Fecha actual 18 Nov 2019 22:25

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 54 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente

¿Con qué concepto unes "Tristan und Isolde"?
Amor 24%  24%  [ 13 ]
Pasión 41%  41%  [ 22 ]
Irrealidad 7%  7%  [ 4 ]
Aburrimiento 13%  13%  [ 7 ]
Belleza musical 15%  15%  [ 8 ]
Votos totales : 54
Autor Mensaje
 Asunto: "Tristan und Isolde"
NotaPublicado: 30 Jun 2004 12:12 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 24 Mar 2004 11:24
Mensajes: 8913
Ubicación: Gasteiz
Notas previas

1.- No esperen alardes técnicos de los que no soy capaz. Ya vendrá quien me dejará en evidencia en materia técnica. Yo solo les puedo aportar mi interés, que trataré de plasmar con sobriedad, porque a fin de cuentas el objetivo es llenar de conocimientos estas páginas y ¿qué mejor que la palabra? Los conocimientos ya los pondreis vosotros.

2.- Mi análisis personal partira siempre de una valoración personal que no les quiero ocultar: "Tristan und Isolde" es la obra musical más bella jamás concebida por ser humano cualquiera. Y quiero que se me note en cada letra aquí impresa.

3.- Algunas reflexiones sobre Wagner las he lanzado estos últimos dias con la intención de preparar este debate. Por suerte o por desgracia en torno a la figura de Wagner se mueven miles de discusiones que habremos de decidir si abordamos o no. Desde la típica -y estupida, en mi opinión- discusión sobre Wagner y el nazismo hasta la clásica sobre la redención por amor y sus significaciones éticas, morales y/o religiosas.

4.- Asumo el dinamizar pero no el pontificar. No va conmigo. Se algo más que ayer, pero cada vez que aprendo algo me doy cuenta que me queda mucho más por aprender. Y espero aprender en este debate.

He utilizado como texto soporte de la presentación una publicación de "Amics del Liceu" que me parece aporta las claves fundamentales del esta obra y nos muestra el esqueleto de un posible debate.

Los artículos, que trasncribiré parcialmente, son obra de conocidos personajes y referenciales wagnerianos y melomanos. En el caso de que alguna de estas reproducciones supusiera algún problema legal, ruego al moderador del foro me lo haga saber de forma inmendiata.




ARGUMENTO DE "TRISTAN UND ISOLDE"


Wagner hizo de Tristan und Isolde la expresión más poderosa de la pasión amorosa que se afirma, incontenible, a despecho de la propia voluntad, de las normas morales y de la ley divina, y que solamente encuentra en la muerte su cumplimiento. Utilizó una música nueva, al límite de la tonalidad, de un cromatismo exasperado, que ha marcado la historia de la música de nuestro tiempo.

Acto I

La nave de Tristan conduce a la princesa irlandesa Isolde a Cornualles, donde ha de casarse con el rey Marke. Isolde, irritada por la indiferencia que le muestra Tristan –que no responde a su llamada y le envía a su devoto escudero Kurwenal– explica a su fiel criada Brangäne las causas de su angustia. Tristan había dado muerte a su prometido Morold, pero este le inflingió, en el combate, una herida que solamente ella podía curar. Mientras lo curaba, Isolde descubrió que el herido –que llevaba el falso nombre de Tantris– tenía incrustado en la cabeza el trozo de metal que faltaba en la espada de Morold. Pero cuando se acercó a su lecho para vengarse, se sintió desarmada ante la mirada de Tristan y lo hizo partir. Ahora ha vuelto, ya bajo su identidad real, para conducirla al rey Marke. Brangäne le recuerda que la madre de Isolde le confió un cofre con filtros mágicos. Isolde, exasperada por sus recuerdos, le ordena que prepare el filtro de la muerte para Tristan (y para ella misma). Anunciado por Kurwenal, Tristan aparece y acepta beber la copa que le ofrece Isolde como signo de reconciliación. Cuando está bebiendo, Isolde le arrebata la copa y bebe el resto del filtro. Pero no es la muerte lo que sucede –Brangäne ha substituido el filtro de la muerte por el del amor– sino todo lo contrario: un instante inmóviles, los dos jóvenes, en un impulso de pasión incontenible, se abrazan mientras la nave llega a las costas de Cornualles e invaden el puente caballeros, escuderos y marineros. Isolde cae desmayada.

Acto II

En el exterior del palacio del rey Marke, por la noche, Brangäne vigila la partida del rey con sus caballeros a una partida de caza. Aparece impaciente Isolde, que no escucha las advertencias de Brangäne, que teme un engaño del cortesano Melot, que odia a Tristan. Isolde pide a la sirvienta que vigile con una antorcha encendida, y que la apague cuando no haya peligro, señal que espera Tristan para reunirse con ella. Impaciente, Isolde apaga ella misma la antorcha, aparece Tristan y los dos amantes se abrazan y se inicia el dúo que comienza invocando la noche, olvidando el tiempo, una de las escenas de éxtasis amoroso más extraordinarias de la historia de la ópera. Brangäne los avisa que el día está a punto de llegar, pero no la escuchan, hasta que su grito ya es inútil. Aparecen Kurwenal, que exhorta a Tristan a defenderse, Melot y el rey Marke. La reacción de Marke es ante todo de tristeza ante la traición de Tristan, que no llega a comprender. Tristan decide partir exiliado y pide a Isolde que lo acompañe, pero Melot se precipita sobre Tristan, con la espada en la mano, y lo hiere gravemente. Isolde se lanza sobre el cuerpo de su amante caído.

Acto III

Kurwenal ha conducido a su amigo Tristan gravemente herido a su castillo de Karéol, en la Bretaña. Éste escucha la melancólica canción de un pastor que otea el océano por donde ha de llegar la nave de Isolde, que Kurwenal ha hecho llamar, la única que lo puede curar. Preso por la fiebre y el delirio, Tristan evoca a Isolde, a la noche y a la muerte. Cuando finalmente el pastor avisa de la llegada de la nave de Isolde, y Kurwenal se precipita a la orilla para recibirla, Tristan, enloquecido por la angustiada espera, se levanta, se arranca sus vendajes y camina a su encuentro. Isolde aparece sólo a tiempo de recibir entre sus brazos un Tristan tambaleante que la ve por última vez y muere. Isolde cae desmayada. Llega una segunda nave con el rey Marke, acompañado por Melot y por Brangäne, la cual ha explicado al rey el secreto del filtro de amor. Marke viene dispuesto a perdonar a Tristan pero los bretones, creyendo que vienen a rescatar a Isolde, presentan batalla. Kurwenal mata a Melot antes de ser el mismo herido mortalmente y de morir cerca de Tristan. Marke se lamenta, pero Isolde está ya fuera de este mundo y, transfigurada, se hunde en la noche de la muerte, única realidad que la puede volver a unir a Tristan, mientras canta la extraordinaria Liebestod («muerte de amor»), uno de los momentos culminantes de la música wagneriana.




FRAGMENTOS DEL ARTICULO DE ANGEL-FERNANDO MAYO "ESPACIO Y TIEMPO EN TRISTAN E ISOLDA"

La Música es la única de las Bellas Artes que puede conseguir que «el tiempo se convierta en espacio» y darnos así la impresión de entrar en otra dimensión. (...)

El representante máximo de la unificación del tiempo y del espacio es Richard Wagner, el poeta-músico, el único de su especie (otros compositores han sido ocasionalmente sus propios libretistas: Berlioz, Pfitzner, Schönberg, etcétera. Wagner lo fue también sólo hasta Rienzi. Con El holandés errante apareció el poeta). He aquí uno de los atractivos perennes de su obra. Como teórico de Estética dramático-musical, Wagner desarrolló algunas consideraciones en este campo. Veamos un pasaje de la tercera parte, La Poesía y la Música en el drama del porvenir, de Ópera y Drama (1851):«En esta unidad de la expresión que siempre hace presente y abarca el contenido según su conjunto, está resuelto también, y de la única manera decisiva, el problema [existente] hasta ahora de la unidad del espacio y del tiempo. (...)

En Tristán e Isolda el tiempo coincide con el día, es la realidad oficial, la representación o apariencia. A la luz del día, Tristán se muestra como «el prodigio de todos los reinos, el hombre alabadísimo, el héroe sin par, tesoro y encarnación de la gloria»; sin embargo, para Isolda es «el que temeroso ante el golpe se oculta donde puede, porque una novia, como cadáver, ganó él para su señor». Así, Isolda sabe qué conflicto existe entre aquel espejo de virtudes y ella, quien oficialmente es la bella y resignada irlandesa, cedida en matrimonio de conveniencia al «fatigado Rey de Cornualles» para así sellar la paz entre los reinos enemigos. Este Rey, el noble Marke, representa el día en sí mismo, pues incluso su noche –la de la falsa cacería– se convierte en acecho resuelto con la captura de la pieza acechada en el momento en que empieza a grisear la luz turbia del amanecer. Las restantes figuras amigas o enemigas pertenecen asimismo al día: «Tened cuidado, pronto cederá la noche» –Brangania; «Un señor del mundo, Tristán, el héroe» –Kurwenal; «Te lo mostré en flagrante delito»– Melot.


El primer acto se desarrolla durante el tiempo real de la travesía desde Irlanda a Cornualles. La primera parte, la más extensa, recuerda lo sucedido antaño y revela las claves del conflicto secreto existente entre la bella princesa irlandesa y el falso Tantris, cuya herida física fue curada por ella. Citaré aquí las palabras, aún engañosas, que ambos se cruzan cuando ya falta poco para que se produzca la acción que debería perpetuar este engaño mediante el mutuo suicidio con el filtro de muerte: T. «La señora del silencio me ordena callar: si tomo lo que ella calló, callaré lo que ella no toma». I. «Tu silencio tomo, si me esquivas. ¿Me negarás la reparación?». La acción del supremo engaño, el acto de beber el veneno, llega al fin después de estas otras frases: T. «¡Engaño del corazón! ¡Sueño del presentimiento! De eterna aflicción el último consuelo: ¡almo filtro del olvido, te bebo sin vacilación!». I. «¿Engaño también aquí? ¡Mía la mitad! ¡Traidor, la bebo por ti!».


En este instante se produce una suspensión aparente del tiempo. Si Tristán e Isolda hubieran muerto ahora, el día los habría hecho suyos definitivamente y la sospecha y el oprobio habrían caído para siempre sobre ellos, cambiándose el antiguo engaño oficial por otra mentira asimismo oficial, pero de signo contrario. La confesión abierta del mutuo amor sitúa ya al hombre y a la mujer fuera del día y del tiempo, de la realidad, pero todavía no en el espacio. La música orquestal reproduce el comienzo del preludio, mas ahora con sentimiento sagrado y sin la tensión que el llamado «acorde de Tristán» creaba allí como una interrogación abierta a todas las respuestas. La respuesta, aquí, la da el reconocimiento: «¿Qué soñaba en mí del honor de Tristán.- ¿Qué soñaba en mí de la vergüenza de Isolda?», y también el extrañamiento de lo circundante: «¿Qué rey?», exclama Tristán cuando Kurwenal, totalmente ajeno a lo sucedido, comenta que Marke se acerca en barca y, a la primera pregunta de Tristán: «¿Quién viene?», responde: «¡El Rey!». Mas el tiempo impone sus leyes con ese precipitarse del final del acto –vítores al monarca, júbilo general– que Wagner cierra con el brillo diurno de las trompetas situadas en la escena.


Por el contrario, la noche es el espacio. En el segundo acto, una vez desoídas las advertencias de uno de los personajes del día, Brangania, y apagada la antorcha que es a la vez luz que prolonga el día en el interior de la noche y señal de peligro, los amantes vuelven a encontrarse por primera vez como tales y, así lo creen ellos, fuera de la realidad en la que aún viven. No forman todavía la nueva unidad, pues el tiempo y el espacio no están aún «destruidos por la realidad del drama», por la acción humana (Wagner llamo «acción» a Tristán e Isolda, lo que parece ininteligible en presencia de su aparente estatismo. El amable lector sabe ya que no es así, pues conoce el sentido del propósito del teórico y del dramaturgo). Mientras la música de la «noche de amor nos da la impresión del espacio, el poema nos dice que Tristán e Isolda aspiran, sí, a la unidad, pero que siguen separados por la conjunción copulativa y (e). Dice Tristán: «¿Pero nuestro amor no se llama Tristán e ...Isolda? Esta dulce palabrita: e (y), lo que ella ata, el lazo del Amor, si Tristán muriera, ¿no lo destruiría la Muerte?». Parafrasea Isolda: «Pero esta palabrita: e (y), si ella fuera destruida, ¿cómo sino con la propia vida de Isolda fuera dada a Tristán la Muerte?». La destrucción del tiempo y del espacio es, en consecuencia, el paso necesario para alcanzar la unidad. Por eso, justo antes de que caiga sobre ellos la advertencia –música prodigiosa– de la «vigilante solitaria en la noche», esto es, de Brangania, los amantes han cantado juntos: «Yo mismo (a) soy entonces el mundo: sublime existir gozosísimo, sacratísima vida de Amor, divino deseo consciente no ilusorio-del jamás-volver-a despertar». La nueva dimensión no está, pues, en la Muerte, no es ella. La nueva dimensión, repito que aún como aspiración, está en el ser «eternamente uni-conscientes: sin fin, eternamente; ¡el pecho ardientemente abrasado, sin fin, eternamente, supremo gozo de amor!».


En este momento retornan de improviso el tiempo, el día, la realidad: Tristán e Isolda, sorprendidos por quienes les vigilaban, son arrojados de nuevo a la desconexión. Él –«el yermo Día por última vez»– es consciente de que sólo le queda morir: «En el país en el que Tristán piensa no brilla la luz del sol: es el oscuro país nocturno desde el que mi madre me enviara, cuando, al que ella recibiera en la muerte, en la muerte le hiciera ella alcanzar la luz». Isolda conserva, sin embargo, la aspiración a la nueva unidad, y así contesta ahora a la invitación de Tristán a seguirle: «¿Cómo huyera yo del país que abarca el mundo todo? Donde están la casa y el hogar de Tristán, allí se hospedará Isolda; ¡por donde ella lo siga, fiel y propicia, muéstrele ahora a Isolda el camino!». El acto tiene un desenlace súbito. En presencia de Marke, juez consternado, Tristán se enfrenta espada en mano a Melot, encarnación del engaño diurno persistente, pues su traición a su «amigo» Tristán ha sido provocada por celos inconfesados. Melot se convierte en el verdugo del día. La herida que Tristán recibe representa el triunfo punitivo del tiempo.


En el tercer acto, el sufrimiento y la terrible agonía de Tristán, sometido al poder del día y abrasado por los rayos del sol, representan el anhelo de recuperar a la amada, para alcanzar con ella la muerte. El despertar significa para él regresar al horror del día: «Yo estaba donde estuve desde siempre, adonde voy para siempre: en el vasto reino de la Noche universal (...) ¡Ay, ahora me crece, pálida y amedrentadora, la salvaje presión del Día! ¡Penetrante y engañoso, su astro me despierta el cerebro a la ilusión y a la mentira!». Ha de señalarse, pues, que casi todo este acto vuelve a desarrollarse durante el tiempo real, el cual contempla la lucha febril del moribundo, quien aún se reanima al oír que llega Isolda, mas no para vivir, sino para, en la muerte de ambos, alcanzar el saber que a él le es propio: «¡el divino y eterno olvido primordial!»; asimismo, el tiempo real es el de la llegada de Isolda, del desesperado combate de Kurwenal, para ir a morir a los pies de su señor, del perdón y del último lamento de Marke, quien ante aquella desolación, lo único que él puede ver con sus ojos de criatura del día, rompe en sollozos: «Con las velas desplegadas volé en pos de ti (Isolda). Mas arrebatado por el infortunio, ¿cómo lo alcanza quien trae paz? La cosecha le aumenté a la muerte: la ilusión acrecentó la necesidad».


Pero en este punto termina el tiempo. El poema y la música se funden en un movimiento incesante, creciente, inmensurable. Como en la «música de la transformación» de Parsifal, queda suspendida la fuerza de la gravedad, la acción dramática se libera del espacio en cuanto contenido y vuela más allá del espacio en cuanto continente. Llamar al prodigio «muerte de amor» o «transfiguración de Isolda», revela sólo la pobreza del lenguaje descriptivo en presencia de lo inexpresable. Sólo la Poesía dramático-musical alcanza la expresión. Ya no hay día, ya no hay realidad. Isolda no es Brünnhilde, inmolándose para redimir al mundo. Tampoco es Senta o Elisabeth, ofreciendo su vida para salvar al Holandés de su maldición y a Tannhäuser de su dualidad. Ella es la única que oye «esta melodía, que tan maravillosa y suave lamentándose de gozo, diciéndolo todo, dulcemente conciliadora, sonando desde él penetra en mí, se eleva sobre sí, resonando propicia, rodeándome de sonido». La voz flota fuera del tiempo, la música va más allá del espacio. Isolda no es ya Isolda y Tristán, es la nueva unidad que nos habla con la expresión que sólo puede proceder de ella: «¡En la crecida ondulante, en el sonido resonante, en el universo suspirante de la respiración del mundo... anegarse... hundirse... inconsciente... supremo deleite».


¡Cuán ajenas a la esencia de Tristán e Isolda son las representaciones que no buscan esta conexión final de la acción humana! ¿Qué sentido tienen aquí el psicologismo, el realismo crítico, la reinterpretación sexual dentro de lo que hoy pasa por políticamente correcto? Siempre recordaré las últimas imágenes de la escenificación debida a Wieland Wagner, en Bayreuth, desde 1962 a 1970, aquella que dirigió Karl Böhm y cantaron Wolfgang Windgassen y Birgit Nilsson. De pie, con los brazos elevados a lo alto Isolda, devorados por la oscuridad casi total los cadáveres de Tristán, Kurwenal y Melot, confundidas con las sombras las figuras inmóviles de Marke y Brangania, un rayo de luz recorría el cuerpo de la mujer, perdiéndose hacia lo alto entre las manos de la cantante. Los últimos compases, con el motivo del deseo ya sin tempo y el «acorde de Tristán» sonando como el eco remoto de la «música de las esferas», subían desde el foso oculto hacia una escena en la que sólo se adivinaba la silueta de Isolda. Así como Parsifal se había elevado desde 1951 al reino de la Poesía mística, la teoría espacio-temporal de Richard Wagner alcanzaba ahora con Tristán e Isolda el de la Metafísica del Arte.




FICHA VOCAL (Marcel Cervelló)

Cuando una obra del repertorio italiano, apreciadísima en otros tiempos, deja de representarse suele decirse que es porque ya no hay cantantes que puedan hacerla. Para Tristan pueden hoy contarse con los dedos de una mano –¡y aún sobrarían!– los intérpretes adecuados... y la obra sigue representándose en todas partes. Esto ha de significar una de estas dos cosas: o que la razón antes aludida es simplemente una excusa de mal pagador o que los wagnerianos, con tal de poder oir esta maravilla en directo, están dispuestos a transigir con cuatro medianías en lugar de los héroes vocales que habría que escriturar.


Para Isolda aún se puede encontrar algo, con todo. El rol exige un canto vibrante, resistencia y un agudo colocado en la parte superior de la mascara para asegurar su proyección –¡el Do del segundo acto!–, de modo que parezca un agudo y no un aullido com a menudo sucede, ya sea la cantante una exmezzo reciclada o no. El personaje, por otro lado, representa todo un reto: espontáneo y auténtico siempre, altivo y autoritario, resignado y sereno en el tercer acto, pero nunca inerte. Con el ímpetu suficiente para poder maldecir con convicción («Fluch dir, Verruchter») y sublimado por la aceptación («Mild und leise») hasta hacer flotar, etéreo, el Fa sostenido del «Höchste Lust», una conclusión casi inmaterial para un recorrido dramático que ha tocado todos los registros de las emociones humanas.


Tristan ya inspira un poco más de respeto y a menudo se reparte a viejas glorias que ya están de vuelta de todo o, si no las hay disponibles, a tenores altos y robustos que quedan despellejados en cuatro días. Decía el gran Lauritz Melchior que para cantar el Tristan –¡él lo había hecho en trescientas treinta y dos ocasiones!– hay que tener un registro grave bello y natural para poder construir sobre él un agudo firme y sonoro. No se puede edificar un rascacielos, añadía, sobre un banco de arena. Los tenores, concluía, tienen tendencia a oscurecer artificialmente la voz para poder traspasar la barrera orquestal, y al hacerlo acaban dejándose en el intento el agudo en primer lugar y finalmente la voz. Los tenores procedentes de la cuerda baritonal, como era su caso o el de Ramón Vinay más tarde, tienen ahí cierta ventaja. Canto articulado con precisión, evitando de paso el efecto monocromático o chapucero, visceral y melancólico a un tiempo, tiene una tesitura no excesivamente aguda y ello hace envalentonarse a muchos tenores líricos que, sin embargo, acaban sin resuello en el tercer acto, aunque los cortes se lo dejen en la mitad. Si se tiene la suerte de poder oir a un tenor que cante toda su parte en lugar de chillarla, ya es todo lo que se puede pedir.


Kurwenal es un barítono sólido que requiere amplitud vocal per no un bramido indiscriminado. El personaje ha de mostrar siempre afecto hacia su amo, si bien hoy día puede ser peligroso exagerar este aspecto: los registas actuales pescan al vuelo según qué tipo de ideas. Brangäne, que podría estar en el mismo caso por lo que al perfil psicológico se refiere, es conveniente que posea un timbre diferenciado respecto del de Isolde. Tan recio y bronceado com se quiera, pero diferente. Su «Einsam wachend» ha de erigirse en la antorcha que haga estremecer con su brillo al maravilloso nocturno del segundo acto. Sin desafinar, a ser posible.


Marke, obvio es decirlo, ha de ser la nobleza personificada en un bajo. Majestad y dolor se entienden mejor con una buena dicción que ayude a digerir el discurso del segundo acto. Dignidad herida, sobre todo. La voz –aquí sí– cuanto más sonora, mejor. Melot, en fin, debería ser un tenor. Hoy casi siempre lo canta un ex-tenor. Cosas de estos tiempos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 30 Jun 2004 12:31 
Desconectado
Mulero (arrieritos somos...)
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 18:19
Mensajes: 6436
Ubicación: Gallinero
Impresionante


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 30 Jun 2004 13:45 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Mar 2004 10:34
Mensajes: 2165
Ubicación: Barcelona
Yo también tengo este libro, ya no me acordaba de nada y me lo he vuelto a leer...

Marcel Cervelló tan divertido como siempre..... :lol: :lol: :lol:

_________________
Cleo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: PASION!!!!!!
NotaPublicado: 30 Jun 2004 13:55 
Desconectado
Mozartiana
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 18:46
Mensajes: 5223
Ubicación: Barcelona
para mi T&I es PASION así en mayúsculas y rojo bien fuerte.

Una pasión bien bestia, reflejada tanto en música como en voz (clarooo ... Wagner... obra total!!!!!) .
Una pasión que está por encima de todas las otras fidelidades que lo intentan limitar (a la venganza, al país, al amigo, al rey...)

como muestra escrbo el texto que recogí en el Liceu el día de mi primer Tristan (8 de julio 2002)
" la grandeza de la historia consiste en mostrar un amor tan extraordinario que ninguna otra norma puede limitar: ni la ley que obliga al súbdito, ni el sentido moral que santifica al matrimonio. Un amor tan intenso qu no lo puede apagar ni la dolorosa consciencia del mal que puede causar, ni la convicción de la pasión acabará haciéndoles desgraciados, ni la muerte que será justamente su único refugio. Este amor es el único objetivo de la música de wagner"

bueno... en este último punto yo no estoy tan de acuerdo y quisiera apuntar otras pasiones que, a mi entender, también acaecen en la obra y que no son las pasiones amorosas entre T&I.

qué pensáis vosotros de estas relaciones como a posibles pasiones amorosas ocultas:?

- el rey Marke y Tristan... gran tema polémico: fidelidad de súbdito a rey y quizás amistad de rey a súbdito"unicamente"?????. :shock: ha habido autores que han apuntado una relación homosexual entre estos dos personajes, lo que, para ellos (no recuerdo los nombres), explicaría que el rey no pueda ordenar la muerte de Tristan y lo exilie

- Kurwenal y triastan... otros dos que tal.. sólo fidelidad entre amigos?

Nota. caray! no es que quiera hacer polémica del tema de la posible homosexualidad de estos tres personajes en la ópera... me estoy limitando a preguntaros vuestra opinión sobre temas que a mi me han contado... por si hacia falta aclarar.. :wink: :wink: :wink:

Y ya saliendo de pasiones amorosas... qué tal el tratamiento del odio en T&I?... es otra pasión a mi entender..
:roll:
- el odio inicial de isolda ante Tristan por haber asesinado a su prometido (esto no se ve en la ópera pero se masca perfectamente... obviuamente unido a la pasión amorosa, en una situación realmente difícil de mostrar pero perfectamente tratada por Wagner en su ópera)
- el odio de los marineros del barco hacia isolde y Bránigan, antiguas enemigas

una pregunta también quiero lanzar: alguien detecta odio entre isolde y el rey Marke?
Yo no lo noté :roll: y me parece que debería estar... Marke es ex-enemigo de isolde, no?. quizás el sacrificio a la patria puede más?

y ya para finalizar, me gustaría también hablar de un personaje que a mi siempre me ha llamado mucho la atnción. Bränigan.... no entiendo sus reacciones... su equivocación en el filto de muerte-amor es sólo eso? una equivocación? qué opináis vosotros?

_________________
AUPA WOLFIE!!!...esto ya lo había dicho, no?
Fantinetta, hoy mismo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: más...
NotaPublicado: 30 Jun 2004 13:58 
Desconectado
Mozartiana
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 18:46
Mensajes: 5223
Ubicación: Barcelona
os corto-pego la letra del Mild und leise porque es que no tiene desperdicio en cuanto al tratammiento del amor y la muerte
---
Isolda
Delicioso y callado,
cómo sonríe,
como los ojos
abre propicio,
¿Lo veis amigos?
¿No lo veis?
¿Cada vez más luminoso
cómo resplandece,
astro bañado en luz,
cómo se eleva a lo alto?
¿No lo veis?
¿Cómo el corazón
se le dilata, valeroso,
cómo pleno y noble
se le hincha en el pecho?
¿Cómo en los labios,
deliciosamente,
el dulce aliento
suavemente se exhala?
¡Amigos!
¡Ved!
¿No lo veis ni lo sentís?
¿Sólo yo oigo
esta melodía,
que tan maravillosa
y suave,
lamentándose gozosa,
diciéndolo todo,
dulcemente conciliadora,
resonando desde él,
penetra en mí,
se eleva sobre sí,
sonando propicia,
rodeándome de sonido?
Vibrando más claras,
envolviéndome ondulantes,
¿son ondas de brisas deliciosas?
¿son nubes de aromas dulcísimos?
Cómo crecen,
cómo me rodean de murmullos,
¿debo respirarlas,
debe escucharlas?
¿Debo beberlas a sorbos,
sumergirme en ellas?
¿Respirarme en dulces fragancias?
En la crecida ondulante,
en el sonido resonante,
en el universo suspirante
de la respiración del mundo,
anegarse,
abismarse,
inconsciente,
supremo
deleite.

(Isolda se desploma suavemente, como transfigurada, en brazos de Brangäne, sobre el cadáver de Tristán. Gran emoción y arrobo entre los presentes. Marke bendice los cadáveres).

en alemán....
--------
Isolde
Mild und leise
wie er lächelt,
wie das Auge
hold er öffnet
seht ihr's Freunde?
Seht ihr's nicht?
Immer lichter
wie er leuchtet,
stern-umstrahlet
hoch sich hebt?
Seht ihr's nicht?
Wie das Herz ihm
mutig schwillt,
voll und hehr
im Busen ihm quillt?
Wie den Lippen,
wonnig mild,
süßer Atem
sanft entweht
Freunde! Seht!
Fühlt und seht ihr's nicht?
Hör ich nur
diese Weise,
die so wunder-
voll und leise,
Wonne klagend,
alles sagend,
mild versöhnend
aus ihm tönend,
in mich dringet,
auf sich schwinget,
hold erhallend
um mich klinget?
Heller schallend,
mich umwallend,
sind es Wellen
sanfter Lüfte?
Sind es Wogen
wonniger Düfte?
Wie sie schwellen,
mich umrauschen,
soll ich atmen,
soll ich lauschen?
Soll ich schlürfen,
untertauchen?
Süß in Düften
mich verhauchen?
In dem wogenden Schwall,
in dem tönenden Schall,
in des Welt-Atems
wehendem All
ertrinken,
versinken
unbewußt
höchste Lust!
---

el höchste Lust este hay que oirlo... se ponen todos los pelos de punta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! :D :D :D :D

_________________
AUPA WOLFIE!!!...esto ya lo había dicho, no?
Fantinetta, hoy mismo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 30 Jun 2004 17:11 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 22:13
Mensajes: 2006
Ubicación: Buenos Aires
¡Eeeeh, MarttiT, trampa, trampa!!! ¡Todavía estamos en junio!!!!
Para hacerles caso a los entendidos, empezaré a opinar libreto en mano el fin de semana, después de una concienzuda lectura de la introducción, que parece muy jugosa (pero ya voté)
Baci,
Maddalena


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 30 Jun 2004 17:34 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 22:13
Mensajes: 2006
Ubicación: Buenos Aires
Mientras tanto, un poco de decoración ...

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Amor!!!!
NotaPublicado: 30 Jun 2004 19:41 
Desconectado
Concertino
Concertino

Registrado: 25 Mar 2004 18:59
Mensajes: 908
Ubicación: Trujillo, Peru
Yo vote por el amor :love:
Sin embargo tambien hay otros aspectos de los que quedo impregnado cuando escucho Tristan: irrealidad :shock: porque ese tipo de amor es tan ideal, tan dificil de que exista, tan perfecto... O:)
Finalmente tambien esta la enorme belleza de la pieza, pero bueno, hay muchas otras operas tambien bellas :P .

Lo de las relaciones entre personajes que menciona Fantine, quedaria por agregar la relacion (lesbiana?) entre Brangania e Isolda, al menos de parte de Brangania, esta casi solo existe por servir a Isolda, y en el momento culminante (climax? :shock: ) ella esta presente casi en medio de los "amantes" durante el duo del segundo acto... :o :roll:

Aun si fuera asi, la relacion entre los demas queda opacada por la insistencia notoria en centrarse en los dos protagonistas. Lei por alli, que la obra mas que situarse en un lugar fisico, se situa en el universo interior de ambos protagonistas.
Los simbolos de la noche y la herida son los mas recurrentes. La noche es la libertad, la verdad, alli los protagonistas son ellos mismos, en el dia solo son apariencias, infelicidad, reglas sociales. La herida en Tristan es producida por Morold, pero es la herida producida por la vision del ideal del amor (es decir, Isolda) la que mas atormenta a Tristan.

A veces me parece que toda la opera es solamente la idealizacion del amor perfecto que Wagner hubiera deseado. Al principio se presenta Isolda, bella, sabia, valerosa; dispuesta a las ultimas consecuencias antes de amar a otro, al mismo tiempo confiesa su debilidad (enamoramiento inexplicable) cuando vio por primera vez a Tristan, a quien sabiendo su peor enemigo, no pudo matar para vengar a su prometido. Ella es la perfecta mujer para Wagner. Tristan en el primer acto es solo un receptor de todo lo que Isolda plantea. En el segundo acto esta por fin la union de ambos, por sobre todo: las convenciones, las reglas, la sociedad, etc,etc. En el tercer acto la ruptura con Isolda provoca la agonia de Tristan: solo la muerte, la noche, la union con Isolda le devolvera el ser. Isolda es todo. Finalmente Isolda llega y se une, esta vez para siempre a el... :love:

Una vision demasiado simple... 8-[

Pero hay varias preguntas que se me quedan en el aire:
- Luego de tomar la pocima, que ocurre inmediatamente? La pocima surge efecto o es que ellos se ven liberados ante una muerte cercana y dicen lo que sienten sin tapujos? Siempre se da esta ultima interpretacion, creo que despues en alguna parte del texto lo aclaran... :roll:

Respecto al texto de la transfiguracion de Isolda: a mi me encanta cuando Isolda habla de la "musica" o "sonido" que fluye del interior de Tristan, el sonido que despues la penetra a ella, y todo eso mientras detras de su voz suena la musica mas hermosa posible :P :P :nw: \:D/ :love:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Jul 2004 0:50 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Mar 2004 19:33
Mensajes: 7023
Ubicación: Madrid
Magnífica presentación Martti.

Me hubiese gustado votar por casi todos los conceptos, pero como solo se podía votar por uno lo primero que me llega es el amor y la pasión pero como me llega a través de la música he votado por la belleza musical.

Respecto a los aspectos vocales del rol de Tristán me gustaría aportar un comentario del estudio de Ramón Regidor que hace de la obra en relación a lo que se comentaba en la presentación de Martti sobre la tesitura no especialmente aguda. Su tesitura comprende desde el DO#2, hasta el LA3, pero no nos engañemos por esta aparente cortedad por el agudo, porque su canto se desarrolla insistentemente entre el MI3 y el LA3, causa de gran incomodidad para un tenor y fácil fuente de fatiga, que obliga adominar esta zona del registro con holgura y a poseer un órgano de fonación muy resistente. Añadamos, por si fuera poco, la exigencia de una gran potencia vocal, debida al imperativo del matiz de la partitura y a la sonoridad orquestal que, muchas veces, acompaña al cantante. El tipo vocal que mejor encaja en este papel es el lírico- dramático.

Saludos


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Jul 2004 3:00 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Mar 2004 1:55
Mensajes: 6397
Ubicación: En las costas de Africa
Yo voy algo justo de tiempo, así que he tenido que imprimir el excelente
artículo de MarttiT para leerlo con la calma que merece antes de iniciar mis comentarios sobre Tristan.

Por cierto, voté por "amor"

Il Frate


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Jul 2004 3:13 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Mar 2004 16:00
Mensajes: 2503
Ubicación: Cerrando mi taberna particular
No la conozco completa, pero lo poco que conozco no me disgusta, así que me gustaría conocerla. Pero soy de los que cree que Wagner además de oirlo hay que verlo para que funcione. Y hoy en día ver Wagner es difícil (más aun aquí en Coruña) y tampoco hay un buen dvd de esta ópera en el mercado


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 02 Jul 2004 13:28 
Desconectado
Florezido
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Mar 2004 16:50
Mensajes: 5416
Ubicación: Numero quindici, a mano manca.
Enhorabuena por la presentación, yo también la imprimí. Supondrás que he votado por el aburrimiento, que no quiero decepcionarte. :D ..aunque no sea al 100 %, si hasta me gusta el duo de amor.

_________________
...la scena a' miei tempi era altra cosa.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Conociendo Tristan
NotaPublicado: 02 Jul 2004 21:14 
Desconectado
Concertino
Concertino

Registrado: 25 Mar 2004 18:59
Mensajes: 908
Ubicación: Trujillo, Peru
No se como habra hecho cada uno de ustedes cuando se enfrentaron por primera vez a esta obra, pero aparte de el Preludio y la Muerte de amor (escuchadas como fragmentos independientes), nunca pude pasar del primer disco cuando trate de escuchar toda la opera; asi que la primera vez que pude apreciarla completa fue por video, el de Bayreuth con Johanna Meier y Rene Kollo (buena version :D ). En esa oportunidad aun no disfrutaba tanto con las operas de Wagner, pero ver esta opera representada me encanto. Lo que mas me emociono fue el final del primer acto, cuando despues de beber la pocima ambos se declaran su amor y la tension va en un crescendo formidable e imparable hasta el acorde final. Ese es un fragmento a no perderse, antes de eso, al inicio de la opera, la "narracion y maldicion" de Isolda, cuando cuenta como conocio a Tristan, es lo mas dramatico que hay en esta opera, que por lo demas es mas bien lirica.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 02 Jul 2004 22:29 
Desconectado
Figurante
Figurante

Registrado: 02 Jul 2004 20:30
Mensajes: 3
Saludos. Acabo de incorporarme al foro, soy de cadiz, y que mejor entrar opinando sobre la que es posiblemente mi OPERA PREFERIDA. Con el paso del tiempo me ha costado mucho decidirme y he quedado en tablas, mis dos operas favoritas sobre el gran (modestamente) repertorio que conozco son Tristan y Tosca.
Para mi, Tristán, es el mayor monumento al amor que se ha creado, por supuesto en todas las artes. Me resulta curioso pero el escuchar cualquier nota del Tristan me transmite esa ternura, exaltacion al amor parecida a la que recibo cuando contemplo (una copia por supuesto en mi casa) del Beso de Klimt.
Tristan tiene los mejores momentos musicales que se han escrito, la obertura es incalificable, el final del segundo acto, esos dos pequeños monologos de tristan primero y por ultimo de Isolda, el monologo del rey,los monologos de tristan del tercer acto, y por supuesto el preludio de éste acto,eso es lo mas tierno, dulce, lastimono que se haescrito. ¿Como es posible criticar de duro(musicalmente) a una persona que ha podido escribir las notas de ese preludio?
y paro ya porque si no no paro.
Tarde mucho en conocer a Wagner. Ahora no puedo escuchar nada que no sea su musica.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Bienvenido Armando
NotaPublicado: 03 Jul 2004 1:22 
Desconectado
Mozartiana
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 18:46
Mensajes: 5223
Ubicación: Barcelona
espero que lo pases muy bien en este foro .
Verás que aunque discutamos entre nosotros, la verdad es que somo muy amiguetes. :D :D :D
disfrutamos de nuestra afición, la ópera, pero también de la mútua compañía.
Así que, ya sabes... dale a las teclas, participa sin miedo y verás como el foro te responde.

Además... otro wagneriano!!!!!!!!! BIENNNNNNNNNNNN.... vamos equilibrandoooooooo jejejejejejejeje 8) 8) :wink: :wink: :wink:

_________________
AUPA WOLFIE!!!...esto ya lo había dicho, no?
Fantinetta, hoy mismo


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 54 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com