Fecha actual 13 Nov 2019 23:13

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 59 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Junio 2008: ARIADNE AUF NAXOS 3.Discografía-buzón del oyente
NotaPublicado: 06 Jun 2008 20:56 
Desconectado
Diva consentida
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Sep 2007 2:55
Mensajes: 3256
Ubicación: Up there
(NOTA: Se cita sólo la discografía de la versión final de 1916. Se hablará de la -mínima- discografía de la versión original de 1912 al explicar la misma)


La batuta que con mayor hondura ha captado la transparente belleza y la solemne trascendencia de Ariadne auf Naxos ha sido la de Rudolf Kempe. De su dirección emerge toda la poesía straussiana de esta obra inmortal, tanto en lo estructural como en lo expresivo, de tal forma que, al terminar la audición, uno queda con la sensación de haber oído algo realmente grande y bello. Sin duda, su labor delicada, lírica, infinita, “comprensiva” de todas las atmósferas que la obra aglutina, es la mejor guía para entender lo que significa Ariadne auf Naxos como obra musical. Además, la calidad del sonido de estudio es más que suficiente para hacerle justicia al trabajo que Kempe coordina. Su reparto, siendo de gran calidad, no es, no obstante, el definitivo. La mejor de todos ellos, Gundula Janowitz, canta excepcionalmente bien, y la naturaleza esencialmente lírica de su voz, perfectamente comprendida y acompañada por Kempe, no resulta en ningún momento insuficiente para responder a las exigencias de Ariadna. Además, su expresividad calmada y sin aspavientos, donde en algún otro lugar pudiera sugerir cierta frialdad, aquí resulta muy congenial al personaje. James King aporta sus medios solventes para el terrible rol de Baco, muy dignamente defendido. Silvia Geszty, traicionada por un color envejecido y un poco agrio, responde con relativa eficacia a las exigencias del papel de Zerbinetta, pero ni vocalmente puede compararse con Gruberova o Dessay, ni suena tampoco efervescente y feliz como una Berger o una Streich. Teresa Zylis Gara es un Compositor de peculiar belleza. En conjunto, una lectura magnífica y casi referencial.

En su grabación de estudio para EMI Herbert von Karajan apostó de una forma muy decidida por seguir el juego straussiano de partir de elementos camerísticos e ir construyendo con esos mimbres la grandeza wagneriana de las páginas finales. Conversación y orquestación incipiente, seducción y volatilidad melódica, trascendencia y ligereza, nunca se han dado la mano con tanta complementariedad. En toda la lectura, Karajan logra continuamente esas atmósferas decadentes, irreales, tan características de su labor en aquellos años, a lo que colabora un reparto de secundarios adecuadísimo (Hermann Prey, Hugues Cuénod, Lisa Otto, Gerhard Unger, Grace Hoffmann). Elisabeth Schwarzkopf, altiva y hermosa, es la diva total en el Prólogo (un poco excedida en algún acento). Como Ariadne resulta bella y ensimismada, muy femenina pero con poca vocación de eternidad. Pueden criticarse algunas vocales abiertas y un registro grave endeble, pero su sentido del fluir melódico straussiano es innegable. Esta Ariadne ligera y casi burguesa está mucho más cerca de Capriccio que de La Mujer sin Sombra, y la batuta parece pensar que así debe ser. Rita Streich, de ninguna forma el instrumento mejor ni más consistente que haya dado voz a la jovial comediante, tiene la clave de Zerbinetta: la actriz y la mujer se funden en un todo irresistible, donde todo es efímero y nada (ni siquiera las complicaciones de su gran escena) es tan serio como para nublar su sonrisa. Rudolf Schock se las ve y se las desea para dar todas las notas de su papel, resultando al final un Baco bastante maduro y esforzado, aunque solvente. Pero la gema vocal del registro es, sin embargo, el inmortal Compositor de la soprano Irmgaard Seefried, toda una creación. Si Kempe plasmó la Ariadne sinfónica y poética, Karajan nos da la Ariadne camerística referencial.

En lo relativo al concepto musical de Ariadne auf Naxos, no debe dejar de mencionarse la histórica grabación (procedente, al parecer, de una transmisión radiofónica sólo de la Ópera) de Clemens Krauss, todo un referente straussiano. Sin ser la más dulce, la vocalidad de Viorica Ursuleac es noble, madura y digna, a veces algo justa. Erna Berger encarna a la Zerbinetta paradigmática de otrora: graciosa, juvenil, desenvuelta, algo estridente, muy bien en su aria salvo algunas licencias (tiempos, respiraciones, desafinaciones en los últimos sobreagudos). Lamentablemente, una Zerbinetta sin el dúo con el Compositor queda irremediablemente coja. Helge Roswaenge, por su parte, hace un Baco insuperado desde entonces. Partiendo de que no es posible ser Tamino y Sigfrido a la vez, puede que en algún momento le falte algo de delicadeza, pero la expresión es fuerte y viril y la energía y facilidad que desprende son asombrosas. Una asunción para la historia.

Incapaz de combatir el concepto de Karajan o Kempe, pero más espectacular que Masur, Georg Solti apuesta para DECCA por la brillantez del sonido, el lujo vocal y la exquisitez de la ejecución. Aceptado como tal, el registro funciona. La respuesta sonora es fenomenal, consiguiendo una densidad y una brillantez milagrosas para un conjunto de tan pocos músicos. El plantel de secundarios (Gerhard Unger –colosal-, Kurt Equiluz, Walter Berry, el genial Heinz Zednik de maestro de danza y Erich Kunz (!) de Mayordomo) es apabullante: el quinteto “Es gilt ob Tanzen, ob Singen” nunca ha sonado con tanta lujuria detallista y tanta vida interior. En el reparto sobresale la oficialización discográfica, en plena juventud, de Edita Gruberova, la Zerbinetta de su generación e instrumentalmente la más perfecta que el disco guarda. El modelo de personaje es, sin duda, distinto al que durante décadas parecía asentarse: Gruberova no es una soubrette zalamera tratando de disimular cuánto la agobia su aria, sino una robustísima vocalista algo más rígida de expresión. Por ello, es posible que algunos la vean, para entendernos, 100% “Zerbina” pero no del todo “-etta”. Estoy de acuerdo sólo en parte. Es verdad que otras Zerbinettas tienen un juego expresivo más inmediato, pero no por ello más interesante. Y aunque en algunos momentos le pueda faltar más magia (el dúo con el Compositor), y sin olvidar nunca que el micrófono es especialmente ingrato con la voz de la eslovaca, pues subraya sobremanera su metalicidad y no hace justicia a la plenitud que consigue en directo, el personaje que Edita construye, en sí, es coherente, tiene un concepto definido y no violenta su personalidad artística. Lo que, en cualquier caso, es incuestionable, es su vocalidad galáctica y avasalladora. En el caso de Leontyne Price la apuesta exclusiva por el sonido de su voz es más evidente. No cabe ninguna duda de que en su Ariadne hay frases lánguidas, sonidos plenos y abandonos voluptuosos que producen un gran placer. Pero la artista no ha penetrado más que por la superficie en el mundo straussiano, queda rara por arriba y corta por abajo y en ocasiones parece falta de dirección creativa. Es ya casi un tópico hablar de René Kollo como un tenor apretado y decepcionante; pues bien, en este disco ese tópico no se cumple. No es que Kollo haga aquí nada inolvidable, pero sus medios vocales aseados, la consciencia estilística bastante noble, la perdurable calidad de la voz, sacan un Baco bastante mejor que el de muchos otros. Tatiana Troyanos fue uno de los Compositores fundamentales de su tiempo. Pese a su apego por el papel, sin embargo, no la vemos aquí en su mayor efusividad, quedando por detrás de Seefried, Jurinac o incluso de sí misma, en alguna memorable ejecución en vivo. En suma, una versión de brillantísimo sonido y concertación y con la Zerbinetta fundamental de la Gruberova, pero no muy trascendente.

Kurt Masur se basó mucho más en el modelo de Kempe que en el de Karajan al dejar su lectura para Philips, aunque no dispusiera de un concepto tan fantasioso ni de una organización musical tan creativa. Masur se toma la obra totalmente en serio, y resulta intachable desde el punto de vista de la construcción musical. Todo lo que Ariadne auf Naxos tiene de racional aparece muy bien comprendido, pero Masur parece pensar que lo emocional, lo sensitivo, lo poético, es más tarea de los cantantes que suya. Afortunadamente, el equipo, en ese sentido, es muy solvente. Jessye Norman es una Ariadne imponente, casi ya la estatua de su propio panteón, y su autoridad vocal e intenso dramatismo son incuestionables. Gruberova, inevitablemente menos fresca que en los últimos años 70, aunque algo más traviesa (pero también más recurrente en sus vicios de afinación), sigue disparando su impresionante capacidad vocal en su gran escena hasta límites donde nadie puede seguirla. Julia Varady es una artista muy válida, preparada y responsable; su Compositor no es tan explícito como otros pero tiene una gran vida interior y un innegable atractivo. Salvando algunos momentos de inesperada dulzura, el Baco de Paul Frey es de los peores, muy apurado y bastante artificial. En conjunto, una versión que, sin ser definitiva, resulta muy interesante por concepto y por varias prestaciones vocales.


Karl Böhm vivió un verdadero idilio con esta obra, a la que regresó con frecuencia a lo largo de su extensa carrera (se conservan más de diez versiones del maestro en un periodo de 35 años, desde 1944 hasta 1979 -Böhm murió en 1981- ). No obstante, una relación tan prolongada no llegó a llevarle a una posición verdaderamente reveladora sobre esta ópera. Al valorar retrospectivamente a Böhm, superada la fase entusiasta por la limpieza y pulcritud con que reenfocó el Clasicismo (y en particular, a Mozart), resulta ya tópico alabar las trabajadísimas construcciones del maestro, así como lamentar su irritante falta de fantasía. Pues bien, tópico o no, en Ariadne auf Naxos ello es rigurosamente cierto. Böhm no permite licencias, respeta reverencialmente la partitura, sostiene férreamente el ritmo, busca sonoridades bellas, ajustadas y adecuadas (y trabajó, por lo general, con fenomenales orquestas que dieron muy buenos resultados), y suele lograr momentos de verdadera brillantez. Pero el juego de opuestos y parecidos entre el mundo de Ariadne y el de Zerbinetta suele quedar malogrado por una irritante homogeneidad: con Böhm, la promiscuidad no es ninguna aventura; transfigurarse en una divinidad, tampoco.

De todas las versiones que se conservan de Böhm, la más conocida es, probablemente, la que sirvió de base a la kitsch-ísima versión filmada con Janowitz y Gruberova. La previsible excelencia de las dos sopranos protagonistas no se ve correspondida por la esmerada, aunque nada más, Trudeliese Schmidt o el aún muy estimable Baco de Kollo, lejano, no obstante, a los milagros vocales de otros. Solidísimo reparto de secundarios (Olivera Miljakovic, Walter Berry, Heinz Zednik) clara escenografía (aunque muy de su tiempo; por ejemplo, el Eco se ve detrás de una pantalla como si fuera un personaje de la serie de Star Trek teletransportándose), limpísima ejecución, muy válido soporte visual, la ventaja subtituladora del DVD… una versión llena de ventajas para aproximarse a Ariadne auf Naxos, pero insuficiente para comprenderla en su totalidad.

Resulta imposible comentar todas las versiones en vivo de Böhm (tengo varias, pero no todas, y los presupuestos estilísticos, como ya he dicho, fundamentalmente no varían, circunscribiéndose el debate, a fin de cuentas, a la calidad del sonido y las prestaciones vocales), pero algunas referencias son obligadas. La primera, la grabación de la función vienesa de 1944, con ocasión del 80 aniversario de Richard Strauss, quizá la más emocionante de toda su carrera. La impresionante Maria Reining es una Ariadne brillante, joven y confiada. Max Lorenz tiene madera de tenor dramático, pero no puede evitar pasar apuros en sus primeras intervenciones de la Ópera, aunque al final se lleve a toda la audiencia a su barco con Ariadna. Una jovencísima Alda Noni, pese a un comienzo bastante triste y algún desajuste de coloratura y alguna desafinación excusable, termina convenciendo. Adecuados los secundarios (Josef Witt, Emmy Loose, Erich Kunz, Alfred Muzzarelli -un Mayordomo bastante mecánico y apresurado; por el contrario, Schöffler, en plenitud de voz, es un maestro de música paternalísimo-). Finalmente Seefried, en el primero de sus muchos compositores, (y más allá de la emotiva circunstancia de debutar en Viena a los 24 años representando la sagaz autoparodia de Richard Strauss en presencia del propio maestro), está ardiente, lírica y muy delicada.

En la de 1954 el sabor vienés, trasnochado, mítico, sigue siendo muy presente, a lo que contribuye un reparto (aún más) lleno de secundarios estelares, con nombres como el incombustible Paul Schöffler, Walter Berry (¡en el Peluquero!), Rita Streich, Alfred Poell, Lisa Otto, Oscar Czerwenka o Murray Dickie. En los roles principales, sin embargo, las cosas no son siempre tan felices. Seefried está entusiasmada y vital, pero los problemas (afinación, fiato, agudos dificultosos) ya son muy evidentes y algunos excesos interpretativos rozan lo grosero. Güden, cuyo timbre dulzón y penetrante sea quizá un paradigma de la añorada Viena dorada, resulta bastante seca en el dúo con el Compositor y se saca de encima su escena no sin muchos esfuerzos (y con una muy molesta tendencia a arrastrar los agudos desde abajo). Si añadimos a eso su personificación afectada, concluiremos que su Zerbinetta es, a lo sumo, eficaz pero aburrida. Schock es un Baco aún más tirante que con Karajan. La más centrada de los cuatro es Lisa della Casa, un poco incómoda en los graves (no es la única, por otro lado), pero cuya personalidad musical, un tanto estática, le va francamente bien a Ariadne, además de cantar con su consabida dulzura y embelesador timbre.

Las demás se citan a título informativo: Nueva York 1963 (Rysanek, Thomas, Peters), Salzburgo 1964 (Christa Ludwig –en Ariadna-, Thomas, Grist y Jurinac; asombrosa la Zerbinetta de la americana), Viena 1967 (Rysanek, King, Scovotti y Troyanos, quizá el mejor Compositor de esta última), Viena 1970 (Rysanek, King, Grist y Lear, los tres primeros menos frescos que en otras actuaciones), Viena 1976 (Janowitz, Kollo, Gruberova y Baltsa, casi con el mismo reparto de la película, con la primera Zerbinetta de la eslovaca y la que la lanzó a la fama), Salzburgo 1979 (Behrens, King, Gruberova y Schmidt) y Washington 1979 (Janowitz, Hopferweiser, Gruberova y Baltsa).

Finalmente, no conozco la versión “oficial” de Böhm de 1969 para DG (hay también un DVD proveniente de Salzburgo con un reparto similar). Las referencias críticas que he leído no son, sin embargo, nada halagadoras, desde la omisión absoluta de referencias a la versión hasta palabras bastante duras contra Hillebrecht y Jess Thomas. Está también Jurinac, pero también la tenemos (y mucho más joven) con Leinsdorf, Keilberth (nada menos que en 1950) y Böhm (Salzburgo 1964). Reri Grist no está aquí tampoco, por lo que dicen, tan bien como en otras ocasiones.

La muy alabada lectura de Sinopoli tiene indudables méritos y un reparto capaz de predisponer favorablemente a cualquiera. Sin embargo, Sinopoli, menos excéntrico que en otras ocasiones, usó cuatro voces principales capaces de hacer historia, pero viendo los resultados finales, hay que decir que de todos ellos cabía esperar más. El mejor es, sin ninguna duda, Ben Heppner, heroico, joven, romántico y poderoso, al que parece no incomodar la terrible tesitura del papel. El juego de matices podría mejorarse (nos volvemos a quedar sin el p dim sobre el La3 de Was war dein Wille an mir zu tun?) y alguna oscilación vocal resulta un poco molesta, pero en conjunto es un Baco brillantísimo, como hacía 60 años que no se escuchaba. Dessay ha sido (y es) una Zerbinetta de fantasía, la única capaz de rivalizar con Gruberova, sin alcanzar su gigantesca vocalidad pero igualmente resuelta y mucho más “simpática” al oído. De las abundantes muestras de su creación en el personaje, sin embargo, ésta no es la mejor muestra. La factura técnica de su gran escena es intachable, pero en disco la voz siempre suena molestamente abierta, extraña en la colocación, y los matices que impone a su personaje son pocos y bastante genéricos. La voz de Voigt es opulenta, pero hay momentos en que suena algo hueca. Por otro lado, hay que frasear muy bien a Ariadne para que no caiga en el aburrimiento y ése no es siempre el caso de la americana. Finalmente, von Otter está controlada y muy seria en un papel que debería ser todo lo contrario.

La grabación de James Levine es sorprendentemente emotiva, arriesgada, divertida y valiosa, pese a que su conocido amor por la grandilocuencia y el espectáculo suene un tanto excesivo para una obra tan delicada como Ariadne auf Naxos. Levine, sin duda, ofrece un show al más puro estilo americano, pero también teatro, nervio y pasión. Y de eso también se trata. Contra todo pronóstico, una impresionante Agnes Baltsa (que, por una vez, no cree saber sobre el personaje más que el propio personaje) está fantástica de voz, y además tierna, humilde y exaltada. La Battle (divulgadísima Zerbinetta gracias al vídeo proviniente del Met con Jessye Norman, otro estupendo acceso a Ariadne auf Naxos) está francamente bien: zaragatera, juguetona, megalómana, muy bien cantada. La comparación con Gruberova, sin embargo, no se sostiene, porque Battle no dispone de una capacidad instrumental tan arrasadora, y el personaje que crea, aunque aparentemente más vivaz, termina por agobiar de tan relamido. La pareja protagonista, sin embargo, baja muchos enteros. Gary Lakes se limita a cantar Baco sin dar demasiada sensación de tensión por la tesitura. Tomowa-Sintow tiene una voz bella, pero la dicción oscura, los problemas técnicos, la desubicación dramática, terminan por disolver su Ariadne.

De la versión de Erich Leinsdorf hay que lamentar, ante todo, la “claridad” casi agresiva de su dirección, evidente, precipitada y sin misterio, la menos mágica de todas las hechas en un estudio. Sin embargo, la importancia de las voces convocadas acaba mereciendo atención. Muy bien Sena Jurinac, un Compositor cristalino que hace de su contención su sello personal. Leonie Rysanek, salvada alguna pega instrumental (menor), es quizá la Ariadne más centrada del disco: real, trascendente, marmórea y a la vez apasionada, aunque sin la densidad de la Norman. No está tan bien Jan Peerce, un Baco tosco y muy poco romántico. Por su parte, Roberta Peters está graciosa, pero se toma su gran escena como una larga vocalización más que como un monólogo teatral, su voz blanquecina no es siempre agradable y su técnica tampoco es espectacular.

La eclosión del tráfico de representaciones en vivo por internet ha provocado la aparición continua de nuevas grabaciones: cualquier función con un reparto llamativo que se dé en cualquier lugar del mundo tiene enormes posibilidades de ser rápida y fácilmente divulgada, tanto en audio como en vídeo. Las numerosas Zerbinettas de Dessay, Mosuc o Damrau, las Ariadnas de Eaglen o Stemme, las aproximaciones bastante interesantes de nuevos maestros como Jeffrey Tate… van construyendo una historia discográfica casi imposible de abarcar entera. Estas líneas sólo pretendían dar alguna orientación para iniciar el camino.

_________________
Die Wahrheit ist bei mir, Mandryka.


Última edición por Peter Quint el 13 Jun 2008 22:14, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Jun 2008 23:20 
Desconectado
Pumby
Avatar de Usuario

Registrado: 21 Sep 2007 23:43
Mensajes: 7970
Ubicación: Zaragoza
La verdad es que resulta apabullante tanta información. Es un elogio no una crítica :)

Yo tengo la de Sinopoli y la de Levine pero habrá que conseguir alguna de las clásicas. ¿Vas a hacer alguna comparativa? ¿Subir distintos fragmentos? :roll:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Junio 2008: ARIADNE AUF NAXOS 3. Discografía recomendada
NotaPublicado: 06 Jun 2008 23:37 
Desconectado
Neno
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Oct 2004 10:04
Mensajes: 12080
Ubicación: Reubicándome
Peter Quint escribió:
Estas líneas sólo pretendían dar alguna orientación para iniciar el camino.


Más orientados no podemos estar... :wink:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Junio 2008: ARIADNE AUF NAXOS 3. Discografía recomendada
NotaPublicado: 08 Jun 2008 10:02 
Desconectado
Mister Foro 2010
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Jul 2007 10:33
Mensajes: 8710
Ubicación: Madrid
Impresionante, querido Quint. Colosal.

Peter Quint escribió:
Helge Roswaenge, por su parte, hace un Baco insuperado desde entonces. Partiendo de que no es posible ser Tamino y Sigfrido a la vez, puede que en algún momento le falte algo de delicadeza, pero la expresión es fuerte y viril y la energía y facilidad que desprende son asombrosas. Una asunción para la historia.

¿Podremos disfrutar aquí del gran Helge Rosvaenge?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2008 12:06 
Desconectado
Patriarca latino de Antioquía
Avatar de Usuario

Registrado: 06 Jun 2007 10:05
Mensajes: 7813
Ubicación: In partibus infidelium
Enhorabuena por los comentarios

Mi impresión acerca de las versiones comentadas

:arrow: Llevo años tras las de Kempe y no la he encontrado :silbido:

:arrow: La de Karajan fue mi primera Ariadne. Y si hay algo que pueda destacar, sin duda, son dos cosas. La agilidad de la dirección, sobre todo en las intervenciones de los comprimarios, excelentes por otra parte. MUY destacable el compositor de la Seefried, cuyo canto es una sonrisa (en palabras de Idi), de una belleza y de una adecuación pasmosas. El resto, de lo correcto a lo brillante (a mi la Zerbi de la Streich siempre me hizo mucha gracia, aunque le costaba bastante el rol).

:arrow: La de Böhm también la tengo, y la Ariadna de Lisa Della Casa me encanta, como todo lo que canta ella. Es cierto que la Güden no es la mejor Zerbinetta sin duda, y que Schock está mucho más esforzado que en el estudio, pero a mi la concepción de Böhm siempre me ha gustado.

:arrow: Por eso mi versión preferida es un directo de Salzburgo de los 70 con Böhm, Janowitz, King, Baltsa y una joven Gruberova. Para mí, la más uniforme.

:arrow: La versión de Sinopoli me gusta mucho, pero curiosamente me esperaba más de la Von Otter en ese compositor. La Voigt, sin embargo, me gusta mucho. Lo de Heppner es increible :wink: Y de Natalie, que decir.

:arrow: También tengo el DVD comentado, y a mi me gusta bastante, aunque es convencional en exceso. No me gusta nada el Es Gibt ein Reich de la Janowitz de ese DVD, creo que está mal filmado y mla sincronizado con la voz :?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2008 15:32 
Desconectado
Diva consentida
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Sep 2007 2:55
Mensajes: 3256
Ubicación: Up there
Aquí va el papel de Baco por Helge Roswaenge. Dirige Clemens Krauss y la Ariadne es Viorica Ursuleac.

Circe, Circe, kannst du mich hören?
Ich grüße dich, du Bote aller Boten!
Das waren Zauberworte!

_________________
Die Wahrheit ist bei mir, Mandryka.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2008 18:02 
Desconectado
Mister Foro 2010
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Jul 2007 10:33
Mensajes: 8710
Ubicación: Madrid
Peter Quint escribió:
Aquí va el papel de Baco por Helge Roswaenge. Dirige Clemens Krauss y la Ariadne es Viorica Ursuleac.

Circe, Circe, kannst du mich hören?
Ich grüße dich, du Bote aller Boten!
Das waren Zauberworte!

Pues como diría Idi con su ruski, Ay, Helge, Helge... qué bueno eras, cabrón. 8)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2008 21:33 
Desconectado
Troll de largo recorrido
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Ago 2006 8:53
Mensajes: 14345
Ubicación: Jalisia
Esto se ha puesto bien, bien. Enhorabuena.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2008 22:28 
Desconectado
Neno
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Oct 2004 10:04
Mensajes: 12080
Ubicación: Reubicándome
Peter Quint escribió:
Aquí va el papel de Baco por Helge Roswaenge.


:aplauso:...colosal...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2008 22:45 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Mar 2004 14:43
Mensajes: 5917
Ubicación: ¿Y yo qué sé?
+ 1000

Lo estoy escuchando. :D


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2008 23:26 
Desconectado
Neno
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Oct 2004 10:04
Mensajes: 12080
Ubicación: Reubicándome
_Sharpless_ escribió:
MUY destacable el compositor de la Seefried, cuyo canto es una sonrisa (en palabras de Idi)


No recordaba haber dicho tal cosa... :o


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2008 23:33 
Desconectado
Patriarca latino de Antioquía
Avatar de Usuario

Registrado: 06 Jun 2007 10:05
Mensajes: 7813
Ubicación: In partibus infidelium
El idiota escribió:
_Sharpless_ escribió:
MUY destacable el compositor de la Seefried, cuyo canto es una sonrisa (en palabras de Idi)


No recordaba haber dicho tal cosa... :o


Pues es una de mis frases preferidas de las que he leido en el foro. Era algo similar, a ver si la encuentro :wink:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Jun 2008 0:33 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Mar 2004 19:33
Mensajes: 7023
Ubicación: Madrid
Extraordinario comentario sobre la discografía señor Quint.

Me ha encantado el Baco de Roesvange. Una voz fantástica para el papel.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Jun 2008 20:28 
Desconectado
faroliclass

Registrado: 01 Mar 2006 8:02
Mensajes: 2206
Oh Peter Quint, vaya trabajo que has presentado, yo solo tengo dos versiones de la obra :oops:.
Pero la de Janowitz me muero por escucharla, no sabía que canto la Ariadna :oops: :oops:.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 11 Jun 2008 16:19 
Desconectado
Diva consentida
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Sep 2007 2:55
Mensajes: 3256
Ubicación: Up there
Os dejo dos fragmentos de la Ariadne de Janowitz con Kempe, por la que varios estáis preguntando.

Es gibt ein Reich

Gibt es kein Hinüber? (con James King)

_________________
Die Wahrheit ist bei mir, Mandryka.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 59 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com