Fecha actual 17 Dic 2018 6:07

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Dic. II: EL ANILLO DEL NIBELUNGO
NotaPublicado: 04 Dic 2005 21:42 
Desconectado
Solista
Solista
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 18:50
Mensajes: 777
Ubicación: Sabadell
Por su fuerza, elevación de pensamiento, amplia concepción y música insuperada, la Tetralogía de Wagner puede definirse o colocarse como la obra caudal del arte dramático.
La facultad de Wagner para describir los sentimientos del corazón y los conflictos de la mente humana, únicos motores que dan vida al mundo, adquiere en esta obra el límite de la posibilidad creadora.
Todos los dramas de Wagner tienen muchos puntos de contacto con las tragedias griegas, pero en “El Anillo del Nibelungo” sin duda, esta proximidad se hace mas patente.
Podemos citar como ejemplo a Esquilo, que expone siempre el inexorable carácter de la justicia divina y la certeza del cumplimiento del castigo que merece todo crimen; la forma continuada de la maldición que significa la influencia de los defectos y pecados de una raza o de un individuo o de su descendencia; la crueldad de los hombres o de los dioses que luchan por un derecho que todos creen que les asiste; la influencia de la política, del oro, del fuego, de la belleza, de la naturaleza como fuerzas primitivas que dominan el mundo; y el continuado conflicto entre los principios opuestos.

Citemos pues el destino de Prometeo castigado por orden del dios Zeus a ser encadenado en una roca por haber dado a los humanos el poder creador. Este mito, se asemeja al castigo que Brunilda recibe de Wotan: dormir eternamente envuelta en un círculo de llamas y expuesta al más vil ultraje.

Además, en los tiempos de Esquilo, y según las normas del teatro de Atenas, los poetas tenían que presentar tres tragedias y un drama satírico. Wagner, por contra, tuvo la idea de presentar tres tragedias basadas en un mismo argumento de adherencia perfecta.

En la obra de Wagner vemos descrito perfectamente el nacimiento de un mundo radiante y puro, y su destrucción ocasionada por los pecados de los dioses y de los hombres que se dejan llevar por la envidia que les conduce a la avaricia, al egoísmo y al engaño cayendo en la esclavitud de sus propias ansias.

El material para la colosal Tetralogía lo tomó Wagner de las fuentes más diversas. Se necesitaría un largo hilo sólo para enumerarlas superficialmente, y un libro entero para investigar el tratamiento que les dio.
Las leyendas nórdicas más antiguas se remontan por lo menos al s. X a. C. Un monje islandés del siglo XI, llamado Saegmund Sigfusson, recopiló muchas en las primeras Eddas. Allí aparecen muchos de los elementos mitológicos que Wagner empleó: los numerosos dioses y semidioses, sus luchas contra los gigantes y enanos por el dominio del mundo…
Las versiones posteriores, entre ellas el “Nibelungenlied” o “Cantar de los nibelungos”, también aportaron algunos ingredientes al drama de Wagner, pero su concepción de los nibelungos propiamente dichos se basa en las versiones antiguas: los nibelungos son en la obra los miembros del pueblo de enanos que vive bajo tierra (mientras que en el “Nibelungenlied” se llama así a una raza de héroes, con Sigfrido a la cabeza).

Las valquirias de Wagner proceden de la “Voelsungasaga”; allí son hijas de Odín, el dios supremo (Wotan, en la obra) y ejecutan sus deseos más íntimos. Una de ellas en cierta ocasión, protege a un héroe de la voluntad de Odín, y como castigo es condenada dormir rodeada por un fuego que solo Sigurd (Sigfrido en la obra), el más valiente de los héroes, consigue atravesar.
En la “Voelsungasaga” encontramos también la leyenda de la espada, que un desconocido (Odín) clava en el tronco del árbol y que solamente un héroe fuerte puede arrancar. Este héroe se une después, sin reconocerla, con su hermana gemela y de la unión nace el más fuerte de los héroes.

La lucha de Sigfrido con el dragón procede de la antigua mitología nórdica. Su invulnerabilidad (que Wagner atribuye a otra causa) se debe a la sangre del dragón en la que se baña; su capacidad para entender el lenguaje de los pájaros la adquiere al beber la sangre del dragón (lo que sí que aparece en la obra de Wagner). Son los pájaros los que indican el camino al héroe y le aconsejan (como en el “Sigfrido” de Wagner).
También el ocaso de los dioses, la destrucción del mundo y del cielo se encuentra en aquellas leyendas, al igual que, aunque de forma mucho más complicada, la historia del oro y del anillo todopoderoso que pasa de propietario en propietario y lleva a todos a la muerte y a la desgracia.

Partiendo de cientos de elementos, el genio poético de Wagner creó una obra extraordinaria que le pertenece a él y sólo a él. La unión de mundos tan distintos, figuras tan numerosas, sentimientos tan encontrados en un solo drama es un trabajo magistral, y Wagner consigue que experimentemos los sentimientos de todas estas figuras y que sean intemporales; eternas, en ropaje mitológico.
Casi ninguna obra teatral ha sido objeto de explicaciones e interpretaciones tan numerosas y opuestas. Las más fascinantes son tal vez las que ha dado el ocultismo (al que Wagner sin duda alguna estaba próximo); que demuestran el significado profundo de cada gesto, de cada palabra, de cada símbolo.

Pero también podemos comprender la grandeza de la Tetralogía de otra manera. Hay mucha filosofía en ella, pero Wagner reconoció acertadamente que la filosofía y el drama (y sobre todo el drama musical) nunca pueden concertar una unión feliz.
De manera que la filosofía del Anillo queda reservada al investigador, al estudioso, mientras que los hechos que ocurren en el escenario también seducen al espectador. Sin embargo, no han faltado críticas que acusan a la obra de estar sobredimensionada, de contener puntos flojos en su lógica.

No obstante, en sus cien años de vida, esta obra gigantesca ha demostrado plenamente su fuerza y su vigencia; éstas se basan en partes iguales a la música y a la poesía, como ocurre siempre en las obras de Wagner. Las ideas fundamentales tienen tanta actualidad hoy como en la época de Wagner. La ambición de poder y el amor son excluyentes. Nadie puede rendir tributo a ambos al mismo tiempo. Las posesiones y la acumulación de riquezas hacen al hombre perezoso y malo, matan sus mejores cualidades; solo quien no conoce el temor y las ataduras materiales puede llegar a la verdadera libertad, puede despreciar el oro y vivir solo por amor.

Bernard Shaw en su ensayo “El perfecto wagneriano” (1899) dio a la obra una interpretación política que encuentra puntos de apoyo en la historia de su surgimiento.

Como se sabe, Wagner pertenecía a los revolucionarios socialistas que en 1848 desataron tormentas en toda Europa. Shaw ve en los gigantes al paciente proletariado, en los nibelungos a los empresarios capitalistas llenos de ambición, en los dioses a los intelectuales, a quienes se ha confiado la conducción del Estado y de la Iglesia. Sólo un personaje puede destruir este orden general: el “héroe libre”, el anarquista, por esto Wotan atrapado en su propio engaño cede el puesto a Sigfrido, que está libre de todas las ataduras y leyes humanas.

En cuanto al contenido puramente poético, la concepción de las figuras es perfecta, cada una es un tipo y al mismo tiempo, un conmovedor destino individual. Hay figuras luminosas y representantes de las tinieblas, pero Wagner es suficientemente hábil como psicólogo para hacer creíble e igualmente fascinante a cada grupo.

Tal vez sea Wotan la figura más estremecedora de la obra, al que Wagner le atribuye varios rasgos autobiográficos.
Su deseo de eternidad lo lleva la perdición; lo que planea como obra de amor se convierte a menudo en amargo dolor, en destrucción. La tragedia y la verdadera grandeza, son características de Brunilda.

La oposición entre Sigfrido y Hagen está delineada de manera grandiosa. La pareja de amantes Siegmund y Sieglinde vive un breve arrebato de pasión humana, que sin embargo es suficiente para consumirlos y, a la que pocas veces, se ha puesto en música una “embriaguez de amor” tan apasionada. La psicología de los nibelungos, los enanos que viven en las tinieblas, está firmemente perfilada; su envidia, su ambición, su odio están motivados profundamente y se convierten así en la fuerza motora de la tragedia.

Los dioses, de acuerdo con la mitología, no son entidades omnipotentes en el sentido judeocristiano, sino que solo son hombres que por medio de una fuerza o astucia especial se han elevado hace mucho tiempo por encima de sus hermanos y, cargados todavía con las características e imperfecciones humanas, gobiernan el mundo. No para siempre, como el dios en que creen las grandes religiones, solo hasta cierto tiempo, hasta el ocaso de los dioses, hasta la destrucción, hasta la revolución que pone nuevas deidades en el poder.

A pesar de los numerosos niveles en que se desarrolla “El Anillo del Nibelungo”, a pesar de los dioses, gigantes, enanos, ondinas, walquirias y Nornas, este drama es profundamente humano.

Una multitud de magníficas ocurrencias poéticas lo eleva a categoría de obra de arte perenne. El castillo del Walhalla, construido por los gigantes a la altura de las nubes, donde los dioses entran desfilando solemnemente por el arco iris; la noche de primavera que hace saltar como por arte de magia la puerta de la cabaña de Hunding, parecida a una prisión, e invita al amor y a la libertad a la joven pareja que se encuentra en la mayor necesidad; el momento en que Wotan despide a su hija predilecta y desobediente, pero que ha cumplido con su voluntad más intima, y a la que, con objeto de honrarla, hace rodear de un muro de fuego que la destinará al héroe Sigfrido; el despertar de Brunilda en brazos de éste; el encuentro de Sigfrido con Wotan en el cual, la espada recién forjada, rompe en pedazos la antiquísima lanza divina atribulada por el peso de las preocupaciones, porque la espada la empuña la mano del hombre libre de culpa en el verdadero sentido de la palabra; la apoteosis de Brunilda después de la muerte de Sigfrido o la caída del cielo y de la tierra al morir del hombre libre, son algunos de los inspirados momentos que sólo podía concebir un poeta independiente y un dramaturgo nato.

La sucesión de escenas crea visiones de fantástica intensidad: las profundidades del Rin, el castillo de los dioses que sobresale de las nubes, la fantasmal cabalgata aérea de las walquirias, el fuego mágico alrededor de la roca donde duerme Brunilda, el temible dragón del bosque profundo, la aparición de las Hijas del Rin nadando, la larga procesión fúnebre de Sigfrido a través del bosque iluminado por la luna, el desmoronamiento del castillo Gibichung en el fuego y en el agua, el ocaso de los dioses: todo son imágenes grandiosas de un creador teatral, difíciles de materializar incluso para la más moderna técnica escénica.

En cierto modo, lo que Wagner hace es “rehacer” la mitología germánica, debilitando el poderío de los dioses que aparecen en la narración y acercarlos al espíritu del mundo del s. XIX, al que pertenecía el compositor.
Por otra parte, se hace patente un esfuerzo del autor para conseguir que el lenguaje de la obra esté adecuado al imaginario ambiente divino y terrenal, ya que en las primeras páginas del libreto de “El Oro del Rin” puede observarse ciertas características que revelan la intención de Wagner de causar un efecto onomatopéyico del supuesto mundo pregermánico usando sílabas como “Walhalla”, “Lalaleia”, “Lalei”, “Heia, Heia, Haha”.

La veneración de los románticos por los mundos primarios y no civilizados, por la naturaleza salvaje explica las elecciones de Wagner en este terreno.
Sin embargo, a medida que avanza la narración, el texto se vuelve menos exótico y más narrativo, y mejor conectado con la música.

Para que de entrada tengamos claro como nace la Tetralogía en la mente de Wagner establecemos este pequeño resumen, fundamental, creemos, para entender todo:

1.- Wagner tuvo como primera idea narrar la vida del héroe Sigfrido, héroe legendario de la mitología germánica y nórdica. Wagner quería realizar “Sigfrido” en una DILOGÍA (2 obras que estarían conectadas por el argumento y por la música gracias al leitmotiv) que abarcaría:

a. vida del joven Sigfrido
b. madurez y muerte de Sigfrido

En estas dos obras Wagner quería explicar lo siguiente: el héroe Sigfrido tenía que recuperar el anillo de oro que habían forjado los nibelungos después de que Alberich robara el mineral a las Hijas del Rin, Woglinde, Wellgunde y Floshilde. Sigfrido tendría que devolverles este anillo pero no lo consigue y muere.

• Recorrido del anillo: Hijas del Rin-Alberich-Wotan-Fafner-Sigfrido-Brunilda-Sigfrido-Brunilda-Hijas del Rin.


Ésta resulta ser la primera idea de Wagner, pero lo que sucede es que entonces no sabemos el por qué Sigfrido es un héroe, quién eran estas Hijas del Rin, quién eran los nibelungos, por qué es tan importante este anillo, por qué está custodiado por un inmenso dragón que duerme al fondo de una cueva…etc.
Wagner se da cuenta que si no explica los orígenes mitológicos, la gente no entendería nada.


2.- Ante esta situación, decide convertir la dilogía (Sigfrido / El Ocaso de los Dioses ) en una TRILOGÍA:

a. La walquiria, donde se nos explicará quien es Sigfrido y por qué él es justamente el encargado de recuperar el anillo.
b. Sigfrido
c. El Ocaso de los Dioses


3.- Cuando ha decidido convertir la dilogía en una trilogía, cree necesario un PRÓLOGO que explique el origen de este anillo, es decir:

a. ¿cómo fue los nibelungos lo forjaron?
b. ¿quiénes son los nibelungos?
c. ¿cómo es que este oro estaba depositado en el fondo del Rin?
d. ¿cuál es la simbología de este oro?

Todo esto queda plasmado en “El Oro del Rin”, y en consecuencia la trilogía queda convertida en una TETRALOGÍA:

a. PRÓLOGO: EL ORO DEL RIN
b. 1ª JORNADA: LA WALQUIRIA
c. 2ª JORNADA: SIGFRIDO
d. 3ª JORNADA: EL OCASO DE LOS DIOSES.


Lo que Wagner acaba queriendo explicar con la tetralogía es el proceso por el cual Germania (no Alemania) pasa de no ser nada a ser una nación pagana. Y de ser una nación pagana, a ser una nación cristiana. Pero, a pesar de esto, la palabra cristianismo no aparece nunca porque Wagner está bajo las influencias de Nietzsche, que era 100% anticlerical. Lo que trataba Wagner de explicar es la historia de un héroe que rompía las normas sociales más elementales de su época.



brunilda

_________________
http://ecosidolceilsuondellasuavoce.blogspot.com/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Bibliografia de los hilos de las jornadas de El Anillo
NotaPublicado: 12 Dic 2005 17:15 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Sep 2005 1:10
Mensajes: 2195
Ubicación: Ciudad Autonoma de Buenos Aires
Bibliografia utilizada solo para hacer los hilos (Diciembre 2005):

Dic. II: EL ANILLO DEL NIBELUNGO
Dic. III: El Anillo del Nibelungo: PERSONAJES
Dic. IV: Prólogo: EL ORO DEL RIN
Dic. V: 1ª Jornada: LA WALQUIRIA
Dic. VI: 2ª Jornada: SIGFRIDO
Dic. VII: 3ª Jornada: EL OCASO DE LOS DIOSES



1. Los esbozos de Wagner en la composición del "Anillo"
(Curt von Westernhagen), http://archivowagner.info/4901m.html

2. Libreto completo de El Anillo del Nibelungo (Kareol), http://www.supercable.es/~ealmagro/kareol/

3. Mitologías de las estepas, de los bosques y de las islas (P. Grimal) Editorial Larousse, capítulo “Mitología germánica” de P. Grappin

4. Opera: compositores, obras, intérpretes. (András Batta) Editorial Könemann.

5. Wagner vist per mi. (Anna D’ax) Editorial WA-L-IMP

6. Diccionario de la ópera. (Kart Pahlen) Emecé Editores

7. Historia de la ópera: los orígenes, los protagonistas y la evolución del género lírico hasta la actualidad. (Roger Alier) Editorial Ma non Troppo

8. Der Ring des Nibelungen, Standard Repertory. http://www.angelfire.com/or3/opnetradio ... s/ring.htm

9. The Wagner operas, http://www.durbeckarchive.com

10. Comentarios sobre la música de El Anillo del Nibelungo (Wilhelm Furtwängler), http://archivowagner.info/2702.html

11. El drama wagneriano (Houston Stewart Chamberlain), todos los capítulos, http://archivowagner.info/1980hsc-v.html

12. El anillo del Nibelungo, (Eduardo López-Chávarri), todos los capítulos, http://archivowagner.info/1902an-c1.html

13. El despertar de Wotan (Jorge Carrillo), http://www.ringdesnibelungen.com/es/gallery/index.html

14. The Ring as a whole (Paul Heise), http://www.bostonwagnersociety.org/articles.html

15. Introducción a El Anillo del Nibelungo, http://archivowagner.info/2002present-dossier-ring.html

16. Una aproximación al Anillo (John Deathridge) http://archivowagner.info/deathridge.html

17. Una aproximación a El Anillo del Nibelungo (Angel F. Mayo)completo, http://archivowagner.info/46001r.html

18. Wotan en El Oro del Rin (John Weinstock), http://www.ringdesnibelungen.com/es/cha ... tan01.html

19. Un osado y joven dios Wotan, http://www.wagnermania.com/Mitos/index2.asp?Id=0301

20. Los rostros del destino de Wotan, www.wagnermania.com/Mitos/index2.asp?Id=1201

21. Cinc cèntims d’òpera. Converses d’estiu entre dos amics (Marcel Gorgori). Editorial Pòrtic.

22. El Oro del Rin, traducción, estudio y comentarios musicales (roger Alier) Editorial Ma Non Troppo

23. “Die Walküre”, Programa del Gran Teatre del Liceu 2002-2003

24. El Ocaso de los dioses, Programa del Teatro Colón 1985

25. El Ocaso de los dioses de Wagner, estudio crítico literario y musical. (De la Guarda)

26. Das Rheingold, The Durbeck Archive, http://www.durbeckarchive.com

27. Die Walküre, The Durbeck Archive

28. Siegfried, The Durbeck Archive

29. Die Götterdämmerung, Durbeck archive

30. Richard Wagner biografía en El Ocaso de los dioses, Programa del Teatro Colón 1985

31. La muerte de Sigfrido, http://archivowagner.info/1850st.html

32. Programa de radio: Emisora “Catalunya Música”, realizado por Jaume Radigales el día 1 de junio del 2003 titulado “Dossier Wagner”, con motivo de las representaciones realizadas en el Gran Teatre del Liceu de la Tetralogía de Wagner, en concreto del Prólogo y primera jornada, “El oro del Rin” y “La Walquiria”.

33. El Anillo del Nbelungo y Parsifal: Kupfer y Barenboim acercan Wagner al público de hoy, (Sebastián Spreng) Revista Clásica, septiembre 1995, http://archivowagner.info/07e.html

34. The orphan of Wagner's Ring cycle (David Conway) http://www.socialaffairsunit.org.uk/blo ... 000612.php

35. Wagner Society of Washington, http://www.wagner-dc.org

36. Wagner Society of Boston. www.bostonwagnersociety.org

37. Archivo Wagner, http://archivowagner.info/

38. Las formaciones del Inconsciente (Lacan) Ediciones Nueva Visión

39. El sepultamiento del complejo de Edipo (Freud) Tomo XIX de la Obras completas Amorrortu

40. El complejo: factor concreto de la psicología familiar (Lacan) en el libro La familia, Editorial Axis


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Dic 2005 0:57 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Feb 2005 11:42
Mensajes: 6060
Ubicación: en mi mundo
Hay muchos sitios donde informarse sobre mitología germánica, y en consecuencia las fuentes de las que sacó sus ideas

Pongo uno:

http://icarito.latercera.cl/icarito/2002/884/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Wagner y El Anillo del Nibelungo
NotaPublicado: 20 Dic 2005 4:39 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Sep 2005 1:10
Mensajes: 2195
Ubicación: Ciudad Autonoma de Buenos Aires
:lol:

Gracias por el dato


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Abr 2006 14:42 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 21 Feb 2006 11:57
Mensajes: 4745
Ubicación: Geriátrico
QUIERO : :idea: que se ponga de actualidad :idea:


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

cron
   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com