos
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Mar 2004 11:12
Mensajes: 3925
Ubicación: nelle golle di Napata
EMarty escribió:
<center>ENFRENTAMIENTO CON KLYTEMNESTRA (I)

Este pasaje hay que saborearlo...



Totalmente de acuerdo, y eso mismo acabo de hacer!!!!

Momento magistral, soberbiamente descriptivo y aterrador!!! :wink:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Ene 2009 14:06 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
<center>ENFRENTAMIENTO CON KLYTEMNESTRA (Y II)

PISTA 10</center>

ELEKTRA
Wenn das rechte Blutopfer
unterm Beile fällt,
dann träumst du nicht länger!

    ELECTRA
    Si la sangre que se derrama
    en el sacrificio es la adecuada,
    nunca más volverás a soñar.

Klytemnestra plantea la duda que la corroe: ¿deberá sacrificar todas las bestias para acabar con sus pesadillas? Y Elektra tiene su propia respuesta... el diálogo que sigue a continuación es simplemente increible. Como hemos visto, la tensión dramática ha ido creciendo con la descripción musical de las pesadillas reales, y ésta no hace sino aumentar con el juego del ratón y el gato al que Elektra somete a su madre. Es un acto de crueldad extrema: Klytemnestra, ahogada en sus remordimientos, ve por fin una luz que la pueda ayudar a acabar con ellos; Elektra, misteriosa e irónica se resiste a darle la respuesta y juega con ella. La orquesta sí que contesta todo lo que Elektra se calla: a partir de 02:08 comienzan a sonar las dos primeras notas del tema de OREST tras el característico ritmo ternario de la DANZA (Elektra se relame del gusto).

KLYTÄMNESTRA
Also wüßtest du mit welchem
geweihten Tier?...

    CLITEMNESTRA
    ¿Y sabes tú qué clase de animal
    consagrado...?

ELEKTRA
(Geheimnisvoll lächelnd.)
Mit einem ungeweihten!

    ELECTRA
    (Sonriendo misteriosamente).
    ¡Uno que no ha sido consagrado!.

KLYTÄMNESTRA
Das drin gebunden liegt?

    CLITEMNESTRA
    ¿Alguno que esté cautivo?.

ELEKTRA
Nein! Es läuft frei.

    ELECTRA
    ¡No! Es completamente libre.

KLYTÄMNESTRA
Und was für Bräuche?

    CLITEMNESTRA
    ¿De qué sacrificio se trata?

ELEKTRA
Wunderbare Bräuche,
und sehr genau zu üben.

    ELECTRA
    Un sacrificio maravilloso que debe
    cumplirse minuciosamente.

KLYTÄMNESTRA
Rede doch!

    CLITEMNESTRA
    ¡Dime cómo!.

ELEKTRA
Kannst du mich nicht erraten?

    ELECTRA
    ¿No eres capaz de adivinarlo?.

KLYTÄMNESTRA
Nein, darum frag' ich.
Den Namen sag' des Opfertiers!

    CLITEMNESTRA
    ¡Claro que no! ¡Qué clase de bestia
    ha de ser sacrificada!

ELEKTRA
Ein Weib.

    ELECTRA
    Una mujer.

KLYTÄMNESTRA
Von meinem Dienerinnen eine,
sag'!
Ein Kind? Ein jungfräuliches Weib?
Ein Weib,
das schon erkannt vom Manne?

    CLITEMNESTRA
    ¿Acaso una de mis sirvientas?.
    ¡Contesta!.
    ¿Una niña?, ¿una virgen?,
    ¿una mujer que haya conocido
    varón?

ELEKTRA
Ja! Erkannt!. Das ist's!

    ELECTRA
    ¡Eso es!, que haya conocido varón.

KLYTÄMNESTRA
Und wie das Opfer?
Und welche Stunde?
Und wo?

    CLITEMNESTRA
    ¿Y Cómo ha de hacerse la ofrenda?
    ¿y en qué momento?
    ¿y dónde?

ELEKTRA
An jedem Ort, zu jeder Stunde
des Tags und der Nacht.

    ELECTRA
    En cualquier lugar y momento...
    de día o de noche...

KLYTÄMNESTRA
Die Bräuche sag'!
Wie brächt' ich's dar?
Ich selber muß...

    CLITEMNESTRA
    ¡Dime con qué clase de rito!
    ¿Cómo debe oficiarse el sacrificio?
    ¿quizás yo misma...?

ELEKTRA
Nein.
Diesmal gehst du nicht auf
die Jagd mit Netz und mit Beil.

    ELECTRA
    No.
    En esta ocasión no has de ir de caza,
    armada de hacha ni de red.

KLYTÄMNESTRA
Wer denn? Wer brächt' es dar?

    CLITEMNESTRA
    Entonces, ¿quién?, ¿quién oficiará?

ELEKTRA
Ein Mann.

    ELECTRA
    Un hombre.

KLYTÄMNESTRA
Aegisth?

    CLITEMNESTRA
    ¿Egisto?.

ELEKTRA
Ich sagte doch: ein Mann!

    ELECTRA
    Ya lo he dicho, ¡un hombre!.

KLYTÄMNESTRA
Wer? Gib mir Antwort.
Vom Hause jemand?
Oder muß ein Fremder herbei?

    CLITEMNESTRA
    ¿Quién?, respóndeme.
    ¿Alguno de esta casa?,
    ¿o acaso debe ser un extranjero?

ELEKTRA
(Zu Boden stierend, wie abwesend.)
Ja, ja, ein Fremder.
Aber freilich ist er vom Haus.

    ELECTRA
    (Echada en el suelo, como ausente)
    Sí, sí, un extranjero.
    Pero, al fin y al cabo, de esta casa.

KLYTÄMNESTRA
Gib mir nicht Rätsel auf. Elektra,
hör' mich an. Ich freue mich,
das ich dich heut einmal nicht
störrisch finde.

    CLITEMNESTRA
    ¡No me hables con acertijos!
    Electra, escúchame.
    Me alegra que por una vez
    no te muestres intratable.

Strauss puso especial interés en que todo este texto se entendiese claramente. Ya desde los primeros apuntes en el libreto indica como recitativo toda esta parte. Este perverso juego al que Elektra somete a su madre es una de los grandes momentos de esta ópera :D. Klytemnestra, cansada, trata de reconducir la situación. Apela a la serenidad de Elektra. Ésta, en cambio, se muestra inflexible y da otra vuelta de tuerca más: le hace una pregunta prohibida (tema de OREST completo en 02:31 y tema de la INFANCIA en 02:35), al igual que en Lohengrin desencadena la tragedia...

ELEKTRA
Läßt du den Bruder
nicht nach Hause, Mutter?

    ELECTRA
    Madre, ¿permitirás a mi hermano
    regresar a casa?.

KLYTÄMNESTRA
Von ihm zu reden hab' ich
dir verboten.

    CLITEMNESTRA
    ¡Te he prohibido hablar
    una sola palabra de él!.

ELEKTRA
So hast du Furcht vor ihm?

    ELECTRA
    ¿Hasta ese punto le temes?.

KLYTÄMNESTRA
Wer sagt das?

    CLITEMNESTRA
    ¿Quién dice tal cosa?.

ELEKTRA
Mutter, du zitterst ja!

    ELECTRA
    Madre, ¡estás temblando!.

KLYTÄMNESTRA
Wer fürchtet sich vor einem
Schwachsinnigen.

    CLITEMNESTRA
    ¿Quién puede tener miedo de un
    simple imbécil?.

ELEKTRA
Wie?

    ELECTRA
    ¿Cómo dices?.

KLYTÄMNESTRA
Es heißt, er stammelt,
liegt im Hofe bei den Hunden
und weiß nicht Mensch und Tier
zu unterscheiden.

    CLITEMNESTRA
    Se dice que tartamudea al hablar,
    que se tumba en el patio
    con los perros y que es incapaz
    de distinguir entre hombres y bestias.

ELEKTRA
Das Kind war ganz gesund.

    ELECTRA
    De niño era completamente sano.

KLYTÄMNESTRA
Es heißt, sie gaben ihm schlechte
Wohnung und Tiere des Hofes
zur Gesellschaft.

    CLITEMNESTRA
    Se dice que le han dado
    una miserable morada y que
    los animales son su única compañía.

ELEKTRA
Ah!

    ELECTRA
    ¡Ah!.

KLYTÄMNESTRA
(Mit gesenkten Augenlidern.)
Ich schickte viel Gold
und wieder Gold,
sie sollten ihn gut halten wie
ein Königskind.

    CLITEMNESTRA
    (Bajando los párpados).
    Yo, envié oro y más oro
    para que le considerasen
    como el hijo del rey
    que era.

ELEKTRA
Du lügst!
Du schicktest Gold,
damit sie ihn erwürgen.

    ELECTRA
    ¡Mientes madre!
    Tú enviaste oro
    para que fuera asesinado.

KLYTÄMNESTRA
Wer sagt dir das?

    CLITEMNESTRA
    ¿Quién dice tal cosa?.

ELEKTRA
Ich seh's an deinen Augen.
Allein an deinem Zittern
seh' ich auch, daß er noch lebt.
Daß du bei Tag und Nacht an nichts
denkst als an ihn. Daß dir das Herz
verdorrt vor Grauen, weil du weißt:
er kommt.

    ELECTRA
    Lo veo en tus ojos. Y veo también,
    por la forma en que tiemblas,
    que él todavía está vivo.
    Noche y día, piensas en él,
    y tu corazón se estremece
    porque eres consciente
    de que él regresará.

Elektra arde en deseos de ver consumada su venganza, ya no tiene miedo en jugar sus cartas y empieza a ser explícita. En la orquesta resuenan, aquí y allá, los motivos de OREST e INFANCIA, en oposición al de Klytemnestra REINA. Un nuevo motivo se cuela en la orquesta, primero en la trompeta baja en 03:33, después en dos trompetas en 03:38, se trata del motivo de la CONFRONTACIÓN (o del SOPLO MORTAL):

<center>Imagen</center>

Klytemnestra, aun espantada por el giro que han dado los acontecimientos, todavía cree que Elektra conoce el remedio de sus sufrimientos.


KLYTÄMNESTRA
Was kümmert mich,
wer außer Haus ist.
Ich lebe hier und bin die Herrin.
Diener hab' ich genug,
die Tore zu bewachen,
und wenn ich will, laß ich bei
Tag und Nacht vor meiner Kammer
drei Bewaffnete
mit offenen Augen sitzen.
Und aus dir bring' ich
so oder so das rechte Wort
schon an den Tag.
Du hast dich schon verraten,
daß du das rechte Opfer weißt
und auch die Bräuche,
die mir nützen.
Sagst du's nicht im Freien,
wirst du's an der Kette sagen.
Sagst du's nicht statt,
so sagst du's hungernd.
Träume sind etwas,
das man los wird.
Wer dran leidet
und nicht das Mittel findet,
sich zu heilen, ist nur ein Narr.
Ich finde mir heraus,
wer bluten muß,
damit ich wieder schlafe.

    CLITEMNESTRA
    ¿Por qué ha de preocuparme algo
    que está fuera de estos muros?.
    Yo vivo aquí dentro y soy la Señora.
    Estoy rodeada de sirvientes que
    vigilan las entradas y si me place
    puedo ordenar que, día y noche,
    tres hombres hagan guardia
    ante mi puerta con ojos vigilantes.
    Y te obligaré a que me cuentes
    la verdad por un medio u otro.
    Tú misma te has delatado:
    conoces muy bien cuál ha de ser
    el sacrificio adecuado
    y el rito que debo seguir.
    Si no me lo dices libremente,
    te cubriré de cadenas
    hasta que me lo reveles.
    Si no me lo dices alimentada,
    lo harás hambrienta.
    Las pesadillas son algo
    que hay que evitar.
    Quien las padece
    y no encuentra el remedio
    acaba volviéndose loco.
    Yo sabré encontrar
    a quién debo sacrificar
    para poder conciliar de nuevo
    el sueño.

La amenaza de Klytemnestra se alcanza en un memorable crescendo orquestal en un animado ritmo ternario, que se corona vocalmente con un Sol4 sostenido, y que desemboca en el clímax de la escena.

<center>Imagen</center>

Un cambio de la órbita de
Si menor (con un último pedal sobre Si), es decir, del territorio de Klytemnestra a Do menor (territorio del asesinado Agammenon) marcan el inicio del aria más terrible que le pueda cantar una hija a su madre:

<center>PISTA 11</center>

ELEKTRA
(Mit einem Sprung aus dem Dunkel
auf Klytämnestra zu, immer näher
an ihr immer furchtbarer anwachsend)


    ELECTRA
    (Desde la obscuridad, con un ágil
    salto, se aproxima a Clitemnestra
    de forma amenazante).

La trepidante aparición de Elektra, saliendo de la oscuridad, se dibuja en la orquesta de forma magistral (pista 11, 00:00): los metales enuncian, en fortísimo, la CONFRONTACIÓN y, a continuación, las cuerdas dibujan un tema de persecución:

<center>Imagen</center>

Estas rápidas figuraciones acompañarán toda esta primera parte de la salvaje intervención de la protagonista.


Was bluten muß?
Dein eigenes Genick, wenn dich
er Jäger abgefangen hat!.
Ich hör' ihn durch die Zimmer gehn,
ich hör' ihn den Vorhang
von dem Bette heben:
wer schlachtet ein Opfertier
im Schlaf? Er jagt dich auf,
schreiend entfliehst du, aber er,
er ist hinterdrein:
er treibt dich durch das Haus!
Willst du nach rechts,
da steht das Bett! Nach links,
da schäumt das Bad wie Blut!
Das Dunkel
und die Fackeln werfen schwarzrote
Todesnetze über dich...

    ¿Quieres saber qué debes sacrificar?
    ¡Tu propio pescuezo, una vez que
    el cazador te haya atrapado!.
    Le oigo caminar por la habitación,
    alzar la cortina de la cama...
    ¿quién sacrificaría
    una ofrenda que duerme?.
    Te despierta... huyes gritando.
    Pero él, él va tras de ti...
    te persigue a través de la casa.
    Quieres escapar por la derecha,
    pero ahí está la cama.
    A la izquierda, el baño humeante,
    como si fuera de sangre.
    La obscuridad y las antorchas
    te cubren con el manto
    púrpura y negro de la muerte.

El relato es terrorífico, hiperexigente para la soprano, sobre un ritmo de persecución, en donde (entre otras cosas) encontramos nuevas referencias a la sangre (cuerdas y maderas bajas en 00:44).

(Klytämnestra, von sprachlosem
Grauen geschüttelt, will ins Haus.
Elektra zerrt sie am Gewand nach
vorn. Klytämnestra weicht gegen die
Mauer zurück. Ihre Augen sind weit
aufgerissen, der Stock entfällt
ihren zitternden Händen.)


    (Clitemnestra, embargada por un
    inenarrable horror, quiere entrar
    en el palacio. Electra la retiene
    del vestido. Clitemnestra retrocede
    hasta la pared. Sus ojos, casi
    salidos de las órbitas. El bastón
    cae de sus temblorosas manos)

Hinab die Treppen
durch Gewölbe hin,
Gewölbe und Gewölbe
geht die Jagd...
Und ich! Ich! Ich!,
die ihn dir geschickt,

    ¡Bajas las escaleras y el cazador
    te sigue por los pasillos,
    galería tras galería....
    ¡Y yo!, ¡yo!, yo que te lo envío,

Y llegamos al primer clímax del aria, con notas sostenidas sobre la palabra Ich (01:05).

<center>Imagen</center>

Sorprendentemente, desde el punto de vista rítmico, es un pequeño respiro para la protagonista para lo que se le viene encima: un relato macabro de la salvaje cacería y del ritual de sacrificio en los que imagina a su madre, en un estilo casi recitativo y a un ritmo absolutamente infernal (01:13). Lamentablemente este es uno de esos trozos que son habitualmente eliminados de representaciones y grabaciones... (trataremos más en el post Los cortes tradicionales y su vigencia):


ich bin wie ein Hund
an deiner Ferse,
willst du in eine Höhle,
spring' ich dich von seitwärts an,
so treiben wir dich fort bis eine
Mauer alles sperrt
und dort im tiefsten Dunkel,
doch ich seh' ihn wohl,
ein Schatten und doch Glieder und
das Weiße von einem Auge doch,
da sitzt der Vater: er achtet nicht
und doch muß es geschehn:
zu seinen Füßen drücken
wir dich hin...
Du möchtest schreien,
doch die Luft erwürgt den
ungebornen Schrei und läßt ihn
lautlos zu Boden fallen.
Wie von Sinnen hältst
du den Nacken hin,
fühlst schon die Schärfe zucken bis
an den Sitz des Lebens,
doch er hält den Schlag zurück:
die Bräuche sind noch nicht erfüllt.

    yo soy como un perro
    que te pisa los talones.
    Tú quieres esconderte en un agujero.
    Yo salto sobre ti hasta que
    te acorralamos contra la pared,
    donde, en la más profunda obscuridad,
    ¡ya lo estoy viendo!, una sombra,
    unos miembros y el blanco de un ojo;
    Allí se encuentra mi padre...
    él no presta atención,
    pero todo debe ser consumado.
    Te arrojamos a sus pies.
    Quieres gritar, pero el aire
    ahoga tu grito y lo lanza,
    inerme, al suelo.
    Como si estuvieras inconsciente,
    inclinas tu cabeza
    y sientes el filo de la espada
    que se precipita sobre tu vida,
    hasta que él detiene el acero...
    el ritual aún no se había cumplido.

Un característico ritmo, heredado del tema de la SOMBRA, se ha colado en los timbales en 01:25. Bien puede representar el latido de la aterrada presa y cobra especial importancia en la siguiente sección. La combinación musical en este punto (02:07) es esclarecedora del relato del sacrificio, ya que al latido de los timbales se le une CONFRONTACIÓN en la trompeta baja y OREST en fagots y Heckelfono...

<center>Imagen</center>

Alles schweigt, du hörst dein eignes
Herz an deinen Rippen schlagen:
diese Zeit sie dehnt
sich vor dir wie
ein finstrer Schlund von Jahren.
Diese Zeit ist dir gegeben zu ahnen,
wie es Scheiternden zumute ist,
wenn ihr vergebliches Geschrei die
Schwärze der Wolken
und des Todes zerfrißt,
diese Zeit ist dir gegeben,
alle zu beneiden, die angeschmiedet

sind an Kerkermauern,
die auf dem Grund von Brunnen
nach dem Tod als wie nach
Erlösung schrein denn du, du liegst
in deinem Selbst so eingekerkert,
als wär's der glühnde Bauch von
einem Tier von Erz und so wie jetzt
kannst du nicht schrein!
Da steh' ich vor dir,
und nun liest du mit starren Aug'
das ungeheure Wort,
das mir in mein Gesicht
geschrieben ist:
erhängt ist dir
die Seele in der selbst
gedrehten Schlinge,
sausend fällt das Beil,

    Todo está en silencio...
    Incluso eres capaz de oír
    los latidos de tu propio corazón
    batiendo contra las costillas...
    este instante, que para ti
    se alarga como
    un tenebroso abismo,
    este momento te ha sido dado para
    que puedas sentir lo mismo que
    los náufragos que suplican,
    cuando sus inútiles gritos
    se ahogan en la obscuridad
    de las nubes y de la muerte.
    Este tiempo te ha sido concedido
    para que puedas envidiar
    a todos aquéllos que han sido
    encadenados a los muros
    de una prisión, a los que desde
    el fondo de un pozo suplican
    para que la muerte ponga fin
    a sus desdichas.
    Pero tú eres
    tu propia prisionera,
    como recluida en el vientre de
    un animal esculpido en piedra,
    y, entonces como ahora,
    ¡te ves incapaz de gritar!
    Allí estoy yo, delante de ti.
    Y con tus ojos petrificados
    podrás leer en mi cara
    la monstruosa sentencia:
    tu alma pende de la soga atada
    por ti misma...
    el hacha se precipita
    rasgando el aire,

La narración de este fragmento, en un ritmo imparable, supone los límites inferiores en la tesitura de la protagonista (Sol2 en von y dem, en 02:40 y 02:41). Sin embargo, cada vez más, las exigencias llegan por arriba. Un primer Si4 bemol se alcanza en 03:06. Es el preludio de lo que está, todavía, por venir.

und ich steh' da und seh' dich
endlich sterben!

    ¡y yo miro, imperturbable,
    cómo mueres!

En 03:17 habitualmente se retoma la música si se produce el corte habitual (¡qué dos minutos nos perdemos!), lo que lleva al siguiente climax sobre cinco La4 bemol sobre una orquesta que toca en fortísimo (¡03:21 a 03:31!) :shock:

<center>Imagen</center>

Y la cosa sigue...


Dann träumst du nicht mehr,
dann brauche ich nicht
mehr zu träumen,
und wer dann noch lebt,
der jauchzt

    A partir de entonces
    dejarás de soñar,
    y yo ya no necesitaré soñar más,
    y quien esté vivo exultará

Tras pedir un La4 sostenido en 03:46 llega el gran clímax en Do Mayor (la tonalidad del triunfo) sobre la palabra jauchtzt: un Do5 en 03:50... :o

<center>Imagen</center>

und kann sich seines Lebens freun!

    de gozo por seguir viviendo.

Y tras una pausa general, llega la gran cadencia del aria que exige un Si4 bemol sobre freun en 04:03, sobre una orquesta desbocada de placer (triple forte) sobre el tema del LINAJE y SOMBRA (en los timbales)... :nw:

<center>Imagen</center>

Observemos que se ha producido un doble clímax en dos tonalidades distintas:
Do Mayor y Si bemol Mayor, exactamente igual que en el monólogo de Elektra. Pero en esta ocasión la sucesión de tonalidades es distinta: primero Do Mayor, luego Si bemol Mayor. Y es que Strauss ya está preparando un nuevo y sorprendente giro tonal, acorde a la rápida sucesión de acontecimientos que vienen a continuación. Resumamos la situación: Elektra completamente ebria de venganza e ilusionada por su realización, Klytemnestra asustada por el relato que acaba de oir de boca de su hija (que se une a su ya débil estado mental), ¿qué puede llevar a que en 04:19 la música cambie triunfalmente a un modo Mayor, pero a la tonalidad de Si, Si Mayor, que no se asocia Elektra sino a Klytemnestra? ¿Es Klytemnestra, después de todo, la vencedora del terrible encuentro?

<center>PISTA 12</center>

El alucinante interludio que sigue (pista 12) nos deja claro que algo ha ocurrido. Se trata de un interludio de un virtuosismo orquestal descollante, como un negro Scherzo del Sueño de la noche de verano mendelsshoniano, en la tonalidad de
Si Mayor (como digo, un triunfo de Klytemnestra) y con continuas mofas (en ritmo ternario) del motivo de OREST (00:20):

<center>Imagen</center>

Entre la multitud de detalles de orquestación, quiero destacar como especialmente reseñable la última escala ascendente de las tubas wagnerianas, en 01:39.


(Sie stehn einander, Elektra in
wilder Trunkenheit, Klytämnestra
gräßlich atmend vor Angst, Aug' in
Aug'. In diesem Augenblick erhellt
sich der Hausflur. Die Vertraute
kommt hergelaufen. Sie flüstert
Klytämnestra etwas ins Ohr. Diese
scheint erst nicht recht zu
verstehn. Allmählich kommt sie zu
sich. Sie winkt: "Lichter!" Es
laufen Dienerinnen mit Fackeln
heraus und stellen sich hinter
Klytämnestra. Klytämnestra winkt:
"Mehr Lichter!" Es kommen immer
mehr Dienerinnen heraus, stellen
sich hinter Klytämnestra, so daß
der Hof voll von Licht wird und
rotgelber Schein um die Mauern
flutet. Nun verändern sich ihre
Züge allmählich und die Spannung
weicht einem bösen Triumph. Sie
läßt sich die Botschaft abermals
zuflüstern und verliert dabei
Elektra keinen Augenblick aus dem
Auge. Ganz bis an den Hals sich
sättigend mit wilder Freude,
streckt sie die beiden Hände
drohend gegen Elektra. Dann hebt
ihr die Vertraute den Stock auf
und, auf beide sich stützend,
eilig, gierig, an den Stufen ihr
Gewand aufraffend, läuft sie ins
Haus. Die Dienerinnen mit den
Lichtern, wie gejagt, hinter ihr
drein.)


    (Ambas se miran frente a frente
    Electra, salvajemente embriagada de
    placer. Clitemnestra, aterrorizada.
    En ese instante se ilumina el
    vestíbulo del palacio. La dama de
    confianza hace su aparición y se
    dirige hacia Clitemnestra a quien
    susurra algo al oído. Al principio,
    la Reina parece no entender lo que
    le dice, pero poco a poco recupera
    la consciencia. Ella ordena:
    "¡antorchas!". Las sirvientas se
    precipitan con antorchas y se
    colocan detrás de Clitemnestra que
    insiste: "¡más antorchas!".
    Aparecen más sirvientas que se
    colocan tras Clitemnestra, hasta que
    el patio del palacio se ve inundado
    de una luz que cubre los muros de
    tonos rojizos y amarillentos. El
    inicial espanto de Clitemnestra se
    se transforma en un malévolo
    sentimiento de triunfo y,
    sin perder de vista a Electra, pide
    a la mensajera que le repita el
    mensaje. Entonces, con salvaje
    alegría, extiende sus manos hacia
    Electra en gesto amenazador. La
    dama de confianza le entrega el
    bastón y la Reina, rápidamente,
    se recoge el vestido y se precipita
    hacia los escalones corriendo en
    dirección al palacio. Las sirvientas
    corren en tropel detrás de su
    señora)

ELEKTRA
Was sagen sie ihr denn?
Sie freut sich ja!
Mein Kopf! Mir fällt nichts ein.
Worüber freut sich das Weib?

    ELECTRA
    ¿Qué le habrán contado?.
    ¡Lo que sea le ha llenado de gozo!
    ¡Oh, mi cabeza!...
    ¿Qué le hará tan feliz?.


¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué se ríe salvajemente la reina? Elektra está completamente desorientada (tanto como Klytemnestra hace unos instantes). Lo que ha ocurrido nos lo dirá Chrysothemis cuando haga su inenarrable entrada en la siguiente escena...

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Última edición por EM el 24 Ene 2009 11:44, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Ene 2009 14:17 
Desconectado
Neno
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Oct 2004 10:04
Mensajes: 12080
Ubicación: Reubicándome
Excelente, como siempre, compañero...:aplauso:

Ahora, para que se vea que no estamos de acuerdo en nada de nada, digo: el corte tradicional le da a este pasaje una concisión y una brutalidad nada desdeñables. Vamos, que yo prefiero el corte, con Elektra arrollando a su madre a latigazos agudos, al fragmento completo, en el que Elektra, creo yo, habla demasiado, es decir, me resulta algo anticlimático (o demasiado distendido, en todo caso).

Versión breve y acojonante, para comparar: Nilsson en vivo en 1971:

http://media.putfile.com/acojona

:o


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Ene 2009 14:27 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
Eso es por la fuerza de la costumbre, querido Idi. Parte de ese texto lo movió a este punto el propio Strauss desde la escena de Chrysothemis para crear una escena de alucinación. Musicalmente la cosa queda mucho más concentrada, ciertamente, pero la idea que subyace detrás (Elektra no sólo se deleita en la idea de ver consumado el sacrificio, sino en participar en él, como perro en una cacería) es una imagen, para mí, más poderosa.

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Ene 2009 18:05 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 20 Sep 2007 0:45
Mensajes: 518
Ubicación: Al oeste de Kazan
El idiota escribió:
Excelente, como siempre, compañero...:aplauso:

Ahora, para que se vea que no estamos de acuerdo en nada de nada, digo: el corte tradicional le da a este pasaje una concisión y una brutalidad nada desdeñables. Vamos, que yo prefiero el corte,


+1
Lo que dice Elektra son metáforas, poesía, imágenes que pueden ser bellas (a la manera de Elektra, claro) pero no aportan nada sustantivo, y la música es especialmente recargada y llena de tensión en una ópera que rebosa de ella. Alarga la que de por sí es la escena más larga y es criminal para la protagonista: yo prefiero que llegue viva y pletórica a los últimos agudos. Incluso para la mayoría del público creo que funciona mejor con el corte. Otra cosa es que a algunos nos apetezca oir algún día la versión sin este corte, aunque dudo mucho que lo vaya oir en una función en escena.

Si sólo la grabación de estudio de Solti con Nilsson tiene esta música, algo querrá decir, porque en estudio las distintas Elektras podrían haberse atrevido a grabar la escena en diferentes tomas.

_________________
Fue sin querer queriendo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Ene 2009 19:28 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Dic 2007 10:03
Mensajes: 2053
Ubicación: Madrid
Perdón por interrumpir el debate (con esta Elektra siempre voy detrás, lo siento) pero quería comentar algo sobre cómo construye Strauss el fastuoso interludio orquestal previo a la aparición en escena de Clitemnestra.

Todo el interludio está basado, primordiálmente, en un sencillo motivo de negra-corchea, bien, pues este motivo -en principio tan simple- lo va a ir transformando de tal forma y TAN inteligéntemente, que va a ser el detonante de uno de los crescendos más atosigantemente desbordados de toda la historia de la música.

El motivo tiene la carga genética de la inestabilidad: una figura seguida de su mitad (negra+corchea). Esa parte "coja" que le falta (la otra corchea) es lo que le dota de la ansiedad de lo que no es simétrico, y lo que consigue Strauss en su escritura, es como si el motivo, en su constante repetición, se fustigase por no encontrar la parte que le falta: ansiedad, ansiedad, y ansiedad.

Pero lo genial es que Strauss es tan inteligente que sabe armarse de paciencia, sabe que en un buen crescendo lo mejor tiene que ir al final.
¿que hace? escribe el motivo CONTÁNTEMENTE a distancia de semitono. Hacia abajo, hacia arriba... pero SIEMPRE a la misma (y diminuta) distancia interválica. Por supuesto añade más elementos aquí y allá (latigazos incluidos :lol: ) pero el motivo sigue inalterable en su interválica compases y compases.

¿Y qué pasa luego? Geniaaaaaal.

Strauss en su enloquecida embestida va transformando el motivo llevándolo cada vez más agudo y -gran sorpresa y efecto general- justo en sus últimos 7 u 8 compases, va abriendo el motivo como una horquilla, primero poco a poco combinándolo todavía con semitonos para despistar, pero cada vez más y más lo va abriendo en su distancia interválica hasta, en el último momento, forzarlo nada menos que hasta una apertura de séptima.

Resultado: lo que ha sido invariable y cerrado, en el último momento se fuerza hasta su ruptura.
¿Algo que ver con Clitemnestra? Qué sé yo.... :roll:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Ene 2009 19:45 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
Varlaam escribió:
Otra cosa es que a algunos nos apetezca oir algún día la versión sin este corte, aunque dudo mucho que lo vaya oir en una función en escena.


Dentro de 10 días tienes oportunidad :lol: Todavía hay valientes (o insensatos :rolling:)

Varlaam escribió:
Si sólo la grabación de estudio de Solti con Nilsson tiene esta música, algo querrá decir, porque en estudio las distintas Elektras podrían haberse atrevido a grabar la escena en diferentes tomas.


Tenemos previsto un post sobre los cortes pero, por ahora, vaya mi opinión de que los cortes en estudio de las 'supergrabaciones' :roll: de los 90 me parecen una estafa. :evil:

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 139 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com