Fecha actual 19 Nov 2019 13:25

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Feb 2007 - L'Orfeo - La Música de Monteverdi
NotaPublicado: 04 Mar 2007 21:17 
Desconectado
Refuerzo de coro
Refuerzo de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Jul 2005 8:54
Mensajes: 74
Ubicación: bcn/gi
La música de Claudio Monteverdi es un exponente de un proceso de asimilación de la tradición musical de su momento y de adaptación de la misma al nuevo estilo musical surgido principalmente en Florencia. No es, por tanto, una ruptura incondicional, si no que recoge lo mejor de la tradición, aquello que sirve a sus propósitos y lo adapta a sus necesidades.

En su controversia con Artusi, tanto él como su hermano Giulio Cesare se refieren a un segundo método de composición, la seconda prattica, que difiere de la forma tradicional de componer (prima prattica) enseñada por Zarlino. La máxima que define este segundo método es que la música debe ser gobernada por la palabra y no al revés. Bajo esta premisa, es fácil justificar el uso de las disonancias de un modo mucho más libre que lo establecido por la tradición, ya que estas disonancias se usan para potenciar el signficado del texto, añadiendo las tensiones adecuadas para representar las pasiones descritas por el texto.

Además, Monteverdi se considera el inventor del stilo concitato, el uso de notas cortas repetidas con el mismo tono (generalmente interpretadas por los instrumentos de cuerda) para expresar ira o la emoción de la guerra.

A medida que pasen los años, la música de Monteverdi irá evolucionando en esta línea, como es fácilmente observable en sus libros de madrigales: el madrigal tiende a la monodia, y aparece el bajo contínuo (acompañamiento musical formado por la parte del bajo, la armonía del cual se construye improvisando).

A continuación algunos pequeños ejemplos.


Última edición por cmonteverdi el 04 Mar 2007 21:22, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 04 Mar 2007 21:21 
Desconectado
Refuerzo de coro
Refuerzo de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Jul 2005 8:54
Mensajes: 74
Ubicación: bcn/gi
Si ch’io vorrei morire

Publicado en el libro IV de madrigales, Si ch’io vorrei morire se basa en un texto de Maurizio Moro de alto contenido erótico y que se refleja en la música compuesta por Monteverdi.
<table width="100%" border="0"><tr><td>
Sí ch’io vorrei morire
hora ch’io bacio, amore,
la bella bocca del mio amato core,
ahi car’e dolce lingua,
datemi tant’humore
che di dolcezz’ in questo sen m’estingua.
Ahi, vita mia, a questo bianco seno
deh stringetemi fin ch’io venga meno.
Ahi bocca, ahi baci, ahi lingua, torn’a dire:
sí ch’io vorrei morire.
</td>
<td>
Sí, deseo morir,
ahora que me besa, amor,
la bella boca de mi amado corazón
Ay, querida y dulce lengua
dame tanta exaltación
que con dulzura en tu pecho me pierda.
Ay, vida mía, en este blanco seno,
abrázame hasta que desfallezca.
Ay boca, ay besos, ay lengua, otra vez digo:
Sí, deseo morir.
</td>
</tr>
</table>

Las voces empiezan al unísono en un estallido, casi como un orgasmo por el enamorado que besa la boca de su amada. A partir de aquí, las voces se disgregan y van entrando en suspiros (ahí car’e dolce lingua) que van subiendo en intensidad con la superposición de las voces, que se vuelven a fundir en la reclamada dolcezza. Vuelven los suspiros (Ahí vita mia) y el deseo: las escalas descendentes representan a los amantes extinguiéndose en brazos del otro, y los registros se van volviendo más agudos a medida que aumenta la excitación, el tempo se acelera hasta el penúltimo verso (ahí bocca, ahí baci, ahí lingua), donde las voces se responden en escalas ascendentes que llevan al punto culminante de la relación –el orgasmo-, con las voces otra vez al unísono: si ch’io vorrei morire.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 04 Mar 2007 21:25 
Desconectado
Refuerzo de coro
Refuerzo de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Jul 2005 8:54
Mensajes: 74
Ubicación: bcn/gi
Or che’l cel e la terra

Este madrigal pertenece al octavo libro de madrigales y se basa en un poema de Petrarca. En este madrigal, Monteverdi combina los violentos contrastes i sentimientos del alma con la expresividad de la música. Es un ejemplo de madrigale concertato, es decir, de madrigal acompañado por bajo contínuo e instrumentos.

El soneto de Petrarca describe la tranquilidad de la noche y el silencio de la naturaleza en contraste con los sentimientos y sufrimientos que perturban su corazón. Y eso mismo intenta Monteverdi con su música. Escribe sobre los madrigales del libro VIII: “...Me he esforzado a buscar una expresión musical que creo que se ha perdido hace tiempo. Mis primeras búsquedas me han demostrado que hay vacíos en la expresividad de la música que la hacen imperfecta. Las pasiones y emociones de nuestra alma son, según los filósofos más antiguos, la cólera, la moderación y la humildad. Quiero que en mi música queden perfectamente reflejados todos los estados del espíritu. Las notas han de hablar directamente al alma de aquel que las escuche...”.
<table width="100%" border="0"><tr><td>
Or, che’l cel, e la terra, e’l vento tace
E le fere e gli augelli il sonno affrena,
Notte’l carro stellato in giro mena,
E nel suo letto il mar senz’onda giace;

Veggio, penso, ardo, piango; e chi mi sface,
Sempre m’è innanzi per mia dolce pena
Guerra è’l mio stato, d’ira e di duol piena;
E sol di lei pensando ho qualche pace.

Cochi sol d’un chiara fonte viva
Move’l dolce e l’amaro ond’io mi pasco:
Una man sola mi risana e punge.

E perchè’l mio martir non giungia a riva,
Mille volte il di moro, e mille nasco:
Tanto dalla salute mia son lunge
</td><td>
Ahora que el cielo y la tierra y el viento callan
y las fieras y las aves el sueño aquietan,
hace girar su estrellado carro la Noche,
y en su lecho el mar sin onda yace,

veo, pienso, ardo, lloro; y quien me deshace
siempre está delante mío para mi dulce pena:
mi estado es la guerra, de ira y dolor llena;
y sólo pensando en ella tengo paz.

Así, sólo de una clara fuente viva
surgen lo dulce y lo amargo que me nutren;
una misma mano me cura y me lastima.

Y para que mi martirio no concluya
mil veces por día muero y mil nazco;
así de lejos estoy de mi salud.
</td></tr></table>
El madrigal empieza con las voces describiendo de manera muy pausada (y prácticamente sobre la misma nota) el ambiente tranquilo de la noche (el primer cuarteto del soneto). Sigue con un tempo más agitado en la que se describe las pasiones que están atormentando el alma del enamorado, como si estuviese en guerra consigo misma: una serie de diálogos entre hombres y mujeres, que acaban al unísono para afirmar que sin ella no tiene paz. En la tercera estrofa, la voz de tenor inicia el lamento, mientras que en la última estrofa, hay un constante diálogo entre las voces que “mil veces por día muero y mil nazco”, con la repetición enfatizando la cantidad, y acaban de nuevo al unísono en crescendo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 04 Mar 2007 21:29 
Desconectado
Refuerzo de coro
Refuerzo de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Jul 2005 8:54
Mensajes: 74
Ubicación: bcn/gi
Il Combattimento di Tancredi e Clorinda

El Combattimento di Tancredi e Clorinda, publicado en los Madrigali guerrieri et amorosi, es una obra a caballo entre el madrigal y la ópera. En el prefacio, Monteverdi cuenta: “El Combate de Tancredi y Clorinda, descrito por el divino Tasso; puesto que está pensada para ser representada con acción dramática, las entradas deberán ser hechas súbitamente (después de la interpretación de varios madrigales no dramáticos) desde la parte de la habitación desde donde la música se interpreta. Clorinda, de pie en su armadura, será seguida por Tancredi, también en armadura y sobre un caballo 'Mariano', y el narrador (il Testo) entonces empezará a cantar. Los pasos y los gestos deberán ser interpretados en la forma expresada en el texto, ni más ni menos, los actores observarán atentamente los tiempos (tempi), los movimientos y los "golpes" (colpi) de los instrumentistas de sitio en sitio, y éstos observarán cuidadosamente tocar (suoni) los pasajes lánguidos y agitados (incitati), y el narrador pronunciará las palabras en el tiempo justo, para que todos los esfuerzos reunidos constituyan una representación unificada. Clorinda hablará a su turno, mientras el narrador está en silencio, y lo mismo Tancredi. […] La voz del Narrador deberá ser clara, firme, y su dicción perfecta, y a una cierta distancia de los instrumentos, para que el texto pueda ser entendido bien; el narrador no deberá permitirse ornamentaciones, gorjeos ni trinos, sino en el comienzo de la estrofa que empieza con "Notte"; el resto deberá ejecutarlo en conformidad a las pasiones contenidas en las palabras.”.

En esta descripción, Monteverdi nos presenta su visión dramática de la obra, y es un documento eficaz para hacernos una idea de cómo debe interpretarse ésta.

Se trata de una obra teatral con dos personajes –Tancredi, caballero cristiano, y Clorinda, mujer disfrazada de guerrero moro-, pero la carga dramática de la obra, recae en el Testo o narrador, que a la manera del coro en la antigua tragedia griega, cuenta y resume, observa y comenta la acción, evocando las profundas emociones humanas que de ella se derivan.

Para consultar el texto y su traducción al castellano: http://www.geocities.com/ubeda2002/tancredo/tancredo.htm

La obra se inicia con la persecución de Tancredi a Clorinda, y escuchamos las cuerdas imitar el cabalgar del caballo, el sonido de las armas al entrechocar que hacen que Clorinda se de cuenta de que es perseguida y se detenga a luchar contra su perseguidor. El tono se agudiza y se apremia con el inicio de la lucha (E impugna l'un e l'altro il ferro acuto) y la música se encarga de describir los movimientos de los contendientes, con las cuerdas reflejando los pasos lentos de los enemigos que se acercan uno al otro para la lucha (a passi tardi e lenti).

La acción es interrumpida por la estrofa que empieza con la palabra Notte, donde la música se vuelve mucho más lírica y donde el Testo evoca a la Musa para que sea capaz de narrar las grandes hazañas que dignas del sol o del público de un teatro, se ven condenadas a la oscuridad de la noche, y que su narración otorgue gloria y fama eternas a los contendientes.

Las siguientes estrofas, describen con un ritmo agitado, los golpes, fintas y heridas que se infligen los contendientes. La música rehuye el legato hasta que se describe como Tancredi abraza a Clorinda por tres veces, inmovilizándola, un momento que recupera parte del lirismo, aunque estos abrazos no sean de amante sino de enemigo (nodi di fier nemico e non d'amante).

Tancredi observa como su enemigo sangra más que él y se siente contento, cosa que Testo le recrimina y le advierte (aunque está claro que ni Tancredi ni Clorinda son conscientes de su existencia) que por cada gota de sangre derramada, derramará un mar de lágrimas.

Tancredi se siente reconfortado por su victoria y en un tono alejado de la ira contenida en la batalla, solicita a Clorinda que desvele su nombre, ya que así podrá saber a quien venció o por quien fue vencido. Clorinda se niega a revelárselo, y Tancredi, encendido de ira, exige venganza.

La música continúa con el ritmo frenético de la batalla otra estrofa, pero a la siguiente, que anuncia la muerte de Clorinda, la música adquiere un tono lánguido y de dolor contenido. Las palabras de Clorinda, herida de muerte, mueven a la piedad. El canto de la guerrera vuelve al legato y concede el perdón a Tancredi con un tenuto sobre la palabra de perdon (io te perdono), que conmueve al oyente. Además solicita ser bautizada.

Al descubrirle la frente para bautizarla, Tancredi descubre que Clorinda es una mujer y queda horrorizado, tal y como lo describe Testo (ahí vista).

La obra finaliza con las últimas palabras de Clorinda antes de morir, con su subida al cielo (s’apri il ciel), que resuelve la obra con un sonido alucinante que transporta a la protagonista, efectivamente, al cielo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 04 Mar 2007 21:31 
Desconectado
Refuerzo de coro
Refuerzo de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Jul 2005 8:54
Mensajes: 74
Ubicación: bcn/gi
Il Lamento della Ninfa

En el profundamente conmovedor "Lamento della Ninfa" Monteverdi logra una síntesis sorprendente de dos modos de representación de las pasiones: los heredados del madrigal y de la ópera.

El trío de voces masculinas que introduce y cierra la obra, proviene de la tradición madrigalesca, ofreciendo una narración polifónica en tercera persona, separada de la acción dramática. El eje o sección central de la obra (Amor…) se adhiere al modelo monódico operístico: las lamentaciones de la Ninfa se superponen al trío de voces, no se inscriben en él. Además, la ninfa expresa su sentir en primera persona, ya que es la protagonista del drama. La voz de la ninfa acumula cromatismos y disonancias expresivas que ayudan a transmitir su dolor.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 05 Mar 2007 12:16 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Ene 2007 20:31
Mensajes: 1162
Ubicación: Venezia
cmonteverdi,me encanta lo que escribes,estoy aprendiendo mucho, :) muy interesante!gracias :wink:

_________________
Al lampo dell'armi quest'alma guerriera vendetta farà.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com