Fecha actual 13 Nov 2019 23:15

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Feb 2007 - L'Orfeo - Claudio Monteverdi: biografía
NotaPublicado: 25 Feb 2007 14:29 
Desconectado
Refuerzo de coro
Refuerzo de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Jul 2005 8:54
Mensajes: 74
Ubicación: bcn/gi
Claudio Monteverdi
(Cremona, 15 de Mayo de 1567 – Venecia, 29 de Noviembre de 1643)


“Dejad que la música sea la esclava de la palabra”

Claudio Monteverdi es sin duda alguna, uno de los compositores más importantes de la historia, piedra angular en la transición del Renacimiento al Barroco y del nacimiento de la ópera. Maestro respetado en su tiempo, fue olvidado después de su muerte y la recuperación de su música y de su merecido status ha tardado casi cuatro siglos en llegar. Pero, ¿quien fue?

Del nacimiento a la consolidación

Nacido en Cremona el año 1567, era hijo del cirujano barbero Baldassare y de Magdalena Zignani. Junto con su hermano menor Giulio Cesare, estudió música con el maestro Marcantonio Ingegnieri, maestro de capilla de la catedral cremonense, que adiestró al joven Claudio sobretodo en el arte del canto, la viola y la composición. Como no se conserva ninguna referencia a Monteverdi como cantante del coro de la catedral, las lecciones de música debieron de ser privadas.

Dando muestras de precocidad creativa, a los 15 años (1582) publicó sus primeros trabajos, un conjunto de motetes a tres voces. Cinco años más tarde, publicaba el primero de sus seis libros de madrigales a 5 voces, seguido apenas tres años después por el segundo. Como Claudio no era tonto, en ambos libros pondrá dedicatorias a personajes influentes (al conde de Verona Marco Verità, en el primero; al presidente del Senado de Milán Giacomo Ricardo, en el segundo), buscando un empleo estable como músico en alguna de las ciudades importantes de Italia.

La técnica dio sus frutos, y ese mismo año de 1590, Ricardo le consiguió trabajo en la orquestra del duque de Mantua, Vincenzo Gonzaga, como violista. Si en sus primeros libros, los madrigales se caracterizan por unas texturas suaves, en la línea de los madrigales de Luca Marenzio, el estilo monteverdiano se irá llenando de disonancias que potencian el significado y la emoción asociada al texto como se observa en los libros tercero y cuarto de sus madrigales (1592 y 1603), influenciado por Jaches de Wert, maestro de capilla de Mantua hasta su fallecimiento en 1596. Aunque Monteverdi aspiraba a su cargo, fue relegado en beneficio de Benedetto Pallavicino, otro cremonense, mayor y con más experiencia, y no fue hasta la muerte de éste, acaecida en 1601.

Monteverdi, había acompañado a su señor en 1595, cuando éste partió para Hungria, a defender a Rodolfo II de Habsburgo en su lucha contra los turcos y en 1599 lo acompañó a Flandes. Estos viajes ayudaron a Claudio a madurar como artista, ya que le permitieron conocer la música de estas regiones, muy activas en la época.

Al llegar al cargo de maestro de capilla de Mantua, pues, Monteverdi ya era un músico reputado en toda Europa: un madrigal suyo, Ah, dolente partita apareció en una antología editada por Kaufmann en Nuremberg, en 1597, junto con autores como Marenzio, Hassler y Gabrieli. Además su proyección artística venía acompañada por la felicidad en el terreno personal: el 20 de noviembre de 1599 se casó con Claudia Cattaneo, cantante de la corte e hija del músico Giacomo. De su amadísima consorte, muerta prematuramente, tuvo tres hijos: Francesco, nacido en 1601, músico, carmelita descalzo y desde 1623 cantor en San Marcos de Venecia; Leonora, nacida en 1603, que murió de niña; y Massimilano, nacido en 1606, médico.

El hecho de que Monteverdi compusiera su música independientemente de las reglas armónicas del momento, que desde su punto de vista era pautas pero no normas inmutables, y lo que debía primar era la emoción subyacente en el texto. Y esta transgresión, lo convirtió en el objetivo de un teórico de la música, que convirtió sus madrigales en blanco de las críticas a la nueva música: Giovanni Maria Artusi.

La polémica con Artusi

La polémica con Artusi es una de las discusiones sobre música más importantes de la historia.

En 1600, el canónigo Artusi, discípulo de Zarlino, quien sí consideraba inmutables las reglas tradicionales (parte de las cuales habían sido enunciadas por su maestro), publicó L’Artusi, overo delle imperfettioni della moderna musica (con una segunda parte publicada en 1603).

En esta obra, Artusi arremetía contra los nuevos modos musicales, que consideraba desagradables al oído. Según él, esta música transgredía “las buenas reglas, en parte fundadas en la experiencia, madre de todas las cosas, en parte reflejo de la naturaleza, y en parte de las demostraciones demostradas, es preciso creer que son cosas deformes de la naturaleza […] Están contra lo bueno y lo bello de la institución armónica […] Aportan confusión e imperfecciones de no poca importancia”.

Su crítica se basaba en unos madrigales que había podido leer (y que aparecerían en el quinto libro de madrigales de Monteverdi). Sin citar al autor (aunque todo el mundo sabía de quien se estaba hablando), les criticaba la mezcla de modos, las irregularidades armónicas o los excesos declamatorios.

Monteverdi respondió por carta, pero como Artusi persistió en mantener pública la querelle con la publicación de la segunda parte de su obra, en 1605, en el prólogo de su Quinto libro di Madrigali a cinque voci, Monteverdi respondió a su acusador. En la respuesta se separaba claramente la música polifónica convencional, la prima prattica, de la nueva música que propugnaba, la seconda prattica. Al separarlas, hacía innecesario discutir la segunda en función de las reglas válidas por la primera. Aún así, anunciaba la publicación de un tratado que debía asentar las bases teóricas de la nueva música, pero esta obra nunca vio la luz.

En 1608 apareció otro contendiente: Antonio Braccino da Todi, que publica su Discurso secondo musicale, que presupone la existencia previa de un Primo discorso. No se sabe a ciencia cierta quien era Braccino da Todi, y se especula con la posibilidad que fuese un seudónimo del mismo Artusi. El discurso de da Todi respondía la carta publicada por Giulio Cesare Monteverdi en los Scherzi Musicali de su hermano, en 1607, donde se postulaba por la primacía de la palabra sobre la música: “Dejad que la música sea la esclava de la palabra”.

En 1615, para cerrar la querella, Giovanni Battista Magone escribió un discurso conciliador en su Ghirlande musicale.

Así pues, la querella entre Artusi y Monteverdi representa un poco el enfrentamiento entre tradición e innovación, y es perfectamente extrapolable a otros momentos históricos de la música hasta el momento actual. Cabe preguntarse: ¿no somos un poco “Artusis” en lo referente a la creación contemporánea? ¿O quizá la creación contemporánea difiere de Monteverdi en la motivación de su innovación (buscar la máxima capacidad expresiva)? Un tema que queda ahí para el eterno debate.

La ópera en Mantua

En el año 1600, el duque de Mantua asiste a la boda de Maria de Medici y Enrique IV de Francia y es testimonio de la inauguración del género operístico con la Euridice de Peri. La corte mantuana también promociona las artes a un nivel muy elevado: Rubens, Tasso, Marenzio, y por supuesto, Monteverdi.

El duque apoyará, pues, a su maestro de capilla, para que, junto al poeta Striggio, confeccione una fábula musical en el nuevo estilo. Así, nace la Favola d’Orfeo, representada por primera vez, el 24 de Febrero de 1607. El éxito se propagó a otras ciudades, y la ópera se dio en Turín, Milán, Cremona y, supuestamente, en Florencia.

Poco después, en verano del mismo año, cuando estaba en Cremona recibiendo homenaje de sus conciudadanos, la alegría por su éxito se truncó en dolor por el fallecimiento de su esposa Claudia. Inmediatamente después, fue requerido de nuevo en la corte de Mantua para componer música para la próxima boda entre Francesco Gonzaga y Margarita de Saboya. En su dolor, escribió la música para Il Ballo delle Ingrate y la ópera hoy perdida Arianna (1608), de la que se conserva un famoso lamento, quizá una de las piezas más conmovedoras que se han escrito, donde Arianna lamenta su suerte, abandonada por su amado Teseo en la isla de Creta. En ella, Monteverdi, vierte todo el dolor por la pérdida de su esposa. Además cabe señalar, que la cantante que había de interpretar el papel, Caterina Martinelli, “Caterinuccia”, una joven por la que Monteverdi sentía mucho aprecio, falleció poco antes del estreno, siendo otro motivo de dolor para el compositor.

La etapa veneciana

En 1610, Monteverdi ya estaba harto de la corte mantuana, cuya tacañería había tenido que soportar desde su incorporación. Intenta congraciarse con la curia romana, y compone para ello una misa sobre el motete In Illo tempore y unas Vespro della Beata Vergine, que dedica al pontífice Pablo V. Pero esta vez, la dedicatoria no surte el efecto deseado. Aún así, estas composiciones, forman parte de las grandes obras religiosas de todos los tiempos, donde Monteverdi utiliza todo su saber en la disposición de las voces y el arte madrigalesco adquirido hasta el momento.

Finalmente, con la muerte del duque Vincenzo, Monteverdi es despedido. Y en 1613, se le concede el cargo de Maestro de Música de la Serenísima República de Venecia. Su misión allí consistía en dirigir la capilla de San Marco durante las liturgias. Su presencia era obligatoria en Navidad, Pascua, la Ascensión, la fiesta de la Santa Cruz, las de San Marcos, el Redentor y el Día de Todos los Santos, así como en las visitas de los potentados extranjeros.

Pero aparte de la composición de música religiosa, en la que compondrá su magna obra la Selva morale e spirituale, continuará publicando sus libros de madrigales sexto, séptimo y octavo (1614-1638), donde continúa evolucionando, hasta un estilo más dramático y monódico. Además, escribe piezas completamente dramáticas, entre las que cabe destacar el ballet Tirsi e Clori y el madrigal dramático Il Combattimento di Tancredi e Clorinda, basado en la Jerusalén liberada de su amigo Tasso y estrenado en el palacio Mocenigo de Venecia en los carnavales de 1621.

La apertura del primer teatro de ópera público en Venecia en 1637, conducirá a Monteverdi, de nuevo al drama lírico, con las que son sus últimas óperas: Il Ritorno di Ulisse in Patria (1642) –de la que hay dudas sobre su autoría, pero que parece que hoy en día ya se cree que fue compuesta por Monteverdi-, y L’Incoronazione di Poppea (1643), que traslada la ópera del mundo del mito (la temática de dioses y leyendas griegas que había sido la base del género hasta el momento) al mundo de las personas (con tema histórico en este caso).

Monteverdi, a sus setenta y seis años, ha llegado a la cima de su arte. Es un maestro respetado y que ha transmitido sus conocimientos a sus discípulos como Francesco Cavalli o Heinrich Schütz. De regreso de un viaje para visitar Cremona y Mantua, escenarios de su juventud, muere en Venecia el 29 de noviembre de 1643. Fue sepultado en una fosa común, en la capilla de los Lombardi en Santa Maria dei Frari. Aún así, la Serenísima, honró su memoria con una misa de réquiem en los Frari y otra en San Marcos.

Sus obras inéditas, se continuaron publicando hasta 1651.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Feb 2007 - L'Orfeo - Claudio Monteverdi: biografía
NotaPublicado: 26 Feb 2007 1:03 
Desconectado
Segundo atril
Segundo atril
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Oct 2006 20:02
Mensajes: 86
cmonteverdi escribió:
y la ópera hoy perdida Arianna (1608), de la que se conserva un famoso lamento, quizá una de las piezas más conmovedoras que se han escrito, donde Arianna lamenta su suerte, abandonada por su amado Teseo en la isla de Creta. En ella, Monteverdi, vierte todo el dolor por la pérdida de su esposa. Además cabe señalar, que la cantante que había de interpretar el papel, Caterina Martinelli, “Caterinuccia”, una joven por la que Monteverdi sentía mucho aprecio, falleció poco antes del estreno, siendo otro motivo de dolor para el compositor.



Hermosísimo... lo he escuchado mil veces, y siempre, siempre, consigue ponerme la piel de gallina y humedecerme los ojos. Que sentimiento... qué dolor más desgarrador... sensación que se torna aún más emotiva, más amarga, cuando se conoce la biografía de Monteverdi. Cuando se sabe que el compositor realizó este "Lamento" sin haber apagado aún el dolor por la pérdida de su esposa...

Muy hermoso... lástima que la ópera completa esté perdida. ¿No hay ninguna posibilidad de hallar alguna copia...? Es que es una gran pérdida para la historia de la música, y me indigna y me apena pensar que nunca podremos saber cómo era esta ópera entera... siendo además uno de mis mitos preferidos... me hubiera gustado ver cómo lo trasladaba a la música el genial Monteverdi...

Saludos! :D

_________________
Cuando sólo te queden en el mundo dos monedas, con una compra una hogaza de pan y con la otra un lirio...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 26 Feb 2007 1:06 
Desconectado
Segundo atril
Segundo atril
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Oct 2006 20:02
Mensajes: 86
Por cierto, cmonterverdi, una puntualización, muy pequeñita... creo que la isla en la que Teseo abandonó a la bella Ariadna era Naxos, no? A lo mejor estoy equivocada, pero a mi me suena más Naxos que Creta...


Felicidades por el trabajo, cmonteverdi. Estoy disfrutando mucho con la lectura! :D


Saludos!

_________________
Cuando sólo te queden en el mundo dos monedas, con una compra una hogaza de pan y con la otra un lirio...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Feb 2007 22:12 
Desconectado
Refuerzo de coro
Refuerzo de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Jul 2005 8:54
Mensajes: 74
Ubicación: bcn/gi
PANATENEA escribió:
Por cierto, cmonterverdi, una puntualización, muy pequeñita... creo que la isla en la que Teseo abandonó a la bella Ariadna era Naxos, no? A lo mejor estoy equivocada, pero a mi me suena más Naxos que Creta...


Pues sí, ahora que lo dices es cierto :oops: , si hay hasta una ópera de Richard Strauss con éste título, Ariadna en Naxos. He confundido su origen, Creta, con el sitio donde Orfeo la dejó doblemente tirada.

Cago'en los héroes de leyenda !!! :lol:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Feb 2007 23:16 
Desconectado
Mozartiana
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 18:46
Mensajes: 5223
Ubicación: Barcelona
sí, salen de Creta y van a Naxos :D

_________________
AUPA WOLFIE!!!...esto ya lo había dicho, no?
Fantinetta, hoy mismo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2007 14:02 
Desconectado
Segundo atril
Segundo atril
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Oct 2006 20:02
Mensajes: 86
No te preocupes, cmonteverdi! Con todo el trabajo que estás realizando con Monteverdi y l'Orfeo (interesantísimo, además) es normal que tengas algún lapsus. :wink:


A mí es que los mitos de Orfeo y Eurídice y el de Ariadna son dos de mis preferidos. Me gustan tanto, que estoy intentando recopilar todo el material habido y por haber que trate de ellos... (me va a llevar mucho trabajo, lo sé, jeje, porque son dos mitos muy recurridos... :wink: ) Por eso, como ya dije antes, me da mucha rabia que la ópera Arianna de Monteverdi se haya perdido... me da rabia por dos motivos: uno, porque siendo de Monteverdi, seguro que era genial; y dos, porque... ¿Ya he dicho que el mito de Ariadna es uno de mis preferidos...? :lol:

Saludos!

_________________
Cuando sólo te queden en el mundo dos monedas, con una compra una hogaza de pan y con la otra un lirio...


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com