Fecha actual 15 Dic 2019 16:35

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: ene-05_IL BARBIERE DI SIVIGLIA - historia y mitos
NotaPublicado: 09 Ene 2005 6:37 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 23:00
Mensajes: 1042
Ubicación: Santiago de Chile
IL BARBIERE DI SIVIGLIA
-historia y mitos-

En 1815, Domenico Barbaja, empresario Napolitano, contrató a un músico de 23 años, nativo de Pésaro, para dirigir dos obras musicales en Nápoles, y escribir una opera cada año. Estas exigencias parecen demasiado para alguien tan joven, pero Gioachino Rossini ya tenía un largo historial de composiciones (más de una docena de óperas) y se estaba convirtiendo rápidamente en uno de los compositores más conocidos de Italia.
Imagen
*Rossini durante su juventud*

Su primer trabajo para Nápoles, fue una pieza histórica: “Elisabetta, Regina d´Inghilterra”. Esta obra despertó gran interés, tanto que luego el compositor fue invitado a Roma en 1815 por el Duque Francesco Sforza-Cesarini, administrador del Teatro di Torre Argentina, para producir dos nuevas óperas en esa ciudad. La primera fue una ópera seria: “Torvaldo e Dorliska”, que fue un fracaso total en su estreno, el 26 de diciembre.
Imagen
*Teatro Argentina de Roma*

La segunda producción tenía que representarse en febrero, y el tema ni siquiera había sido elegido. Se dice que el tema de Figaro se escogió porque era un tema ya muy popular, y podría fácilmente convertirse en una ópera. Jacopo Ferreti (quien luego sería el libretista de “La Cenerentola”) fue seleccionado para hacer el libreto. Pero su obra –un drama sentimental envuelto en el típico triángulo amoroso- decepcionó a Rossini. El compositor llamó a Cesare Sterbini, un libretista menos experimentado, pero con quien acababa de trabajar en “Torvaldo e Dorliska”. Fue entonces Sterbini quien hizo el libreto, y Rossini luego escribió la música en dos semanas.

Rossini estaba consciente que el público conocía ya los personajes, gracias tanto a las obras de Beaumarchais, como a la ópera de Mozart, así como a seis otras óperas del Barbero, de otros compositores. El más famoso de ellos, Giovanni Paisiello, escribió su barbero en 1782, en San Petersburgo, donde el compositor estaba trabajando invitado por Catalina la Grande. La obra fue favorita del público, y permaneció así por los siguientes treinta y cuatro años. El estreno de la versión de Rossini, el 20 de febrero de 1816, fue uno de los más grandes fiascos de la historia de la ópera. Paisiello, de setenta y cinco años, era el gran compositor italiano de la época, y su “barbero” era muy apreciado. Rossini tomó una precaución extra (vaya paradoja) y escribió al venerado compositor explicándole que su intención no era competir con su obra.
Imagen
*Giovanni Paisiello*

Paisiello no tuvo objeciones, y aún así, Rossini y Sterbini escribieron una nota dirigida al público, en el libreto publicado, manifestando el profundo respeto que tenían por Paisiello, y que la intención no era otra que actualizar el tema a los gustos modernos. Incluso cambiaron de nombre a la ópera por “Almaviva, o sia l´inutile percauzione”.
Pero la verdad, es que la ópera de Rossini, resultó una obra mucho más satisfactoria a nivel global, que la precedente. La ópera de Paisiello capturaba la elegancia cortesana del siglo XVIII, su música se adhería al estilo clásico, y su texto no denotaba el verdadero tono impertinente de la obra de Beaumarchais. A pesar de que Rossini también bajó de tono algunas de las connotaciones políticas, su ópera sí tiene un aire rebelde y exuberante, más acorde con espíritu de la obra original. Un ejemplo de esa diferencia, la notamos en la arietta de Bártolo, en el segundo acto (quando mi sei vicina), una pieza más al estilo de Paisiello, un poco para subrayar la edad avanzada del tutor.
Imagen

Rossini trabajó rápidamente, y bajo estrés; por eso no es extraño algún “préstamo” de sus otras obras, por ejemplo: la música del temporal tomada de “La pietra del paragone”, motivos para el aria del primer acto de Rosina, tomados de “Elisabetta..”. La obertura es un tema aparte. Aparentemente había una pieza original para esta ópera, basada en canciones populares españolas, pero la partitura desapareció en un viaje entre Roma y Bologna. Rossini, en vez de recrearla, o escribir otra, simplemente la reemplazó por la obertura de su reciente “Elisabetta..” (que había tomado antes ya, de “Aureliano in Palmira” :roll: ). Esta es la obertura popular, que se conoce actualmente.

Sobre la noche del estreno, nadie sabe con certeza qué fue lo que realmente pasó. Se habla de puertas de trampa abiertas en el escenario, narices sangrantes, gatos negros en plena obra, gente gritando y silbando (las audiencias romanas no eran muy dóciles que se diga), etc. Todas estas incidencias fueron causadas, aparentemente, por los seguidores de Paisiello, que vinieron preparados para odiar la obra de Rossini, haciendo todo lo que pudieron por sabotear el estreno. Uno de los biógrafos de Rossini, H. Sutherland Edwards, reportó que la orquesta estaba compuesta por “muchos músicos displicentes, muchos de los cuales eran trabajadores y bodegueros contratados durante el día”. El tenor, Manuel García, tenía que acompañarse con la guitarra en una serenata, pero el instrumento estaba terriblemente desafinado, cuando empezó a tocarlo en escena. Encima, a media canción, una de las cuerdas reventó, causando la risa general.
Imagen

El hecho de colocar el aria de Rosina (una voce poco fa), varios minutos luego de su primera aparición en escena, tampoco fue bien recibido por el público, que esperaba una gran aria de lucimiento, para la primera vez que la prima donna apareciera en escena. Finalizado el primer acto, Rossini aplaudió a sus cantantes por la perseverancia (aunque casi nadie en el público escuchó nada), pero el público tomó este gesto como una forma de decir “no me interesa lo que ustedes piensen” de parte del compositor. El segundo acto no marchó mucho mejor.

No nos extrañemos al enterarnos que para la segunda función, Rossini fingiera enfermedad (el contrato lo obligaba a dirigir las primeras tres representaciones). Ya sin revoltosos, la música pudo ser escuchada por el público, que inmediatamente gustó de la obra maestra rossiniana, haciéndola su favorita. El público fue al hotel de Rossini, a mostrarle su aprecio, pero cuando el compositor se negó a salir, empezaron las protestas y el caos. Qué público difícil, los romanos de esa época.
Imagen

El tiempo ha hecho de “El Barbero de Sevilla” un clásico del repertorio operístico a nivel mundial, es un título que nunca ha sido dejado de lado por los teatros del mundo (incluso en los tiempos en que Rossini estuvo más que olvidado, el Barbero se mantuvo), y es un paradigma de la ópera cómica. Verdi dijo del Barbero, que era la mejor ópera buffa jamás escrita. Y quién soy yo para contradecirlo… :wink:

_________________
der hölle rache kocht in meinem herzen!!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 09 Ene 2005 7:48 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Mar 2004 23:00
Mensajes: 1042
Ubicación: Santiago de Chile
IL BARBIERE DI SIVIGLIA
-estreno-

Imagen
*afiche del estreno*

Estreno Mundial
Roma, Teatro Argentina, 20 de febrero de 1816

Intérpretes
Almaviva: Manuel Garcia
Bartolo: Bartolomeo Botticelli
Rosina: Gertrude Righetti Giorgi
Figaro: Luigi Zamboni
Basilio: Zenobio Vittarelli
Berta: Elisabetta Loyselet
Fiorello: Paolo Biagelli

_________________
der hölle rache kocht in meinem herzen!!!


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 2 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com