Fecha actual 19 Ago 2019 17:18

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Junio 2010 - 2. Un Ballo in Maschera: Origen
NotaPublicado: 09 Jun 2010 20:22 
Desconectado
Vaquero
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Ene 2009 12:13
Mensajes: 10026
Ubicación: En el ambigú
En primer lugar, pedir disculpas por el retraso. Dado que julio parece desierto, solicitaré en su momento a la Moderación una autorización para extenderme en el tiempo por si me faltara algo por contar.

1. La génesis del Ballo

Si nos remontásemos en puridad al primer momento en que se comenzó a fraguar la composición de la ópera que acabaría siendo "Un Ballo in Maschera", ese debería ser 1853, seis años antes de que la historia de Riccardo, Renato y Amelia se estrenara por primera vez en el Teatro Apollo de Roma. Verdi acababa de estrenar "La Traviata" en Venecia, una ciudad donde establece varias amistades y relaciones con motivo de este título. Entre ellos, el abogado y dramaturgo Antonio Somma, quien acabaría por ser su libretista para el baile de máscaras.

El tal Somma estaba envuelto en un aura de poeta patriota que gustaba al de Busseto. Había estado incluso inmerso en política, como secretario de la Asamblea de la república veneciana, un breve invento antes de la reunificación italiana. Y fue precisamente el autor quien se ofrecióna Verdi para llevar a escena en forma de ópera una adaptación de las andanzas del trovador Sordello. El compositor lo rechazó, pero le tomó la palabra al literato para retomar sus colaboraciones.

Inicialmente, la intención de Verdi era adaptar una exitosa y reciente obra de Víctor Hugo, "Rui Blas". El triunfo del compositor con otra pieza del escritor francés, "Rigoletto" (basada en "Le roi s'amuse"), le llevó a intentarlo de nuevo por esta línea, pero acabó desistiendo al poco tiempo y propuso a Somma adentrarse en Shakespeare y su "King Lear". Durante dos años, cruzaron correspondencia preparando un libreto sobre este gigante teatral, de uno de los autores favoritos de Verdi.

Pero lo cierto es que Antonio Somma estaba muy verde. Al contrario que la fructífera conexión que el compositor había encontrado con Piave, el autor veneciano era un folio en blanco, y Verdi casi tuvo que enseñarle paso a paso la redacción de un libreto operístico. Mal que bien, dos años después, poco antes de que "Les Vêpres Siciliennes" se estrenara en París, músico y escritor ya tenían un texto cerrado y un teatro donde estrenar (San Carlo, Nápoles).

Un año más tarde, el gerente del coso napolitano ofreció un contrato a Verdi para una nueva ópera, y éste puso encima de la mesa el Lear. Diversas razones llevaron al compositor a retrasar la firma del acuerdo, y ello le permitió en ese tiempo afrontar el "Simon Boccanegra". Entretanto, carta va carta viene con Vincenzo Torelli, el responsable del San Carlo, con el que negociaba el reparto necesario para la versión operística de la pieza shakesperiana. Serían tres protagonistas: un barítono, una soprano y una contralto. Las negociaciones nunca llegaron a buen puerto.

Por si acaso, y mientras Verdi trabajaba con Piave en el Simon, encargó en 1855 a Somma un "plan B", una ópera amable en la onda de "Linda di Chamounix" o "La Sonnambula", un drama simple y convencional pero que no imitase a ninguno de los dos títulos citados como ejemplo. Como era de esperar, el veneciano fracasó en la encomienda hecha por el maestro de Busseto. En septiembre de ese año, al San Carlo le entran las prisas y reclama finalmente el Lear, para el que dicen haber encontrado un reparto idóneo. Verdi cambió de opinión, y ni Shakespeare ni Victor Hugo le interesaban entonces. Andaba envuelto en la traducción y primer esbozo musical de una pieza española, "El Tesorero del Rey don Pedro" (acabaría abandonando por excesiva complejidad), y adaptando un drama francés previamente representado veinte años antes, "Gustavo III di Svezia". "Es vasto y grandioso, pero tiene demasiadas cosas convencionales como otras tantas óperas, algo que nunca me gustó y ahora encuentro intolerable", escribió a Torelli.

Incluso llegó a proponer un revival de "Aroldo", el Boccanegra o una revisión de "La Battaglia di Legnano", pero el San Carlo quería un estreno. No tenía tiempo para más, y para bien o para mal, Verdi tuvo que adaptar el "Gustavo III". Ya tenía historia.

_________________
"El Verdiano tiene tranquilidad, aplomo. Todo a su alrededor, en cambio, son arenas con las que el mar juega, excepto el teutón innombrable aquel, que es una especie de risco inaccesible, en el que nunca crecerá la hierba ni hollará pié humano."


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Jun 2010 20:58 
Desconectado
Tom Doniphon
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Jun 2007 16:29
Mensajes: 5188
Ubicación: En un lugar adyecto, aberrante y finisecular
En una de esas cartas, Verdi ya comentaba la intención de crear, con el Ballo, una drama "cerrado", "redondo", en el que no hubiese una sucesión de "números" sueltos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Junio 2010 - 2. Un Ballo in Maschera: Origen
NotaPublicado: 09 Jun 2010 22:30 
Desconectado
Spinete
Avatar de Usuario

Registrado: 21 Nov 2007 22:01
Mensajes: 12663
Ubicación: Zaragoza
mitchum escribió:
En primer lugar, pedir disculpas por el retraso. Dado que julio parece desierto, solicitaré en su momento a la Moderación una autorización para extenderme en el tiempo por si me faltara algo por contar.


No es asunto de la Moderación. Es cuestión de que se ponga de acuerdo con el siguiente ponente en los turnos de la ópera del mes. En todo caso, ya sabe que puede seguir ampliando su presentación en cualquier momento una vez acabado el tiempo estricto de su turno, o sea, de su mes. Simplemente, llegado ese momento, los hilos dejarán de figurar como post-it.

Resumiendo: que no necesita ningún permiso especial. ;-)


Sobre el proyecto de Verdi con este Ballo, siempre he creído que la obra es uno de sus trabajos más logrados por lo que se refiere a una cosa: teatralidad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 11 Jun 2010 13:39 
Desconectado
Vaquero
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Ene 2009 12:13
Mensajes: 10026
Ubicación: En el ambigú
2. La composición del Ballo

Lo cierto es que no eran menores los problemas que se le planteaban a Verdi con la adaptación del "Gustavo III". Buscaba algo novedoso, algo innovador, y acabó de bruces en una relectura de una historia previamente llevada por hasta tres compositores a escena. Por su fuese poco, el trasfondo de la trama tampoco eran tan antiguo, ya que se basa en hechos reales ocurridos en 1792, cuando el rey sueco Gustavo III (un déspota en toda regla) fue asesinado en un baile de máscaras por un miembro de la corte, un tal Ankarstrom. El autor de la pieza teatral, Eugene Scribe, optó por darle al conspirador una motivación pasional: el rey se acostaba con su señora y él vengó la afrenta. La trama original ya recogía buena parte del libreto verdiano: Ankarstrom era confidente del regente, aparece una adivina que predice el desenlace fatal, el esposo descubre el ultraje al desenmascarar a su mujer delante de los conspiradores que querían asesinar al rey...

Ya algún forero ha comentado una de las características de la obra de Scribe: la teatralidad. Los llamados "coups de théâtre" se suceden en un argumento con suspense y que prima ésto al retrato pscológico de los personajes. Inicialmente, fue escrita para Auber, que la estrenó como Grand Opera en Paris en 1833, un cuarto de siglo antes que Verdi. Cinco actos y diversos ballets para una obra que se prolongaba hasta casi las tres horas. No gozó de un gran éxito, aunque se mantuvo en los teatros en los años siguientes. La muerte impidió que Vincenzo Bellini afrontara su propia adaptación de la pieza, aunque no entraba en sus planes asesinar al rey. Otros dos compositores italianos sí aprovecharon la obra de Scribe: Vincenzo Gabussi en "Clemenza di Valois" (1941) y Mercadante en "Il Reggente" (1843). Dejaré que EMarty abunde en este capítulo de los otros Ballos.

Pese a todos estos antecedentes, Verdi se mostraba confiado en lograr un resultado distinto y que, este sí, fuera un éxito. Así se lo transmitía Somma, que no rechazaba el reto de hacer su propia adaptación, aunque sus miedos llegaron a traicionarle y pedirle al compositor que pudiera firmar el libreto con seudónimo, para sentirse más libre. Músico y letrista intercambiaron correspondencia de forma intensa, ya que el primero casi dictó al segundo cómo hacer su trabajo, corrigiendo las lógicas imprecisiones de un libretista novato. El San Carlo napolitano tampoco puso trabas a rehacer un argumento previamente utilizado con la citada profusión.

Los desencuentros entre Somma y Verdi serían menores comparados con el verdadero problema con el que tropezó "Un Ballo in Maschera": la censura. Torelli, el gerente del San Carlo, ya advirtió al de Busseto de la necesidad de trasladar el contexto geográfico de la trama, algo que el compositor ya había hablado previamente con su libretista. Verdi mostraba su desencanto al tener que abandonar la corte sueca, que le permitía desarrollar musicalmente una pompa y un boato muy de su gusto. La censura replicó tal y como se la esperaba, con siete exigencias:

- el protagonista no sería un rey sino un duque
- la acción sería en una época pre-cristiana, donde se creyese en los espíritus y maleficios
- valdría cualquier país septentrional salvo Noruega y Suecia
- el amor del héroe debe ser noble y marcado por el remordimiento
- los conspiradores deben odiar al duque por motivos hereditarios como usurpación de propiedades
- la fiesta debe reproducir las vestimentas de la época en que se sitúe la historia
- nada de armas de fuego

_________________
"El Verdiano tiene tranquilidad, aplomo. Todo a su alrededor, en cambio, son arenas con las que el mar juega, excepto el teutón innombrable aquel, que es una especie de risco inaccesible, en el que nunca crecerá la hierba ni hollará pié humano."


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 11 Jun 2010 14:14 
Desconectado
Vaquero
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Ene 2009 12:13
Mensajes: 10026
Ubicación: En el ambigú
Somma comenzó a buscar alternativas. Se le ocurrió el ducado de Pomerania, en Prusia, siglo XII. Estocolmo sería Stettin, Gustave sería Ermanno, Ankastrom sería un conde, y se eliminarían algo del decorado cortesano del primer acto. Verdi no lo veía claro. Si pretendía dibujar un monarca despótico, refinado a la par que inmoral, no le valía una época tan oscura como el Medievo. Aun así, En enero de 1958, Verdi le presenta a la censura napolitana el libreto completo de una ópera que, entonces, iba a llamarse "Una Vendetta in Domino". Se situaba en Pomerania, pero en el siglo XVII; el duque sufría los suficientes remordimientos por sus conquistas; los conspiradores hacían referencias al origen de su odio; y el asesinato se cometía con un puñal.

Todo se iría por el sumidero cuando Felice Orsini fracasó en su intento de asesinar al rey Napoleon III, y las noticias llegaron hasta Italia. Los censores acordaron que la reescritura se haría en connivencia con las instrucciones del jefe de la Policía napolitana, y plantearon nuevas modificaciones a Verdi, que, desesperado, se las comunicó a Soma:

- el protagonista no será un soberano, sino un simple lord
- cambiar la figura de la esposa por la de una hermana
- modificar la escena de la bruja, transfiriéndola a un tiempo donde estas prácticas fuesen creíbles
- nada de danzas y bailes
- el asesinato se producirá fuera de escena
- eliminar la escena donde se sortea quién será el que ajusticie al protagonista

"Como imaginarás, estos cambios son bastante inaceptables, no hay ópera, no nos pagarán el adelanto pactado, el gobierno no nos dará la subvención, y la gerencia amenaza con demandarnos a todos y me exigen una indemnización de 50.000 ducados!", escribió Verdi a Somma. Los responsables del San Carlo trasladaron algunas alternativas, como cambiar el título a "Adelia degli Adimari", y situar la historia en la Florencia del cuatroccento, dentro de unas disputas entre las familias Guelfi y Ghibelline. De la "Vendetta in Domino" inicial, que consistía en 884 líneas, el teatro sugería cambiar 297. Verdi se negó a repetir las mutilaciones a las que sometió su Rigoletto y así lo hizo saber a Torelli. Teatro y autor rompieron relaciones y el contrato, y se lanzaron a una batalla legal.

Al final llegaron a un acuerdo. El teatro retiraba los cargos si Verdi se comprometia a otra ópera para el otoño. Se barajó retomar el inacabado Lear shakesperiano, pero al final todo quedó en una reposición del Boccanegra con el reparto llamado a cantar la "Vendetta". El de Busseto ni mucho menos desechó esta ópera, y se lanzó a buscar otro teatro, otra ciudad, donde la censura no le pusiera obstáculos para su estreno. Milán se ofreció para su representación, pero el compositor tenía cierta querencia por Roma. Incluso en la capital italiana habría de pasar por cierta censura, algo que habría esquivado en la ciudad piamontesa, y que Somma no entendía. Si se volvía a tocar el libreto por capricho de la superioridad gubernamental, exigía que su nombre se retirase.

_________________
"El Verdiano tiene tranquilidad, aplomo. Todo a su alrededor, en cambio, son arenas con las que el mar juega, excepto el teutón innombrable aquel, que es una especie de risco inaccesible, en el que nunca crecerá la hierba ni hollará pié humano."


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 11 Jun 2010 14:15 
Desconectado
Vaquero
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Ene 2009 12:13
Mensajes: 10026
Ubicación: En el ambigú
Lo cierto es que la censura romana se mostró algo más dúctil de lo inicialmente temido. Su principal demanda fue que la historia no se desarrollara en Europa, le valía Norte América, y permitiría el grueso de las situaciones y giros dramáticos de la ópera, aquellos que Verdi bajo ningún concepto quería modificar sin violar el espíritu de su obra. Gustave sería Riccardo, Conte di Varvich, y se situaría en Boston. Más problemas tuvo, aparentemente, para completar el reparto del estreno, ya que el Teatro Apollo de Roma, cuyo gerente, Javocacci, era amigo desde el éxito de "Il Trovatore" en sus tablas seis años antes, no disponía de la holgura económica que el Teatro Real San Carlo de Nápoles. Finalmente, el reparto del estreno fue el siguiente:

RICCARDO Gaetano Fraschini
RENATO Leone Giraldoni
AMELIA Eugenia Julienne-Dejean
ULRICA Zelina Sbriscia
OSCAR Pamela Scotti

Verdi repitió el éxito de público, no así el de crítica, que se lanzó a su cuello por caer bajo "ultramontanas influencias" y acometer crímenes tales como eliminar las cabalettas de solo o tener un libreto que era "una profanación en verso".

(continuará)

_________________
"El Verdiano tiene tranquilidad, aplomo. Todo a su alrededor, en cambio, son arenas con las que el mar juega, excepto el teutón innombrable aquel, que es una especie de risco inaccesible, en el que nunca crecerá la hierba ni hollará pié humano."


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com