Fecha actual 24 Jul 2019 1:33

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 41 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente

¿qué opinión tienes de I PURITANI?
me gusta la música, la historia es tonta 32%  32%  [ 11 ]
no me gusta nada de nada 3%  3%  [ 1 ]
me gusta mucho, la música y la historia 35%  35%  [ 12 ]
todas las mañanas me levanto cantando "son vergin vezzosa" 24%  24%  [ 8 ]
no la conozco 6%  6%  [ 2 ]
Votos totales : 34
Autor Mensaje
 Asunto: opera de junio - I PURITANI - vincenzo bellini
NotaPublicado: 08 Jun 2004 18:40 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 23:00
Mensajes: 1042
Ubicación: Santiago de Chile
y POR FIN está aquí la OPERA DE JUNIO: I PURITANI
gracias a sus votos, jajajajajaja :lol: :lol: :lol:

Antes que nada, disculpen la demora, necesitaba unos días para prepararlo todo, pero ya está.

Ahora, siguiendo los sabios consejos de @lm@viva, voy a colgar los temas por capítulos, para no quedarnos sin tema muy rápido.

Sin más preámbulos, les presento, la ópera del mes de junio
I PURITANI, de Vincenzo Bellini

saludos belcantistas,
Königin der Nacht

_________________
der hölle rache kocht in meinem herzen!!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: el culpable... VINCENZO BELLINI
NotaPublicado: 08 Jun 2004 18:50 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 23:00
Mensajes: 1042
Ubicación: Santiago de Chile
VINCENZO BELLINI
(Catania 3 de noviembre de 1801 – París, 23 de septiembre de1835)

Imagen

Considerado el último representante del belcantismo romántico, Bellini fue –a pesar de su imagen de rubio y apuesto galán, de su agitada vida sentimental y de su prematura muerte a los 34 años- un artista de transición, que desarrolló una forma particular de concebir la música y abrió caminos para una renovación operística que otros compositores –Verdi entre ellos- seguirían con mayor decisión.

Hijo y nieto de músicos, Vincenzo Bellini recibió desde su más tierna infancia una intensa formación musical. Su padre –maestro di capella y profesor de música en Catania- le enseñó las primeras nociones de piano. A partir de los siete años, su educación musical fue confiada a su abuelo, que era organista, compositor y profesor de música. Con él aprendió los fundamentos del arte de la composición, demostrando enseguida una poderosa capacidad creativa.

En 1819, el ayuntamiento de Catania, le concedió los medios para ampliar su formación en el Conservatorio de Nápoles, donde fue alumno, entre otros profesores, del propio director del instituto, Nicola Zingarelli. Allí vivió una serie de idilios amorosos, se dedicó al estudio de las obras instrumentales de Haydn y Mozart, que fueron sus músicos preferidos. Escribió en 1824, “Dolente immagine di Fille mía”, la primera obra que publicó.

Una brillante carrera
Seis años después de su ingreso en el Conservatorio napolitano, Bellini estrenó en este centro su primera ópera “Adelson e Salvini”, compuesta sobre un libreto de Tottola. A raíz de esta incursión en el género dramático, cuyo éxito fue notable, el teatro San Carlo de Nápoles le encargó la composición de una ópera, “Bianca e Fernando”, que fue estrenada en mayo de 1826.

El empresario Barbaia, muy impresionado por el éxito de “Bianca e Fernando”, le encargo una ópera para La Scala de Milán. Surgió así “Il Pirata”, con el libreto de Felice Romani, que fue estrenada con rotundo éxito en este teatro en 1827. En ella se revela la pureza, la sencillez y la gracia de una línea melódica que será característica de las obras del compositor.

Radicado en la capital lombarda, Bellini empezó a recibir constantes ofertas de trabajo; se convirtió en su propio representante, haciéndose, a cada nuevo éxito, más exigente en el cobro de sus honorarios, en el tiempo convenido para tener lista la obra, y en la elección del texto dramático. En este aspecto, formó con el ya citado Felice Romani, hábil libretista y hombre de teatro, un binomio que dio al mundo operístico obras inolvidables.

Pronto los empresarios debieron convencerse de que aquel compositor que exigía unos emolumentos superiores a los de sus colegas y que se tomaba varios meses para componer, en compensación presentaba obras bien articuladas, originales y de éxito asegurado. Este prestigio hizo que Bellini se convirtiera en el músico mejor pagado de toda Italia, después del retiro de Rossini.

Durante su estancia en Milán, Bellini escribió prácticamente una ópera cada año; así fueron apareciendo “La Straniera” (la extranjera, 1829), “Zaira” (1829), “I Capuleto e i Montecchi” (Los Capuletos y los Montescos, 1830), “La sonnambula” (La sonámbula, 1831), “Norma” (1831) y “Beatrice di Tenda” (1833). Todas ellas contaron con un libreto de Felice Romani y, a excepción de “Zaira” y “Beatrice di Tenda” (compuesta en un clima de ruptura total entre el músico y su libretista, que ya no volverían a trabajar en colaboración), constituyeron éxitos de público y crítica. Rico, célebre y romántico, con un ardor pasional bien disimulado en la delicadeza de su rostro, Bellini se puso de moda entre los círculos aristocráticos de Milán, donde permaneció, aunque con breves interrupciones, hasta 1833. allí vivió varios lances amorosos, como los que mantuvo con la joven Giuditta Cantù, esposa de un terrateniente, y con otras dos cantantes de igual nombre, Giuditta Pasta y Giuditta Grisi.

Inesperado final
A pesar de sus éxitos, el carácter del compositor fue perdiendo mucho de su entusiasmo, tal vez por los problemas de salud que desde 1830 habían empezado a afectarle. En 1833, después de pasar unos meses en Londres, Bellini se trasladó a París, donde pudo conocer a las figuras más notables de la música europea. Durante su estancia en la capital francesa, contó con el padrinazgo inestimable de Rossini, quien le introdujo en los círculos sociales parisinos y le asesoró sobre los gustos del difícil público francés.

Meses después de su llegada a París, comenzó a trabajar en su ópera “I Puritani”, con libreto del conde Carlo Pepoli, la cual se estrenó en enero de 1835 con un elenco de cantantes excepcionales: Rubini, Tamburini y Giuditta Grisi. A raíz de su clamoroso éxito, llovieron las ofertas sobre el compositor, a quien la vida parecía sonreír de nuevo. Sin embargo, el final estaba cerca. En agosto de aquel mismo año, Bellini enfermó otra vez y su cuerpo fue debilitándose ante la impotencia de los médicos. Su prematura muerte en el suburbio parisino de Puteaux, lejos de sus amigos, parece que se debió a cierta forma maligna de disentería. Los restos mortales del compositor fueron trasladados años después a su Catania natal.

_________________
der hölle rache kocht in meinem herzen!!!


Última edición por konigin der nacht el 08 Jun 2004 19:36, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: la ópera... I PURITANI
NotaPublicado: 08 Jun 2004 19:23 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 23:00
Mensajes: 1042
Ubicación: Santiago de Chile
I PURITANI
de Vincenzo Bellini

Imagen

Bellini en París

“Si vales mil, recibes mil, si cien mil, recibes cien mil”
(extracto de una carta de Bellini, 4 de septiembre de 1834)

Las leyes de derechos de autor francesas garantizaban a los compositores cobrar por los derechos de sus obras, no solo en París, sino en las muchas provincias donde circulaban las óperas exitosas todos los años. Francia contaba con una burguesía educada musicalmente, y también se ganaba dinero vendiendo música impresa. Además, París era el centro de la cultura europea, la capital de la moda y el periodismo, la fama que obtuviera allí, llegaría fácilmente a oídos de toda Europa. Además en música, era de las ciudades pioneras en cuanto a orquestas sinfónicas y afluencia de público a los teatros. Estas condiciones beneficiosas atrajeron a Bellini, quien recaló en París en su camino hacia Londres, a fines de 1833. Bellini abandonó Italia en 1833.

En primer lugar viajó a Londres, donde tres de sus óperas fueron representadas con un éxito clamoroso en abril de ese mismo año. En agosto se trasladó a París. La capital francesa experimentó un gran impuslo artístico durante la década de 1830, es decir, durante la “tregua” entre las revoluciones de 1830 y 1848.

-Les Bains Chinois, donde vivió Bellini, en Paris-
Imagen

En París, Bellini cultivó la amistad con Chopin, Hiller y Paër. Mayor importancia tuvo, sin embargo, el apoyo de Rossini, que aunque por aquel entonces había dejado de componer óperas, seguía siendo una eminencia en la esfera musical parisina. Rossini, que siempre se mostró generoso y solícito hacia otros colegas más jóvenes, le consiguió a Bellini el encargo de una ópera para el Teatro Italiano.

I Puritani – el tema

Muchos libretos se nutrían de las novelas de Sir Walter Scott (“I Puritani” también fue atribuida a este autor hasta que se identificó la verdadera fuente: el drama “Têtes rondes et cavaliers” -1833- de Jacques Ancelot y X. Boniface Saintine).

Bellini pensó que este tema –escogido hacia abril de 1834- tenía un profundo interés, por sus situaciones de suspenso, el sufrimiento de gente inocente que conmovería al público. Además, este sufrimiento conmovedor surgiría no por acción de algún personaje malvado, sino por acción del destino.

-Escena de locura de elvira-
Imagen

Luego de su distanciamiento de Felice Romani, Bellini ya no tenía un libretista de su confianza, y tuvo que recurrir al conde Carlo Pepoli: un exiliado político y poeta menor que escribía textos de canciones para compositores, pero que no sabía nada de teatro. Esta inexperiencia perturbaba mucho a Bellini, y se sabe que nunca estuvo conforme con el libreto. Es evidente la inconsistencia dramática del libreto, con un héroe que ayuda a huir a la incógnita reina Enriqueta, volviendo con ello loca a su enamorada puritana; los momentos cruciales rozaban lo absurdo: luego que Elvira enloquece, el drama pierde fuerza y permanece así hasta la última crisis y la reconciliación; el hilo de la historia depende de acciones forzadas y pretextos. Esto no le preocupaba demasiado, ya que, como él mismo decía “en París se necesita la música antes que nada, ellos no conocen la lengua [italiana], y no les importa si las palabras son buenas o no” (25 de marzo de 1835).

I Puritani – la música

Bellini trabajaba simultáneamente en dos versiones de la ópera. Una estaba pensada para París y la otra para Nápoles. El reparto de la segunda versión estaba integrado por otras estrellas del canto (el papel de Elvira fue concebido para la popular mezzosoprano María Malibrán), lo que indujo a Bellini a efectuar numerosas modificaciones en las voces. La fusión de los estilos de ópera italiano y francés produce en “I Puritani” una mezcla tan sensacional que cabe preguntarse cómo hubiera podido perfeccionar Bellini estas experiencias músico-dramáticas.

A diferencia de otras obras suyas, donde las épocas y espacios pueden ser mucho más vagos (como Norma, por ejemplo), en “I Puritani” Bellini necesitaba evocar un lugar y una época específicos, para recrear hechos históricos.

Bellini utiliza distintos elementos para crear un ambiente de austeridad y de guerra. El coro marcial, las voces fuera de escena, todo evoca una era lejana. Incluso toma recursos de la “grand opéra”, como el hecho de que Elvira, dentro de sus desvaríos, cante en el último acto la canción inicial de Arturo. Pero lo que más acerca esta ópera al estilo de la “grand opéra” es la combinación de espectáculo, brillantez y romance, gracias a su cuidada instrumentación y trabajo de los coros. Esto nos muestra a un Bellini que había mejorado mucho desde sus primeras óperas; sin embargo “I Puritani” es claramente una ópera de transición entre el bel canto y el romanticismo; por lo que uno se pregunta qué habría hecho Bellini si no hubiera muerto tan joven, y hubiera podido seguir evolucionando hacia el estilo romántico.

-imagen de la escenografía pensada para la 3ra escena del primer acto-
Imagen

I Puritani – escenas resaltantes

* La entrada del tenor en el primer acto “a te o cara”, tiene un ritmo cadencioso y una línea melódica ondulante, con marcados clímax delineados por agudos que se desarrollan por encima de las otras voces, como las de los bajos que le hacen ligeras disonancias por momentos, logrando un efecto conjunto notable. Es una pieza delicada, una canción de amor en la que Arturo le presenta como regalo a Elvira, el velo blanco de novia. Este velo, será también el simbólico desencadenante de la locura de la joven.

-"a te o cara, amor talora", Juan Diego Flórez-
Imagen

* El aria de Elvira “son vergin vezzosa” fue concebida por el autor à la polacca, es decir, como una polonesa; y presenta a la joven expresando su alegría por su próxima boda con el hombre que ama. En esta, la soprano hace gala de agudos, agilidad, trinos; todos éstos, recursos adecuados para retratar la excitación de la joven.

-"son vergin vezzosa", Maria Callas-
Imagen

* La primera escena de locura de Elvira, “o vieni al tempio, fedele Arturo”. Elvira cree que su novio se ha fugado con otra mujer, y pierde la razón. En esta escena ella imagina que se casa con Arturo. La melodía es dulce pero a la vez triste, el coro femenino acompaña a la soprano, mientras que los hombres (bajo, barítono y coro) siguen su propio camino, con una melodía distinta que completa la imagen de desconcierto general. Los agudos de la soprano se lucen, y son metáforas de los desvaríos de Elvira.

* En el segundo acto. La voz de la joven, cuando deambula por el castillo, abre la escena “qui la voce sua soave”. La línea melódica de la soprano tiene preeminencia con respecto a la de los otros dos personajes que participan en esta escena, bajo y barítono, que expresan su dolor con sus notas graves y melodías lastimeras. La elevación y caída sutil de la orquesta evoca un dolor sin fin, y los fragmentos vocales simulan los desvaríos de Elvira. En la cabaletta “vien diletto”, Bellini utiliza la coloratura y las escalas descendentes, para evocar la histeria de la protagonista.

-escena de locura, Edita Gruberova-
Imagen

* El compositor concluye el segundo acto de Los Puritanos con el dúo en tres partes de Riccardo y Giorgio, en lugar del gran finale de conjunto habitual en la ópera romántica. La parte implorante en fa mayor se convierte en un fa menor repleto de tensión y apagado (“Se tra il buio un fantasma vedrai”).

* El dúo heroico de Riccardo y Giorgio “Suoni la Tromba” no sólo fue interpretada como un símbolo de la lucha patriótica, sino que también sirvió de modelo para el ciclo de variaciones Hexamerón. Los virtuosos de París de entonces, crearon sus propias paráfrasis del entrañable tema a instancias de la princesa Belgiojoso, entre ellos Franz Liszt, Sigismund Thalberg, Johann Meter Pixis, Henri Herz, Carl Czerny y Fréderic Chopin.

* En el tercer acto, la sección lenta del concertante, “Credeasi Misera”, tiene un tono doloroso que funciona con tiempos tranquilos. Es una pieza muy exigente para el tenor, por los agudos y sobreagudos que exige la partitura. Esta parte es famosa por que contiene la nota más aguda escrita para tenor, un fa sobreagudo (Fa4), que cantaba Rubini (se cree en voz mixta, como cantaban los antiguos tenores de la escuela belcantista), pero que actualmente se suele reemplazar por un Reb4, que tampoco es una nota fácil. Fuera del sobreagudo, es una pieza preciosa. “que combina amplitud, rica sonoridad, claridad y concisión formal” (Lippmann).

-escena final-
Imagen

El estilo francés, con su predilección por tableaux grandes y escenas decorativas en las que el colorido orquestal desempeñaba un papel mucho más relevante que en Italia, ejerció una influencia notable sobre la música de “I Puritani”. Pero lo que confirma la sensible percepción por parte de Bellini del gusto francés, no es sólo el mayor colorido de la orquestación, mediante el cual se consigue una atmósfera heroica así como descripciones de la naturaleza (salida del sol al principio de la ópera, una tormenta al iniciarse el acto III), sino también el carácter coreográfico, más a la moda de la première en París.

_________________
der hölle rache kocht in meinem herzen!!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: I PURITANI - ficha técnica
NotaPublicado: 08 Jun 2004 19:31 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 23:00
Mensajes: 1042
Ubicación: Santiago de Chile
I Puritani
Ópera en 3 actos

Libreto: Carlo Pepoli según el drama “Têtes rondes et cavaliers” (1833) de Jacques Ancelot y X. Boniface Saintine.
Estreno : 24.01.1835, París, Théatre Italien

Personajes
Lord Gualtiero Valton, gobernador general puritano (Bajo)
Sir Giorgio, su hermano, ex coronel puritano (Bajo)
Lord Arturo Talbo, caballero, partidario e los Estuardo (Tenor)
Sir Riccardo Forth, capitán puritano (Barítono)
Sir Bruno Roberton, oficial puritano (Tenor)
Elvira, hija de Lord Valton (Soprano)
Enrichetta di Francia, viuda del rey Carlos I (Soprano)
Soldados, Puritanos, guarnición de la fortaleza, damas (Coro)

Lugar y época
Plymouth (Inglaterra), hacia 1650

_________________
der hölle rache kocht in meinem herzen!!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: I PURITANI - argumento
NotaPublicado: 08 Jun 2004 19:35 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 23:00
Mensajes: 1042
Ubicación: Santiago de Chile
La acción de los actos primero y segundo, se desarrolla en una fortaleza de Plymouth, y el tercero en una pradera cercana a la fortaleza.

ACTO PRIMERO

Cuadro primero. Exterior de la ciudadela de Plymouth. Los soldados puritanos que combaten bajo el mando de Cromwell auguran un próximo fin a la guerra civil que sostienen contra los realistas. Como después de encarnizadas luchas dominan ya la mayor parte del territorio inglés, no dudan ni un instante que la victoria será favorable a sus ejércitos. (“All`erta, all`erta”) . Entre los combatientes se encuentra Sir Ricardo Forth, quien está enamorado de Elvira, hija del gobernador de la ciudadela, Lord Walton. El caballero puritano expone al padre de su amada el amor que ésta le inspira y su pretensión de obtener un día su mano. Pero Lord Walton declina el honor de la petición y elude por el momento comprometerse a nada, alegando no estar del todo convencido de que su hija corresponde a esta pasión. Sir Ricardo expresa su contrariedad y desconsuelo ante esta evasiva, con su hermosa canción: (“Ah! per sempre io ti perdei, Fior d'amore, o mia speranza”)

Cuadro segundo. Antecámara de Elvira. Ésta se encuentra en escena escuchando a su tío, Sir George, el cual le da cuenta de haber persuadido a su padre de no obligarla a aceptar por esposo a Sir Ricardo. (“O amato zio, o mio secondo padre!”)
De pronto, suenan las trompetas anunciando la llegada de Lord Arturo, caballero realista del cual está enamorada Elvira, a pesar de la oposición de sus ideas políticas. Entra Lord Arturo trayendo varios presentes entre los que ofrece un amplio y fino velo blanco de desposada. (“A te o cara”)

Al poco tiempo de hallarse el caballero realista en la ciudadela de Plymouth descubre que Enriqueta de Francia, viuda del desventurado Carlos I, está prisionera en la fortaleza y su destino va a ser semejante al del infortunado Rey. (“Ah, tu! Regina!” ) Su lealtad hacia la causa de sus Soberanos le decide a libertarla valiéndose de su inmunidad en aquel lugar y aun a costa de su mismo amor.

Aprovechando un descuido, introduce a la Reina en la antecámara y la cubre con el amplio velo de desposada destinado a Elvira. Los centinelas y guardias, confundiéndola con la hija del Gobernador, la dejan salir sin dificultad. Al descubrirse la evasión, Elvira cree que su amado la ha abandonado por otra mujer y es tan grande su pena, que enloquece de repente. ( “Oh vieni al tempio, fedel Arturo” ) Los caballeros puritanos que la rodean juran solemnemente vengar la supuesta infamia de Lord Arturo.

ACTO SEGUNDO

Campamento de los puritanos. Los pregones anuncian que Lord Arturo Talbot ha sido condenado a muerte por el Parlamento por haber ayudado a la Reina Enriqueta a escapar de su encierro. Aparece la demente Elvira y canta una dulce melodía de añoranza (“o rendetemi la speme, o lasciatemi morir”) que en el desconcierto de su sinrazón le recuerda a su amado.

Entra el tío de Elvira, Sir George, acompañado de Sir Ricardo Forth, al cual suplica que interceda para conseguir el perdón de Lord Arturo. El caballero rival se deja convencer al fin y promete obtener dicho perdón si Lord Arturo se presenta en el campamento sin armas y abjurando de sus ideales realistas. Sir George acepta esas condiciones que dice transmitirá a su protegido. Finalmente, los dos caballeros puritanos brindan su lealtad a la causa por la cual combaten, en un espléndido dueto. ("Suoni la Tromba")

ACTO TERCERO

Jardín contiguo a la morada de Elvira. Lord Arturo, perseguido y acosado por sus enemigos, aguarda con ansia la oportunidad de poder alejarse de Inglaterra. (“Son salvo, alfil son salvo”) Pero antes de abandonar definitivamente a su patria, desea ver a Elvira por última vez. Con este propósito merodea por los alrededores de donde habita su amada esperando que el Destino les coloque frente a frente.

Entra Elvira en el jardín y al divisar inesperadamente a Lord Arturo su alegría es tan intensa, que de pronto parece haber recobrado la razón. Llena de gozo, canta: ven a mis brazos ("Vieni, vieni fra queste braccia"). Súbitamente suena el redoble de los tambores de la tropa que se acerca. Ante el peligro que corre su amado, Elvira sufre un nuevo desvarío.

Los soldados puritanos capturan al caballero realista y cumplimentando la orden dada por el Parlamento, se disponen a ejecutarlo. Elvira en su mente razona aunque, como una persona que hubiera despertado de un largo sueño. Arturo, después de haberla contemplado, le habla con un cariño inmenso, tomándole de las manos (“Credeasi, misera, da me tradita”). Pero en el preciso instante llega un mensajero trayendo un bando de Cromwell en el que se da cuenta de la derrota de los realistas y del indulto general concedido por el dictador a todos los prisioneros de guerra. Elvira, al ver libertado a Lord Arturo, recobra de nuevo la razón y amorosamente se cobija en sus brazos, esta vez para siempre.

_________________
der hölle rache kocht in meinem herzen!!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2004 20:01 
Desconectado
Florezido
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Mar 2004 16:50
Mensajes: 5412
Ubicación: Numero quindici, a mano manca.
OLÉ ImagenFelicidades por la presentación. :aplauso: :aplauso: :aplauso: ¡Qué pelota soy!Imagen

Ahora, al comentario vil. Lo primero, he votado por me levanto cantando " Son vergin vezzosa", aunque más bien es el "a te o cara" (Posible razón de que en Asturias llueva tanto) :roll:

Citar:
Las leyes de derechos de autor francesas garantizaban a los compositores cobrar por los derechos de sus obras

Así era, a Bellini le gustaba el dinero como al que mas y le indignaba que sus óperas en Italia se representasen sin el ver algo contante y sonante...un precursor de la SGAE vamos. En Francia la cosa era distinta y así, por ejemplo Meyerbeer veía como su cuenta corriente en la BNP crecía y crecía más que il catalogo de Don Giovanni. Esta es una de las razones de que Bellini se fuese a París, a lo que habría que sumar factores favorables como la presencia allí de Rossini y la capitalidad cultural que representaba París a nivel europeo.

Citar:
Bellini trabajaba simultáneamente en dos versiones...el papel de Elvira fue concebido para la popular mezzosoprano María Malibrán
De esta versión "Malibrán" hay una grabación con la Ricciarelli y Merritt de 1986, editada por "Fonit Cetra".

El éxito de "I puritani" fue inminente. La polonesa "Son vergin vezzosa" y el duo "Suoni la tromba" se repitieron y las críticas fueron inmejorables. A ello contribuyo sin duda el plantel de cantantes que estrenaron la obra, pero ese será tema de sucesivos "posts".

_________________
...la scena a' miei tempi era altra cosa.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Jun 2004 23:53 
Desconectado
Mulero (arrieritos somos...)
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 18:19
Mensajes: 6436
Ubicación: Gallinero
Lo del clima está claro. Yo he votado lo mismo. Se nota que somos de Oviedo, ¿verdad? :D

[Nota pa los de fuera: la tertulia operística de más rancio abolengo de la Heroica Ciudad se llama Los Puritanos. El más joven no baja de 50, y eso que heredó el sitio de su padre]

Bravissima, reina. Grandiosa presentación. Pronto le hincaremos el diente al asunto, no lo dudes


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Jun 2004 0:19 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Mar 2004 19:33
Mensajes: 6952
Ubicación: Madrid
Magnífica presentación Konig!!!!! Un 10.

Yo por supuesto he votado que me levanto cantando esta ópera, pero fundamentalmente perpetrando las partes del tenor o el recitativo cantado Oh Elvira, Elvira de Sir Riccardo. Especialmente la frase Senza espeme ed amor, Senza espeme ed amor, me parece tan bonita, de una resignación tan noble.... Esto es un ejemplo del porqué me gusta tanto esta ópera. Su música es tan bella, tan romántica, tan llena de sentimientos que me emociona profundamente. Para mi es sin duda alguna uno de los pasos de gigante que ha dado la ópera en su historia. Nos mete de lleno en el romanticismo más puro.

El tema del libreto es interesante aunque tiene claras incongruencias, pero el principal problema de esta ópera es la dificultad extrema para adecuarse al estilo necesario de canto. Para mi de todos los tenores que les he escuchado la interpretación completa, sólo dos me han gustado. Con los barítonos me pasa algo parecido; en cambio Elviras hay unas cuantas que me gustan.

Bueno Konig no se por donde quieres que tiremos, márcanos un poco el camino...

Saludos


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Jun 2004 0:29 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 23:00
Mensajes: 1042
Ubicación: Santiago de Chile
bueno, primero, gracias por las felicitaciones :oops: :oops: :oops:
jejejejejejeje

luego, ahora al principio, espero que hagan comentarios generales sobre lo que puse como presentación... si están de acuerdo o no con algún punto específico, o cualquier comentario.

mañana o pasado ya pondré otros temas más específicos para el debate, que hay bastantes temas interesantes :wink:

saludos puritanos,
Königin der Nacht

pd: soooon veeeergiiiiiin veeezzoooooooosaaaaaaa..... :roll:

_________________
der hölle rache kocht in meinem herzen!!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: el culpable... VINCENZO BELLINI
NotaPublicado: 09 Jun 2004 0:52 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Mar 2004 19:33
Mensajes: 6952
Ubicación: Madrid
konigin der nacht escribió:
a pesar de su imagen de rubio y apuesto galán, de su agitada vida sentimental



Respecto a este tema voy a escribir un extracto de una carta de Bellini a su amigo y confesor Florimo de 1834.

...Tener para mí solo a una muchacha joven, bonita y bien educada, me conducirá a no tener ya más relaciones con mujeres que no son mías, lo que me provoca una constante sensación de malestar. En cuanto a mi esposa (suponiendo que ella también tenga la tendencia a flirtear), yo seré el amo: recibiré a quien me plazca, me la llevaré de viaje si me da por ahí, etc, etc; sin embargo, no creo que me vea forzado a tomar tales medidas; yo me conozco, si me caso con una mujer que sea agradable y hermosa, y también amable, yo creo que le haré compañía con tanto afecto como sea posible, pues las mujeres, todas sin excepción, se comportan mal con sus maridos solo cuando se ven poco atendidas; así que, por el momento, me imagino en un estado feliz......

¿Que os parece?

Saludos


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Jun 2004 2:44 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 22:13
Mensajes: 2006
Ubicación: Buenos Aires
¡Bravoooo!!!! Ya me pongo a escribir, pero primero quería felicitar por la presentación.

(A ver, las chicas que se manejan bien en internet, se me ocurrió por la introducción de la reina y el comentario de Le Gou, ¿elegimos al “compositor de ópera más buen mozo” en “discusión general”. ¿Y al "mejor marido"?)

Baci,
Maddalena


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Jun 2004 3:04 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 22:13
Mensajes: 2006
Ubicación: Buenos Aires
Yo voté la primera opción. La música ... no me canso de escucharla. Pero el libreto ... :(
En realidad, el libreto no me molesta tanto como Otrosssss (ustedes saben), creo que tiene una cualidad naif que lo salva del desastre ...
Me parece que los libretos dramáticos del primer romanticismo (es decir, el bel canto) son bastante pobretones (a diferencia de los buffos, mucho mejores). No sé por qué, voy a mirar qué encuentro, pero sospecho que es porque abrevaron en el romanticismo folletinesco, popularísimo pero ...
De todos modos, hay fuentes y fuentes. Un libreto notablemente parecido es el de Lucia (veo en el comentario de la Reina que Puritani se lo atribuyó a Scott) y, si no miré mal, las dos óperas son del mismo año. Sin embargo, no creo que algún libretista o autor se haya copiado del otro, lo que ocurre es que ambos desplegaron todos y cada uno de los lugares comunes del romanticismo ...
Pero Scott, folletinesco como era, escribía muy bien, así que tomarlo como fuente da cierta ventaja sobre el ignoto conde de Puritani.
Ejemplo comparativo:
Lugar común romántico de la loca por amor:
Lucia: ya hay indicios de perturbación en el 1º acto (Regnava nel silenzio) Esta chica tiene tendencia a las alucinaciones ... Después hay una larga espera del amado y un engaño malévolo, se justifica que se profundice su condición de border ... Finalmente, la espantosa escena de la boda y Lucia pierde definitivamente el seso.
Elvira: nada de sutileza. Una chica normal, de pronto ve a su novio yéndose con otra y ¡pifff! loca de atar de golpe ...
Ya sé, con los libretos soy una fastidiosa. Pero siempre me llamó la atención que –con el teatro maravilloso que se produjo en los siglos XVI-XVIII- los compositores del XIX hayan elegido cada bodrio ... (¡Da Ponte elegía muy bien!!!)
Bueno, en el 2º romanticismo la tendencia mejoró: pasaron a Schiller, Goethe, Hugo o Shakespeare (no romántico, obvio, pero amado por los románticos). Pero, ¿los del 30?, uuuuh ...
Baci,
Maddalena[/b]


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Jun 2004 3:27 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Mar 2004 2:15
Mensajes: 7297
Ubicación: backstage
Agregando un pelín a lo de Maddalena......... decir no más que además estamos en pleno bel canto..... y las escenas de locuras y sonambulismos no solo eran apreciadas por su phatos, si no que además eran la excusa perfecta para que la diva de turno, pudiera gorjear a troche y moche, sin ningúna "coherencia" dramática más que esa..... la de estar loca.... :wink:
eso venía como ANILLO AL DEDO, y en ningún otro género teatral hubo TANTA LOCA SUELTA como en esa época en los escenarios de ópera....

(mmmmmmmm.........bueno....... ok...... :roll: ...... mmm... todo depende de definiciones....... :roll: jajajajaajajajajaj)

beshos

simon :smoking:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Jun 2004 11:51 
Desconectado
Lo peor que hay en la Villa
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Mar 2004 20:44
Mensajes: 4217
Ubicación: En Aulide (¿O era en Taulide?)
me sumo a las felicitaciones por la presentación.

Mi voto, como no podía ser menos, ha ido a la opción de cantarla por las mañanas (por cierto, sol expléndido hoy en Oviedo, que no todo va a ser llover).

Buen detalle el apunte del inquisidor sobre la tertulia de los Puritanos... lástima que se las ocurriera a ellos, ya que el nombre es perfecto... ahora tendremos que invertarnos nosotros otro como alternativa al poder establecido :); no se yo, los Hugonotes no me convence del todo.

Por cierto, y a título personal, debo decir que recuerdo hace unos años unos Puritanos en Oviedo (que en general no fueron nada del otro mundo), en los cuales cantaba una soprano a la que no conocíamos y de la que el Inquisidor y yo nos quedados prendados. Su nombre era María José Moreno... y hasta hoy.

Sobre los músicos y París, yo no sé que es lo que tendrá (ýo se lo achaco al idioma) pero no se si os habeis fijado pero la ópera francesa tiene un no se qué, una cierta "textura" (no se me ocurre otra palabra mejor) que no me convence del todo. Incluso escuchando, por ejemplo, ópera de Meyerbeer en italiano (como Los cruzados en Egipto, cortesía de la biblioteca pública, o como Margarita de Anjou, cortesía de algún que otro animal cuadrúpedo-mulero :silbido: ) me parece claramente diferente a la que después compuso en francés.
Por suerte, los Puritanos fueron en italiano; y por desgracia, fue la última ópera ¡¡¡¡que nos podría haber llegado a dar este hombre!!!!

_________________
FIRMEZA - UTILIDAD - BELLEZA


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Jun 2004 18:19 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 20:02
Mensajes: 3805
Lo primero, como es de recibo, ENHORABUENA a nuestra reina :aplauso:

En segundo lugar intentaré pasármelo pipa con esta ópera que aunque la conozco no es de "mi repertorio". Pero con tanto apasionado del Bel Canto la cosa promete y lo que yo prometo es aprovecharme de ello.

Esta vez no voy a entrar al tapo con el libreto porque desde estar mal ubicado geográficamente hasta....en fin diremos que en esta ópera lo del "texto como pretexto" es una sólida excusa para avanzar en el tema.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 41 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com